El Padre David y la fauna del Celeste Imperio

Querida hija:

El padre lazarista Armand David (1826 - 1900) está considerado como uno de los principales naturalistas de todos los tiempos. Este religioso francés fue enviado a China en un momento en el que nada se sabía sobre su fauna e inició exploraciones por todo el país en busca de los más notables ejemplares para su estudio en Europa. Descubrió numerosas especies animales y vegetales, y ha pasado a la Historia sobre todo como el descubridor del oso panda y del ciervo que lleva su nombre: el ciervo del Padre David. Hoy voy a hablarte sobre su vida y sus descubrimientos.

El Padre David, en vestimenta china

Orígenes de un religioso naturalista

Armand David nació el 7 de septiembre de 1826 en la localidad vasco-francesa de Ezpeleta (en francés Espelette), cerca de Dax. Su padre, Fructueux, era el médico y el alcalde y un apasionado de lo que hoy llamaríamos trekking y de la Historia Natural de la región. Todo ello le fue inculcado al jove Armand, quien aprendió a amar e interesarse por la Naturaleza a través de las largas caminatas con su padre por las montañas pirenaicas.

También aprendió de su padre muchos conocimientos médicos útiles, que pondría en práctica en sus viajes por China para curarse a sí mismo y también a otros. Pronto el joven Armand expresó su deseo de ser religioso y ser enviado a las misiones y, con este propósito, en 1848 entra en el Seminario Interno de la Congregación de la Misión (los Lazaristas) en París. Sin embargo, en atención a sus conocimientos en Ciencias Naturales, en lugar de ser enviado a algún país lejano a evangelizar, es enviado al Colegio Lazarista de Savona, Italia, para enseñar Ciencias Naturales. Durante este tiempo en Italia y junto a sus superiores, reunió una notable colección de Historia Natural y aprendió taxidermia. Hace sus votos en 1850 y recibe las órdenes menores en París, en 1851.

Vista aérea de Ezpeleta

En el año 1860, David se había labrado ya una sólida reputación en su Órden como científico, naturalista y religioso. Al Gobierno francés le interesaba ampliar su influencia en China a raíz de la Convención de Pekín (de la que te hablaré más adelante), mediante la fundación de colegios regentados por sus religiosos, y como David había expresado su deseo de ser enviado a China, finalmente es comisionado para establecer un Colegio en China.

En París, antes de su partida, es introducido en la comunidad académica que trabaja con China, y ven en David un excelente medio para adquirir conocimientos sobre la Historia Natural de China, prácticamente desconocida para los europeos de la época. Particularmente interesado fue el Director del Museo de Historia Natural, el zoólogo Henri Milne-Edwards, quien había solicitado la colaboración de los misioneros enviados a China para mandarle especímenes que estudiar. La colaboración entre Edwards y David sería uno de los motores del descubrimiento de la fauna China.

Finalmente, el 20 de Febrero de 1862 parte de Toulon en el Descartes rumbo a Alejandría y, tras transbordar por tierra hasta el Mar Rojo, en el Japon inicia el viaje de cinco meses hasta China, adonde llega en Julio de 1862.

La China que encontró el Padre David.

En 1862, China se encontraba en un estado de postración. A finales del siglo XVIII, la China de la Dinastía Qing (conocida en Occidente como Manchú) había alcanzado la cima de su poder y esplendor, pero pronto cayó víctima de la corrupción y la autocomplacencia. En su aislamiento, China había ignorado el ascenso de las dinámicas y ambiciosas potencias occidentales, fundamentalmente el Reino Unido, Francia, Holanda y Rusia, que pronto llamarían a su puerta en busca de equilibrar una balanza comercial fuertemente favorable a China. Sencillamente, Occidente no tenía nada que pudiera interesar a los chinos.

La destrucción de un cargamento de opio desató la guerra en 1839

Entonces, holandeses primero y británicos después encontraron la solución en el tráfico de opio. Este infame comercio inclinó la balanza comercial hacia Occidente, a cambio de minar la salud del pueblo chino. Cuando el Emperador chino se rebeló contra esta situación, Gran Bretaña respondió con la Guerra del Opio (1839 - 1842). La derrota china fue total. Por el Tratado de Nankín, el tráfico de opio quedaba legalizado, y se abrían a Occidente varios puertos para el comercio. Además, se permitía el establecimiento de misioneros occidentales y el estatus de los europeos en China pasaba a ser regulado por leyes occidentales, y no por las leyes chinas. La humillación fue total.

Poco a poco, las potencias europeas iban arrebatando a China lo que le quedaba de dignidad e independencia. En 1850 se produce la gravísima Revuelta Taiping contra la ineficacia y corrupción del Gobierno Imperial. Liderada, por cierto, por un converso al cristianismo, la Revolución Taiping cubrirá China de sangre en una terrible guerra civil que durará hasta 1864. Gran Bretaña y Francia aprovecharán el momento de debilidad chino para ampliar sus privilegios: es la Segunda Guerra del Opio (1856 - 1860), que terminará con la Convención de Pekín (1860), por la que se otorga a los misioneros cristianos libertad de movimiento por todo el Imperio Chino, amén de forzar la apertura de Pekín a los europeos, además de más puertos para comerciar.

Rutas del tráfico de opio hacia China

China, agotada y humillada, cayó en un estado de dominio semi-colonial. Esa fue la China que se encontró el Padre David: una China que desconfiaba de los misioneros por considerarlos agentes occidentales que sólo buscaban espiar y asegurar el dominio occidental sobre el otrora floreciente Imperio.

Tierras amarillas y ríos errantes. Sus viajes por China y sus descubrimientos.

Inicialmente, David fue destinado a enseñar Historia Natural en el Colegio que los Lazaristas tenían en su complejo de edificios, el Peitang, en Pekín. Pero como bien saben todos los aficionados a la Naturaleza y, espero, como te pasará también a ti, cuando tienes dentro el virus del naturalismo no hay fuerza humana ni divina que te detenga. El Padre David empezó a explorar los alrededores de Pekín con la excusa de aprender el idioma. En 1862 visitó la misión Lazarista de Kalgan, y en 1863 viajó a Jehol. Empieza a enviar especímenes zoológicos y botánicos a Francia así como a alimentar un Museo local. Sus notas y observaciones nos lo presentan como un verdadero científico, y no como un mero recolector de especímenes.

Viajes del Padre David en China

Las autoridades francesas se dieron cuenta de que no podían permitirse el lujo de tener encerrado a David en un colegio, enseñando. Era demasiado valioso para emprender exploraciones científicas y finalmente llegan a un acuerdo con la Orden para que David deje el colegio y recibe un nombramiento oficial, así como financiación, para viajar por China para estudiar su Historia Natural.

Básicamente emprendió tres grandes viajes por China:

1-Viaje a la Mongolia Interior, entre marzo y octubre de 1866.
2-Viaje por China Central, Qinghai (Tibet Oriental) y Sichuan, entre mayo de 1868 y junio de 1870
3-Viaje por los montes Qinling (Shaanxi), Hubei, Jiangxi, Fujian y Zhejiang, finalizando en Shanghai, entre octubre de 1872 y abril de 1874.

Durante sus exploraciones, David descubre doscientas especies de animales, 63 de los cuales eran desconocidos para la ciencia europea de la época. En total, envía a Francia 2.919 especímenes de plantas, 9.569 de insectos, crustáceos y arácnidos, 1.332 de aves y 595 de mamíferos.  Todo un fenómeno.

No es posible hablarte aquí de todas las especies que descubrió, pero sí te hablaré de las más notables. Y empezaré por su primer gran descubrimiento, hecho en Pekín antes siquiera de ponerse en marcha: el milú.

El ciervo del Padre David o milú (Elaphurus davidianus)

En 1865 el Padre David visitó el Parque Imperial de Hai-Tzu, a poca distancia al Sur de Pekín. Vio entonces una manada de 120 ciervos de un tipo que no se había visto jamás antes. Pero era difícil investigarlo ya que, al ser una propiedad imperial, estaba prohibido penetrar más allá de sus muros so pena de muerte. Descubrió, no obstante, una brecha en el muro por la que pudo asomarse y ver más detenidamente a los asombrosos ciervos...tenían un aspecto vacuno, con un rostro alargado y estrecho, y una cornamenta ramificada como cualquier otro ciervo.

Ni corto ni perezoso, David se ganó a los guardas tártaros del Parque y, previo soborno, consiguió hacerse con huesos del desconocido ciervo, que pudo enviar al Museo. Era enero de 1866 y pudo averiguar que los chinos llamaban a este ciervo mi-lu seu-pu-siang, que significa "los cuatro caracteres que no encajan", porque tenía "los cuernos de un ciervo, el cuello de un camello, los pies de una vaca y el rabo de un asno". En marzo de 1866 pudo hacerse con tres ejemplares vivos y enviarlos a París.

Ciervo del Padre David

Probablemente David no lo sabía entonces, pero el milú (que luego sería bautizado como "ciervo del Padre David"), ya estaba extinguido en estado salvaje, y sólo sobrevivía esta población en semi-libertad. Ya en 1872 David se preguntaba el por qué los chinos estaban deforestando su país a marchas forzadas. Llegó a la conclusión de que el campesino chino tenía un temor reverenciar a las fieras salvajes y, cuando el bosque desaparecía, las fieras se iban también. Y no sólo las fieras sino también animales como el milú.

En 1895 una inundación mató a la mayoría de la manada del Parque Imperial, y los pocos que quedaron vivos fueron seguramente matados para ser comidos durante la Rebelión de los Boxer en el verano de 1900. David nunca fue consciente de que los ejemplares que envió a París salvaron a la especie, y fueron los antecesores de manadas que se establecerían en varios países de Occidente, como la famosa manada de Woburn Abbey, fundada por el Duque de Bedford.

Sellos de correos chinos representando el ciervo del Padre David

El mundo rodó y China cambió. Tras la turbulenta República y la subsiguiente Guerra Civil, tras la proclamación de la República Popular y las convulsiones del maoísmo, no fue hasta 1985 cuando una China de nuevo poderosa y temida se planteó la reintroducción de su "ciervo exiliado". Originalmente, el ciervo del Padre David era un animal semiacuático, originario de la cuenca del río Yangtsé que, como recordarás cuando te hablé de su fauna, integraba un intrincado sistema de pantanos, lagos y cursos de agua que comunicaba todo el sistema.

Finalmente, entre 1985 y 1987, ejemplares procedentes de Woburn Abbey fueron enviados a China para construir un primer núcleo controlado que alcanzaría los 2.000 ejemplares en 2005. Poco a poco fueron siendo distribuidos por diversas Reservas Naturales y, en 2016, en su patria original Del Río Yangtsé en un entorno sin vallado alguno. Quién le iba a decir al Padre David que iba a salvar a una especie el día que sobornó a los guardas tártaros del Parque Imperial.

El oso panda (Ursus melanoleucus)

Junto con el afortunado ciervo, el descubrimiento del panda trajo fama mundial al Padre David. En la primavera de 1869, el Padre se hallaba explorando una región remota de la provincia de Sichuan. Tan remota era, que ni siquiera la autoridad imperial llegaba allí, dado que existían varios "principados" independientes de facto. Por aquella región no eran infrecuentes los rumores de la existencia de un "oso blanco". Estos rumores eran normalmente despreciados por los científicos occidentales dada la latitud subtropical de los bosques montañosos de Sichuan.

Sin embargo, en abril de 1869, mientras David se hallaba en El Valle de Dengchi, en las montañas al Oeste de Chengdu, sus cazadores le trajeron el cuerpo de un joven oso de color blanco y negro. Un mes más tarde pudo observar un oso adulto y constató que el diseño del pelaje era el mismo que en el ejemplar joven. Observó también su alimentación, exclusivamente de brotes de bambú. La especie será descrita oficialmente en 1870 por Milne-Edwards. Lo más interesante es que David asignó inequívocamente al panda al género Ursus, pues le parecía evidente que se trataba de una nueva especie de oso.

Oso panda

Pero con los años, los especialistas apreciaron ciertas características en el cráneo del panda que les recordaba más a los Prociónidos, y lo asignaron a dicha familia con el género Ailuropoda. No ha sido hasta hace pocos años cuando los modernos estudios moleculares han devuelto al panda su verdadera naturaleza: un Úrsido. Las diferencias observadas en su cráneo eran debidas a su especialización en su alimentación de bambú.

Si bien el oso panda no se extinguió en estado salvaje, sí se ha convertido en un animal muy raro. Pero también ha sido un animal afortunado porque se ha convertido en un símbolo mundial de la Conservación de la fauna, y las autoridades chinas lo han adoptado también como símbolo nacional. Por eso, está estrictamente protegido y monitorizado, y se ha establecido un Centro de Cría en Cautividad que, al menos de momento, aleja el peligro de su extinción.

El langur chato dorado (Rhinopithecus roxellanae)

El oso panda no sería la única sorpresa que la fauna de Sichuan reservaba a nuestro intrépido religioso. El langur chato dorado sería la siguiente. Es la primera de las tres especies de monos chinos de nariz chata descubiertas, y fue toda una revelación para los zoólogos puesto que hasta entonces no se conocían los llamados "monos de las nieves". Se trata de monos que viven a elevadas altitudes: en los bosques situados entre 1.500 y 3.400 metros en las montañas de Sichuan, Gansú, Shaanxi y Hebei, donde hoy se han reconocido tres subespecies: R. r. roxellanae, R. r. qinlingensis y R. r. hubeiensis.

Langur chato dorado

Sus principales características son una nariz muy chata para evitar congelaciones en el duro clima invernal de estas montañas, y una sedosa y gruesa piel dorada que lo abriga bien. De hecho, los habitantes locales cazaban estos monos para hacerse con sus pieles, y fue a través de estas pieles como el Padre David conoció la especie. Desgraciadamente, las pieles que el Padre envió a París están hoy perdidas.

Son monos sociales, que viven en grupos familiares de 5-10 miembros hasta grandes bandas de 600 integrantes. Su alimentación es vegetariana.

La salamandra gigante china (Andrias davidianus)

Entre diciembre de 1869 y enero de 1870, en la meseta de Qinghai, David descubre la mayor salamandra del mundo: la salamandra gigante china. Se trata de una de las tres únicas especies de salamandras gigantes sobrevivientes en la actualidad, todas integrantes de la familia Cryptobranchidae: las salamandras gigantes de China y de Japón, y la salamandra gigante norteamericana.

Salamandra gigante china

Puede alcanzar el 1,80 de longitud y los 50 kilos de peso pero lo normal es que mida en torno de los 115 cm y pese entre 25 y 35 kg. Es un depredador fluvial que se alimenta tanto de vertebrados como de invertebrados, y vive en poblaciones hoy muy fragmentadas en China Central, Sudoccidental y Meridional. Su población ha declinado mucho desde 1950 debido a la sobrecaza, pero existen muchas infraestructuras para su cría en cautividad. Actualmente la IUCN la considera "En Peligro Critico".

Faisán monal chino (Lophophorus lhuysii)

China tiene una riqueza extraordinaria en faisanes, nada menos que 165 especies. El faisán monal, también llamado lofóforo chino o monal coliverde , está muy restringido en las montañas de China Central. Como la mayoría de los faisanes, su plumaje es iridiscente y espectacular, en tonos turquesa, verde y azulado. Está clasificado como "Vulnerable" por IUCN y su futuro no está nada claro debido a su hábitat restringido y a la caza ilegal.

Faisán monal chino

Murciélago del Padre David (Myotis davidii)

Este murciélago es endémico de China, donde puede encontrarse en las provincias de Pekín, Hebei, Shaanxi y Hubei.  Se sabe muy poco sobre él, salvo que antes se le consideraba una subespecie de Myotis mystacina.

Murciélago del Padre David

Búho del Padre David o cárabo del Sichuan (Strix davidi)

Este búho vive en las regiones de Sichuan y Qinghai, pero actualmente se discute si se trata de una especie propia o una subespecie del más boreal cárabo del Ural (Strix uralensis). El canto es igual que el cárabo del Ural, pero morfológicamente difieren, seguramente debido a su aislamiento geográfico con respecto a aquél.

Cárabo de Sichuan (James Eaton)

Ardilla de roca del Padre David (Sciurotamias davidianus)

Es una ardilla terrera endémica de China, donde ocupa hábitats rocosos (picos montañosos, acantilados o cortados, etc) en un arco que va desde Pekín hasta Yunnan. Actualmente no se encuentra en peligro y, en determinadas áreas, vive en elevadas densidades. Su color es verde oliva con unas características "gafas" más pálidas alrededor de los ojos. Nidifica en las grietas entre las rocas y se alimenta de semillas. Esta ardilla no hiberna.

Ardilla del Padre David

Topillo del Padre David (Eothenomys melanogaster)

Este topillo vive en las regiones montañosas del Sur de China: Sichuan, Yunnan, Zhejiang y también en la Isla de Taiwan, amén de Birmania y Tailandia. Es un especialista montano, pues se encuentra hasta los 3.000 metros de altitud. Es un caso de estudio muy interesante para clarificar aspectos paleoclimáticos y paleogeográficos, debido a su distribución disjunta en el Sur de China, donde forma cuatro poblaciones separadas geográficamente entre sí.

Topillo del Padre David

Gorrión de David (Pyrgilauda davidiana)

Este gorrión se caracteriza por su "máscara" de color negro, que se prolonga un poco en el pecho. Vive en el Norte de China, en Mongolia y en Siberia, donde ocupa hábitats herbáceos, tanto en ambientes desérticos como en humedales, entre los 1.000 y los 3.000 metros de altitud.

Gorrión del Padre David

EPÍLOGO

En 1874, David regresa definitivamente a Francia. Se instala en la Casa Madre de su Órden, en París, donde se dedica a publicar sus obras y a enseñar a seminaristas. Ya no se moverá de allí a excepción de dos viajes naturalistas: a Túnez en 1881 y a Constantinopla en 1883. Fallece el 10 de noviembre de 1900.

Seguramente, David tuvo noticia del levantamiento de los bóxer que tuvo lugar entre la primavera y el verano de 1900. La China semicolonial que él había conocido estaba empezando a sacudirse el miedo. La sociedad secreta conocida en Occidente como los bóxers, desataría una guerra contra los extranjeros en general y los misioneros en particular, culminando con el asedio al barrio de las Legaciones extranjeras, en Pekín, durante el verano de 1900, hasta que fue sofocado por tropas internacionales enviadas por las grandes potencias.

Todavía quedaban décadas para que se produjera la auténtica independencia de China, pero en lo que se refiere a David, su contribución al conocimiento faunístico de China no ha sido igualado por ningún otro naturalista en ningún otro país.

MÚSICA RECOMENDADA

Hans Zimmer: Kung Fu Panda
Dmitri Tiomkin: 55 días en Pekín

Comentarios

Entradas populares de este blog

En alas de las águilas. Las 7 águilas más poderosas del mundo.

Los Marsupiales. Los "otros" mamíferos

El Mastín Español. El perro de leyenda.