Tiburones: lo que los documentales no nos cuentan.

Querida hija:

Los cansinos y repetitivos documentales televisivos sobre tiburones nos muestran siempre la misma imagen de los escualos: criaturas sanguinarias sedientas de sangre humana, siempre objeto de acoso y persecución por parte de supuestos "biólogos" que lo único que hacen es provocarles para que muestren al telespectador su espectacular boca erizada de terroríficos dientes. Todo muy espectacular, adecuado para disparar los índices de audiencia pero muy pobre si queremos saber algo de estas fascinantes criaturas, de las que al final el espectador se queda sin saber nada. Vamos a remediar esto, aquí y ahora. Lo que los documentales no te van a contar nunca sobre los tiburones.

Tiburones del Mundo. Poster de Oopsydaisy


Naturaleza y origen de los "perros del mar"

En efecto, algunos pueblos antiguos llamaban a los tiburones "perros del mar", lo que todavía tiene como reminiscencia en los nombres de algunas especies como el tiburón perro o el marrajo del Norte, conocido entre los anglosajones como porbeagle, por la raza canina Beagle. Pero, ¿qué es exactamente un tiburón?

Los tiburones forman parte de un grupo de Vertebrados acuáticos, abrumadoramente marinos, llamados Condrictios. Aunque te hablé de ellos en la crónica en la que te explicaba por qué es inadecuado llamar "pez" a los vertebrados acuáticos que tienen branquias y aletas, te haré un pequeño resumen. Los Condrictios suelen definirse como Vertebrados acuáticos cuyo esqueleto es cartilaginoso, a diferencia de los Osteictios, los "peces" óseos, que tienen su esqueleto formado por huesos.

Pero quedarnos ahí sería muy pobre, ya que los Condrictios son criaturas profundamente diferentes de los Osteictios, y cuyas principales diferencias con ellos aparte del esqueleto, te voy a resumir aquí:

Diferencias entre Condrictios y Osteictios


-Los Condrictios son abrumadoramente marinos (los Osteictios son marinos y dulceacuícolas)

-La aleta caudal de los Condrictios es heterocerca (en los Osteictios, se dan además otros tipos de aleta caudal)

-Forma corporal aplastada dorsoventralmente (Osteictios: aplastada lateralmente)

-Boca situada bajo la cabeza (Osteictios: boca en posición anterior)

-Branquias abiertas y desprotegidas (Osteictios: protegidas por un opérculo)

-Fecundación interna, con reproducción ovípara, ovovivípara y vivípara (Osteictios: siempre ovíparos, con fecundación externa)

-Presentan espiráculos respiratorios tras los ojos (Osteictios: sin espiráculos)

-Presentan cloaca (Osteictios: sin cloaca en su mayoría)

-Sin vejiga natatoria en su mayoría (Osteictios: con vejiga natatoria en su mayoría)

Bien, es suficiente con resaltarte estas diferencias importantes (hay muchas más), pero con ellas te harás una idea de que entre un tiburón y una sardina existe la misma diferencia que entre un elefante y un cocodrilo: son criaturas profundamente diferentes, y con orígenes también diferentes. Pero entre especies de tiburones puede haber también la misma diferencia que entre un buitre leonado y un gorrión.

Dentro de los Condrictios, los tiburones ocupan la subclase Elasmobranchii, que comparten con las Rayas, y dentro de los Elasmobranquios, los tiburones modernos ocupan la subdivisión Selachii, o Selacios. Aproximadamente hay catalogadas unas 470 especies de tiburones en el mundo.

Cuadro evolutivo de los Condrictios, incluyendo los tiburones


Suele decirse que los tiburones son "fósiles vivientes" porque la anatomía básica de lo que conocemos como tiburón aparece ya conformada nada menos que en el Periodo Ordovícico (Era Paleozoica, hace entre 450 - 420 millones de años), siendo los restos más antiguos inequívocamente asignados a un tiburón correspondientes al Silúrico hace 420 millones de años.

Pero los considerados como "tiburones modernos" datan de hace aproximadamente 100 millones de años, con restos de dientes de Lamniformes del Cretácico Temprano, es decir, contemporáneos de los Dinosaurios. Por cierto, tras la famosa extinción masiva del Cretácico-Terciario, aproximadamente el 80% de los tiburones sobrevivieron a dicho evento. Al parecer, no les afectó el oscurecimiento general del planeta tras el supuesto asteroide. Qué cosas.

Precisamente los dientes más antiguos encontrados de tiburón blanco (Carcharodon carcharias) datan de la mismísima extinción de los Dinosaurios, hace entre 66 y 60 millones de años. Los tiburones entran entonces en un periodo de esplendor, desaparecidos los grandes depredadores marinos reptilianos y surgen formas gigantescas como Megalodon, del cual ya te hablé en una Crónica, y que vivió entre el Mioceno y el Plioceno.

Hija mía, estás por tanto ante criaturas muy antiguas y que han dominado los mares de todo el mundo como depredadores perfectamente adaptados a sus diferentes entornos marinos. Hasta que llegó el mono desnudo. Pero ya hablaremos de eso.

Taxonomía de los tiburones: quién es quién

Bien, vamos a profundizar aquí en la taxonomía de los tiburones. Si fuera sólo por los documentales televisivos, sólo conoceríamos un puñado de especies de tiburón: el blanco, el tigre, el toro, el ballena, el peregrino y para de contar. Vas a ver qué gran variedad de tipos y especies hay. En primer lugar, los Selacios se dividen en dos Superórdenes: Galeomorphii y Squalomorphii, cada uno de los cuales se divide en cuatro Órdenes. Tenemos, pues ocho Órdenes de tiburones. Son los siguientes:

Clasificación de los tiburones actuales


Superorden Galeomorphii:

Órden Heterodontiformes: conocidos también como "tiburones cabeza de toro". Son relativamente pequeños (metro y medio), viven en los fondos marinos y constituyen una única familia (Heterodontidae), donde se define un género, Heterodontus, y nueve especies.

Órden Orectolobiformes: conocidos como "tiburones alfombra", por el diseño de la piel de algunas de sus especies. 13 géneros y 43 especies agrupados en siete familias. Aquí se encuentra el mayor de los tiburones, el tiburón ballena (Rhyncodon typus), junto con los tiburones nodriza, los tiburones ciegos, los tiburones bambú, los curiosos wobbegong indo-pacíficos, los tiburones de collar y los tiburones cebra que, en realidad, deberían llamarse tiburones leopardo, pues su diseño es más de manchas que de listas.

Un ejemplo de wobbegong: tiburón alfombra teselado (Eucrossorhinus dasypogon), Australia y Nueva Guinea


Órden Lamniformes: con 16 especies en siete familias, y donde se encuentran algunos de los tiburones más conocidos, como el tiburón blanco, junto con otros como los tiburones zorro, el tiburón peregrino (el segundo más grande), el tiburón de boca ancha, los tiburones de arena o el tiburón cocodrilo.

Órden Carcharhiniformes: es el mayor de los órdenes de tiburones con 270 especies en ocho familias. Aquí tienes a la tintorera, el cazón, el puntas blancas, el tiburón comadreja, el tiburón barbudo, los tiburones gato, los tiburones martillo o los tiburones perro.

Superorden Squalomorphii:

Órden Hexanchiformes: pequeño y primitivo, este Órden consta de seis especies en cuatro géneros, y distribuidos en dos familias, una para los tiburones vaca y otra para los tiburones anguila.

Órden Squaliformes: el origen de este Órden puede remontarse al periodo Jurásico, y es bastante grande pues consta de 23 géneros y 126 especies, distribuidos en siete familias: quelvachos, carochos, tiburones clavo, tiburones linterna, cerdos marinos, tiburones dormilones y mielgas.

Órden Squatiniformes: también llamados tiburones ángel, de figura inconfundible muy aplanada, casi una forma intermedia entre tiburón y raya. Un único género (Squatina) con 23 especies en una única familia.

Órden Pristiophoriformes: son conocidos como tiburones sierra, que no debes confundir con los peces sierra, que son también Condrictios, pero del lado de las rayas. Se caracterizan por su largo hocico erizado de dientes. Son ocho especies en dos géneros, que forman una única familia.

Tiburón sierra de nariz larga (Pristiophorus cirratus)


Bien, ahora que ya sabes bien lo que es un tiburón, así como su posición taxonómica y sus subdivisiones, vamos a ver cómo son y cómo viven.

Anatomía, Biología y Ecología de los tiburones

Antomía

La forma de los tiburones en general varía poco entre especies: cuerpo fusiforme, muy hidrodinámico y musculoso, terminado en forma aguda. Suelen tener dos aletas dorsales, de forma triangular, su cola heterocerca tal como ya te indiqué, especialmente exagerada en algunas especies como los tiburones zorro (Alopias), y tres pares de aletas en la parte ventral: pectorales, pélvicas y anales. La diferente situación de las mismas (incluso su presencia o ausencia), así como la situación de la boca o las branquias son factores que sirven para diferenciar especies.

La variación de tamaño es enorme entre especies de tiburón: el mayor de ellos es el tiburón ballena, que también es el mayor vertebrado marino no cetáceo, con una longitud media de casi 10 metros. Si bien se han reportado muchas historias de tiburones ballena de más de 16 metros, lo cierto es que el mayor espécimen que se ha capturado tenía 12,65 m (Pakistán, 1947). En contraste, el tiburón más pequeño es el tiburón linterna enano (Etmopterus perryi), de sólo 17 cm de longitud, y que se encuentra en un área muy restringida de la costa norte de Sudamérica.

Tiburón linterna enano: el tiburón más pequeño del mundo


Las mandíbulas son características: no están unidas al cráneo, y la inferior está unida a la superior. Los dientes están distribuidos en hileras paralelas entre sí, y los dientes se van reemplazando cada 8-10 días como en una cinta transportadora: los dientes delanteros caen, y son sustituidos por la hilera siguiente. Es característica su forma triangular y con bordes aserrados, pero también hay muchos tiburones que se alimentan de moluscos y crustáceos, y cuyos dientes tienen formas aplastadas para la trituración de sus duros caparazones.

La piel de los tiburones se ha comparado a menudo con un papel de lija, pues está recubierta de minúsculas placas óseas y osículos llamados "dentículos dérmicos" que le confieren propiedades abrasivas: de hecho, la piel de tiburón se emplea en la fabricación de algunos tipos de papel de lija.

Pero lo más interesante de los tiburones son sus sentidos. Al igual que sucede con los demás Condrictios, pero a diferencia de los Osteictios, el lóbulo olfativo del cerebro está bastante desarrollado, lo que nos indica que, en los tiburones, el olfato es un sentido clave. Son depredadores que necesitan "saber" lo que pasa alrededor pero también carroñeros facultativos para los que les es muy útil poder captar el olor de carroña en descomposición. Por eso, los tiburones tienen dos fosas nasales en el hocico, cuya función es exclusivamente olfatoria, puesto que la función respiratoria la desarrollan las branquias y los opérculos.

Anatomía de un tiburón. Infografía: www.sharktrust.org

El olfato de los tiburones es tan fino, que se ha comprobado que el tiburón de puntas negras (Carcharinus melanopterus) y el gris (C. plumbeus) pueden detectar unas pocas gotas de sangre de atún en 10 millones de litros de agua.

Además, muchas especies de tiburones tienen un tapetum lucidum, en los ojos. Esto es, un "reflectante" que incrementa la visión en condiciones de aguas turbias. Es exactamente eso mismo que tienen perros, gatos o búhos y que brilla cuando les dirigimos la luz de una linterna.

Pero donde los tiburones rayan la perfección más excelsa es en su sistema denominado "línea lateral": un conjunto de electrorreceptores y quimiorreceptores que se sitúa a lo largo de los costados del animal y en su cabeza. Es cierto que la línea lateral no es exclusiva de los tiburones, pero en ellos este sistema alcanza un refinamiento y una perfección excelsas. Este sistema se basa en unos órganos llamados ampollas de Lorenzini, que son propiamente los electrorreceptores. Los tiburones son los animales más sensibles a los campos eléctricos, y la actividad de sus posibles presas queda al descubierto al provocar cambios en los campos eléctricos. 

Las ampollas de Lorenzini permiten al tiburón detectar los campos eléctricos provocados por sus presas


No olvides que el agua marina es un excelente conductor de la electricidad, es un verdadero electrolito, y esto explica que haya muchas especies de tiburones con cabezas con formas extrañas...como el tiburón martillo, el tiburón sierra (géneros Pristiophorus y Pliotrema) , o el tiburón cabeza de pala (género Sphyrna), puesto que estas formas actúan como verdaderos "detectores de metales" cuando van "peinando" los fondos marinos.

Biología y Ecología

Los tiburones viven en todos los mares del mundo, y son criaturas marinas. Sólo unas pocas especies pueden vivir en aguas salobres o adentrarse puntualmente en aguas dulces, como el tiburón toro (Carcharias taurus) o el tiburón de río (Glyphis glyphis). Algunas especies son cosmopolitas, otras tienen hábitats más restringidos como el tiburón linterna enano, del cual ya te hablé. Parte de las especies de tiburones son pelágicas (nadadoras en aguas abiertas), y otra buena parte bentónicas, esto es, viven en el fondo marino donde buscan a sus presas. El récord de profundidad registrado para un tiburón es de 3.700 metros.

En general, se trata de animales solitarios (pero también hay especies sociales) que pueden alcanzar longevidades de más de 20 años. Se pueden reproducir de varias formas:

-Oviparidad: los tiburones ovíparos ponen "estuches" con una textura parecida al cuero, y que lleva filamentos que ayudan al "huevo" a fijarse en plantas marinas o rocas. En este caso, el desarrollo y eclosión del embrión son externos al cuerpo de la hembra. Ejemplos: los tiburones gato (familia Scyliorhinae)

Huevo de tiburón


-Ovoviviparidad: los huevos se mantienen en el útero de la hembra hasta su eclosión, que es interna. Los recién nacidos entonces son "paridos" al exterior ya desarrollados. Como por ejemplo, en los Lamniformes, donde el primer embrión en eclosionar se comerá los otros huevos en el útero materno...este encantador comportamiento se denomina oofagia.

-Viviparidad: los embriones están unidos a una placenta, y se produce un parto equivalente al de los mamíferos placentarios. Ejemplo: los tiburones martillo.

El periodo de gestación es muy diverso, como corresponde a una gran cantidad de diferentes especies, variando entre menos de tres meses hasta los 22 de la mielga (Squalus acanthias)

Es fácil reconocer la diferencia entre machos y hembras, toda vez que los machos tienen órganos copuladores externos, llamados pterigopodios, que están situados entre las dos aletas anales. Estos órganos hacen el papel del pene, y la fecundación siempre es interna con penetración del macho hacia la hembra.

Pterigopodios de un tiburón. Foto: @BiminiSharkGirl


Alimentación

Esta es la parte de la biología de los tiburones que más interés despierta, o tal vez debería decir "morbo". A ver, los tiburones son depredadores. Eso es un hecho. Pero sólo los más grandes alcanzan la categoría de "depredadores ápice" o super-depredadores, ya que los tiburones más pequeños si bien son depredadores en su entorno y categoría, son también depredados por los tiburones más grandes. 

Normalmente los tiburones se alimentan de peces, mamíferos marinos, otros tiburones e invertebrados marinos, pero una buena parte de las especies bénticas están adaptadas para consumir crustáceos y moluscos, con una dentición idónea para aplastar sus duros caparazones. Existen tres excepciones a esta regla general, y la constituyen los tiburones ballena (Rhyncodon typus), peregrino (Cetorhinus maximus) y el bocudo (Megachasma pelagios), especializados en alimentarse de plancton mediante técnicas filtradoras a través de las branquias.

Existen tres técnicas básicas por las que los tiburones se procuran alimentos: la primera es la mordedura. Contrariamente a la imagen que el cine y la televisión nos dan de ellos, los tiburones como el famoso tiburón blanco (Carcharodon carcharias) no se tragan a sus presas de un mordisco ni nada parecido entre otras razones porque no pueden masticar. Lo que hacen estos tiburones, cuando se enfrentan a una presa grande es montarles una emboscada y propinar un mordisco en zonas más o menos vitales y esperar a que la presa muera desangrada. Una vez la presa ha muerto, entonces irán arrancando trozos a mordiscos y los tragan enteros.

Tiburón blanco carroñeando una ballena. Cabo Con, Massachussetts. Foto: Joanne Jarzobski


La segunda técnica de alimentación es la succión. Cuando un tiburón persigue a una presa, la perturbación hidrodinámica que provoca al moverse tiende a alejar a la presa dificultando su captura. Por eso, estas especies succionadoras abren bien la boca y efectúan una succión para atraer a la presa al alcance de sus dientes. Muchos tiburones bénticos, de los que se alimentan de moluscos y crustáceos usan esta técnica para comer sus presas.

La tercera técnica es el avance con la boca abierta que es, en realidad, una combinación de succión y filtración. El tiburón avanza con la boca abierta y come todo lo que le va entrando. Aunque los tiburones que consumen plancton son puramente filtradores.

Los tiburones son depredadores oportunistas, y no desdeñan la carroña cuando se les presenta.

El papel ecológico de los tiburones como depredadores es fundamental, especialmente aquellos tiburones grandes que ocupan el nicho de super-depredadores. Ellos mantienen un control poblacional de los llamados "mesodepredadores", depredadores más pequeños que proliferarían si no se ejerciera este control. Por ejemplo, la sobrepesca de tiburones en el Océano Atlántico llevó al aumento en las poblaciones de la raya gavilán (Rhinoptera bonasus), que vive en el Atlántico Occidental desde Nueva Inglaterra hasta Brasil, y ésta raya aumento la depredación sobre la vieira atlántica (Argopecten irradians), algunas cuyas pesquerías colapsaron.

El tiburón ballena se alimenta de plancton


El tema es ciertamente complejo, y todavía nos queda mucho por aprender sobre las intrincadas redes tróficas de los océanos. Por ejemplo, te he dicho antes que los tiburones más grandes se comen a los más pequeños. La disminución de los tiburones grandes redunda en beneficio de los tiburones pequeños, que aumentarán su población. De modo que no se trata de "conservar por conservar", sino que cada uno debe estar en su lugar y en su justa proporción.

Como depredadores ápice, los tiburones no tenían enemigos naturales. Por consiguiente, su estrategia reproductiva es la "Estrategia K": camadas poco numerosas, con ejemplares desarrollados y de crecimiento lento y que maduran sexualmente a una edad relativamente avanzada. En condiciones naturales y "normales" esta estrategia es la adecuada para un tipo de animal con mortandad natural baja: no necesita tener tantas crías. Pero el ser humano ha introducido un desequilibrio: se está produciendo una sobrepesca de tiburones, y ésta "mortalidad artificial" unida a esa baja productividad natural de los tiburones, los está poniendo en peligro grave. 

Los tiburones encabezan una intrincada red trófica


Lo que nos lleva a la espinosa cuestión de las relaciones entre los humanos y los tiburones.

¿Quién ataca a quién?

Definitivamente el cine y la TV nos han transmitido la imagen del tiburón como animal peligroso y sediento de sangre humana. ¿Esta imagen se corresponde con la realidad?. Para que lo decidas, te voy a dar unas cifras: anualmente se producen en todo el mundo entre 80 y 90 ataques de tiburones a humanos, de los cuales entre 5 y 10 son mortales. Estos ataques se concentran en algunas regiones concretas: EEUU, Australia, Sudáfrica y algunas otras islas como Reunión.

Por otro lado, de entre las 470 especies de tiburones, sólo unas pocas son responsables de dichos ataques: el tiburón blanco, el tiburón tigre, el tiburón toro, el puntas blancas y pocos más. Se trata de tiburones grandes, fuertes y robustos que pueden depredar sobre grandes animales. Es decir, ya vamos poniendo la cosa en su contexto: los ataques existen pero son escasos y bastante localizados.

Pero...¿por qué atacan a humanos?. Si te fijas en el gráfico de abajo, verás que los ataques a humanos no han dejado de aumentar en el tiempo. La razón es fácil de adivinar: la creciente "invasión" de las costas oceánicas por parte de los humanos en cuanto a actividades recreativas. De hecho, son los surfistas las principales víctimas de los ataques de tiburones. Hace sesenta o setenta años había relativamente pocos surfistas que cabalgasen olas en las costas...hoy son cientos de miles, muchos de los cuales hacen de este deporte su forma de vida. Se produjo un "pico" de ataques en torno a la Segunda Guerra Mundial, que se atribuye a los naufragios de barcos de guerra, como te conté en el caso del Indianapolis.

Histórico de ataques de tiburones a humanos


En realidad, y puede que esto te sorprenda, los tiburones no se comen a los humanos. O, al menos, no se ha demostrado fehacientemente que el humano forme parte del menú de los grandes escualos. O por lo menos no habitualmente. Esto es porque no les rentamos suficientemente en cantidades de grasa y energía que ellos necesitan para desenvolverse. Los especialistas indican que las mordeduras son su forma de "averiguar quién es este mono que de repente ha aparecido". Los tiburones, como depredadores, están pendientes de lo que pasa a su alrededor, y los campos eléctricos que provocan los humanos al moverse sobre y bajo el agua despiertan su curiosidad. 

El "ataque", sería supuestamente una forma de saber qué criatura es esa, y si es o no comestible.

Los tiburones en peligro 

Si antes te dije que anualmente los tiburones son responsables de la muerte de un máximo de diez personas, ¿sabes cuántos tiburones matan anualmente los humanos?. La friolera de ciento cincuenta millones de tiburones. Por tanto, te pregunto...¿quién ataca a quién?.

Los tiburones han sido objeto de pesca desde hace siglos porque ofrecen muchos aprovechamientos: en primer lugar está su carne, muy apreciada en muchos países empezando por el nuestro, donde el tiburón protagoniza platos muy consolidados como el cazón en adobo, entre otros varios. En algunos países, algunas especies y en ciertas preparaciones, pueden alcanzar precios elevados.

Y aquí tengo que hablarte de la tristemente famosa sopa de aleta de tiburón, tan consumida y apreciada en China y en su entorno cultural. Esta sopa, además de sus valores culinarios, es considerada allí como un símbolo de estatus social y por eso la demanda es elevada. Desgraciadamente esto ha estimulado una práctica infame y cobarde: el "aleteo". Consiste en pescar al tiburón, y cortarle las aletas cuando aún está vivo, y luego arrojar al pobre animal mutilado al agua, donde sin aletas sus posibilidades de sobrevivir son nulas. Esto se hace porque el precio que se paga por las aletas es muy superior al que se paga por el resto de la carne, y constituye un abuso intolerable y una crueldad infinita.

El "aleteo" es una práctica cruel, cobarde e innecesaria


Cierto es que la cosa empieza a cambiar pero muy lentamente: en 2003, la Unión Europea prohibió dicha práctica en sus barcos de pesca, a menos que se conserve también el cuerpo del animal sin arrojarlo al mar. Por otro lado, en 2011 el Gobierno chino decidió eliminar esta sopa de los banquetes de Estado, y lentamente se está imponiendo el vino (que allí es de importación) como símbolo de estatus social.

Otros aprovechamientos del tiburón son: el aceite de hígado, que tiene diversas aplicaciones en Cosmética, en Droguería y en industria, la piel para elaboración de cueros y papel de lija, y diversas aplicaciones en las distintas "medicinas tradicionales" de oriente. También se está haciendo tristemente popular el preparado de mandíbulas erizadas de dientes como recuerdo para los turistas.

Entre 1950 y 2000 la captura de tiburones aumentó nada menos que un ¡220%!, y se ha disparado últimamente a partir de los años 1990, seguramente coincidiendo con el boom económico chino y su demanda de aletas de tiburón. El Océano Pacífico es la principal área de pesca de tiburones con el 38%, y son Indonesia y Taiwan los dos principales países que realizan esta pesca, con España en tercer lugar y primero de Europa en importación y exportación de productos del tiburón.

Otro problema que las pesquerías provocan a los tiburones son las llamadas "pescas incidentales" y los descartes. A menudo, cuando un barco pesquero captura un determinado objetivo, se capturan tiburones también como "error". Estos animales no siempre pueden ser devueltos vivos al mar, y al final son desechados sin aprovechar como descartes. Esto sucede muy a menudo, por ejemplo, en el Mar Caribe con las flotas camaroneras.

Los tiburones son víctimas, no verdugos


Y las consecuencias empiezan a hacerse notar. La IUCN tiene incluidos en su Lista Roja nada menos que 58 especies de tiburones, 17 de ellas clasificadas como "En Peligro de Extinción".

Reivindiquemos, pues, al tiburón como una criatura que no es ni tan fiera ni tan sanguinaria como la pintan, un depredador cuyo papel es clave en las redes tróficas oceánicas y un recordatorio de que el planeta ni nos pertenece ni nos pertenecerá jamás.

MÚSICA RECOMENDADA: Trevor Rabin - Deep Blue Sea

Comentarios

  1. Un reportage genial , el ser humano no ha evolucionado ni evolucionara, nunca aprendera a respetar y apreciar su entorno , triste pero real, somos como un virus, letales todo lo acabamos destruyendo.

    ResponderEliminar
  2. Bravo. Ojalá los programas de TV que llegan al gran público fuesen enfocados fesde

    ResponderEliminar
  3. Buen reportaje, pero creo haber encontrado un error: al principio de la sección "Biología" al referirse a los tiburones capaces de vivir en agua dulce. Cita al Tiburón Toro, Carcharias taurus, cuando debería hablar del Carcharhinus leucas, Bull Shark en inglés y al que se conoce como Sarda o Lamia en castellano.

    ResponderEliminar
  4. Hola!!! mis felicitaciones por tu excelsa crónica, una vez más arrojando luz sobre la oscuridad y demostrando que los escualos no son sanguinarios asesino sino uno un grupo inmenso de diferentes animales con una etología y nichos ecológicos muy variados.

    Te quería comentar una cosa, yo soy un chico que va por el camino de investigación y conservación (recién terminado un máster) pero actualmente se me ha presentado la oportunidad y me he venido a vivir a la isla de Irlanda, a trabajar con una agencia de medio ambiente y fauna (te paso su página por si quieres echarle un vistazo https://www.ulsterwildlife.org/)

    El caso es que soy del sur de España y estoy muy familiarizado con la fauna mediterránea, aunque no tanto con la centroeuropea y atlántica, aunque me estoy poniendo las pilas un montón... mi pregunta es ¿podrías hacer una crónica destinada a la fauna de las islas británicas (más concreto, la de Irlanda aunque no hay mucha diferencia jeje)

    Te hago mucha publicidad en redes sociales sobre todo en Twitter, así que me gustaría que al menos te lo pensaras jejeje me mantengo a la espera, ya que me encantan tus crónicas y siempre las tomo como punto de partida para seguir investigando sobre los grupos que más me gustan.

    Un gran abrazo y gracias de antemano!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Claro!, muchas gracias por tu comentario. ¿pùedes indicarme tu cuenta de Twitter para referenciarte?, un saludo

      Eliminar
  5. hola si creen n que los casadores cazen alos tiburones no asta bien se que los tiburones ata can alas personas pero son seres de la naturalesa muy importantes para los mares sin ellos puede aber una salla en los mares poreso no los cazen

    ResponderEliminar
  6. Terrible la caza desmesurada de tiburones. En oriente se consume la sopa de aleta como un plato de lujo y en mi país (México) una nación azotada por la pobreza y la corrupción esto incentiva el mercado negro controlado por redes criminales.
    Por otra parte ahora que la pandemia de COVID azota al planeta y los turistas escasean en algunas playas, los tiburones han sido vistos muy cerca de la costa. Prueba de que somos nosotros los que los ahuyentamos y no al revés

    ResponderEliminar
  7. Me da tristeza saber lo que es el aleteo y que les pasa a los tiburones es muy cierta la frase ¨Los tiburones son víctimas, no verdugos"😥😪😯

    ResponderEliminar
  8. Me encantan los tiburones, sí, son como perros del mar

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

La nutria y las nutrias

En alas de las águilas. Las 7 águilas más poderosas del mundo.