El orangután, el Hombre de la Selva.

Querida hija:

Cuando se habla del orangután casi siempre se habla de los problemas de su conservación y su negro futuro como especie, temas ellos absolutamente clave e importantes en relación con esta especie. Y yo también te hablaré de ello al final de esta crónica. Pero nunca se habla de la biología del orangután, de su ecología, de su origen, de su importancia. No podemos ayudar a conservar a un animal del que no conocemos nada y por eso hoy voy a hablarte en profundidad del orangután y contarte cosas que normalmente nadie cuenta de él. Conocerlo es amarlo, y amarlo es protegerlo.

De izq. a dcha: machos de orangután de Borneo, Sumatra y Tapanuli. (E.Kilby/Aiwok/T.Laman - Wikipedia)

El orangután y los orangutanes.

En primer lugar debes tener claro que el orangután (cuyo nombre proviene del malayo y significa Hombre de la Selva) es un Primate Homínido. Sí, es uno de nuestros más cercanos parientes, con el que compartimos el 97% del ADN. Dentro de la familia Hominidae, los orangutanes forman la subfamilia Ponginae, que fue la primera rama en separarse del tronco común evolutivo que compartía con los humanos, los gorilas, los chimpancés y los bonobos, que son los otros miembros de la familia. Los orangutanes viven en bosques tropicales húmedos de tierras bajas en Borneo y el tercio Norte de Sumatra, en el Archipiélago Malayo, si bien existen evidencias de que, en tiempos pasados, también vivieron desde el Sur de China hasta Indochina.

Árbol filogenético de los Homínidos, mostrando el lugar de Pongo

El orangután tiene asignado el género Pongo, y durante casi todo el tiempo se reconoció una única especie: Pongo pygmaeus. Pero los avances en la investigación nos ha dibujado un cuadro más complejo con tres especies. En 1985 se reconoció como especie al orangután de Sumatra y en 2017 el tercer orangután, el de Tapanuli:

- Orangután de Borneo (Pongo pygmaeus): nativo de áreas del Norte, Este y Sudoeste de la Isla de Borneo, a su vez dividido en tres subespecies: orangután del Noroeste (P. p. pygmaeus) en Sarawak (Malasia) y el norte de la provincia indonesia de Kalimantan occidental; orangután de Borneo Central  (P. p. wumbii), en la parte Sur de Kalimantan occidental y en Kalimantan central; y el orangután del Nordeste (P. p. morio) en Sabah y Kalimantan oriental.

- Orangután de Sumatra (P. Abelli): distribuido en la punta Norte de Sumatra, al Noroeste del Lago Toba, más raro que el orangután de Borneo.

- Orangután de Tapanuli (P. tapanuliensis): distribuido inmediatamente al Sur del orangután de Sumatra, en el distrito de Tapanuli del Sur. En este área se había descubierto una población de orangutanes en 1939 pero se le perdió la pista redescubriéndose en 1997. Tras un detallado estudio molecular, en 2017 se concluyó que se trataba de una nueva especie.

Distribución de las especies y subespecies de orangutanes. (Universidad de Zurich)

Estas tres subespecies no difieren significativamente en tamaño, por lo que podemos dar una descripción física válida para todos los orangutanes. Se trata del segundo mayor Gran Simio tras el gorila y existe un notable dimorfismo sexual: mientras que las hembras tienen una altura de 115 cm y un peso medio de 38 kg, los machos alcanzan los 137 cm y un peso medio de 75 kg, que puede llegar a 100kg. El orangután es un simio inconfundible con su pelo rojizo (que según las subespecies varía entre el marronáceo y el naranja) y su piel negra que se hace muy visible en la cara lampiña.

Los machos presentan dos formas maduras: "bridados" y "no bridados". Te explico. Los machos dominantes desarrollan unos "mofletes" planos de tejido graso a cada lado de la cara, lo que le da una característica forma redonda. Dentro del estudio de los orangutanes, a estos mofletes se les denomina "bridas". Estos machos bridados desarrollan también una papada que sirve para amplificar su voz. Por su parte, los machos "no bridados" aparte de no desarrollar estos rasgos de dominancia, son más pequeños (unos diez kilos menos pesados) y su comportamiento es subordinado a aquellos. De todos modos, ante la ausencia de un macho bridado, un macho no bridado puede hacerse dominante en esa zona y desarrollar la brida y la papada.

Orangutanes de Sumatra mostrando sus habilidades en los árboles. (Michael Hoefner -Wikipedia)

El orangután es un simio arborícola aunque puede desplazarse sobre el suelo según sus necesidades. De hecho, es el mayor Primate enteramente arborícola. Depende de bosques húmedos primarios y secundarios, preferentemente con agua cerca: ríos o pantanos. Cuando se desplazan por tierra, los orangutanes no apoyan las manos en los nudillos como hacen gorilas y chimpancés, sino que apoyan el puño. Pasan la mayor parte del día alimentándose con dos picos de actividad por la mañana y por la tarde, descansando al mediodía. Por la noche preparan elaborados nidos de ramas en lo alto de los árboles para dormir.

Su alimentación es fundamentalmente frugívora: las frutas constituyen entre el 57 y el 80% de su dieta, que se complementa con hojas, semillas, bayas, flores, brotes...puesto que en Borneo la productividad de la fruta varía mucho estacionalmente, el orangután tiene una dentición diseñada para poder consumir todo tipo de materia vegetal en tiempos de escasez.

Izquierda: macho no bridado. Derecha: macho bridado. Parque Nacional Tanjung Puting. (BPK)

El orangután es el más solitario de los grandes simios: las hembras con sus crías van por un lado, y los machos por otro, estableciendo territorios individuales en los que el territorio del macho engloba al de una o varias hembras. Pero no se puede decir que sea un animal completamente solitario sino sólo semi-solitario, ya que las interacciones entre individuos no desaparecen por completo con los orangutanes vecinos. En este aspecto la comunicación auditiva es fundamental: los machos bridados advierten de su presencia a las hembras y a los otros machos mediante largas llamadas. 

El macho dominante, normalmente uno por área, no tolera la presencia de otros machos en su vecindad. Por eso, los machos no bridados usan una estrategia de "perfil bajo" para pasar desapercibidos y acceder a las hembras de una forma discreta y silenciosa. Estos machos subordinados se mueven más que el dominante, que tiende a permanecer de forma estable en una sola área. Las hembras pueden moverse temporalmente en parejas, y también los adolescentes pueden asociarse con otros adultos de forma esporádica.

La hembra de orangután da a luz normalmente un solo bebé

Las hembras presentan un ciclo menstrual de 28 - 30 días, y son capaces de reproducirse sobre los 15 años de edad. Pero presentan el intervalo más largo entre partos de todos los simios: entre 6 y 9 años entre crías sucesivas. Durante la ovulación la hembra es sensible a las llamadas de los machos bridados, con los que se juntarán de una forma digamos más "espontánea". Pero los machos no bridados también pueden reproducirse, pero muy frecuentemente "fuerzan" a las hembra a hacerlo con ellos. Como es lógico suponer, las hembras prefieren reproducirse con los machos bridados que con los no bridados.

Después de una gestación de 254 días, la hembra da a luz normalmente una sola cría. Tras cinco años de intenso aprendizaje sobre la comida y su territorio inmediato, la cría se convierte en juvenil y se irá haciendo independiente hasta que la madre vuelve a dar a luz, pero va a seguir estrechamente relacionado con la madre hasta los 7-8 años, que es el momento en el que machos y hembras indistintamente se dispersan para fundar su propio territorio.

Biruté Galdikas es la mayor autoridad mundial en orangutanes. National Geographic - octubre 1975

El ritmo de vida del orangután es el más lento entre los Simios modernos y la esperanza de vida puede alcanzar los 58 años para el macho y 53 años para la hembra. No se han encontrado pruebas de que exista la menopausia entre los orangutanes. Su inteligencia está al nivel de otros grandes simios, y se ha documentado el uso de herramientas.

Gran parte de lo que sabemos acerca de los orangutanes lo debemos a la primatóloga Biruté Galdikas, canadiense de origen lituano que, en 1971, se convirtió en el "tercer ángel de Leakey", el equipo de primatólogas que el paleoantropólogo Louis Leakey seleccionó y formó para estudiar a los grandes simios y poder aplicar sus descubrimientos a deducir cómo pudo ser la forma de vida de los antepasados de los humanos. Los otros dos "ángeles" fueron Diane Fossey, que estudió a los gorilas, y Jane Goodall, que estudia a los chimpancés. Estaba prevista la incorporación de un cuarto ángel para estudiar a los bonobos pero el proyecto no salió adelante al coincidir con el fallecimiento de Leakey en 1972.

Origen y evolución

El hecho más importante que debes tener en mente en relación con el orangután es que se trata del único Homínido no humano que se encuentra fuera de África. Y para entender esto tienes que conocer su origen y su evolución. Es más, Asia oriental en general y el Archipiélago Malayo en particular tienen una gran importancia para entender la Historia de los Homínidos.

¿Pero no era África la tierra de los Grandes Simios y del origen del género Homo?. Esa es una muy buena pregunta que me haces, hija mía. Para entender el por qué hay (y hubo) Homínidos en esta región de Asia permíteme que haga una pequeña digresión en la línea espacio-temporal de esta crónica. Te ayudará a situarte en este tema y aquilatar, así, la tremenda importancia que tiene la sola existencia del orangután como especie silvestre.

Obra de Jacob Bontius donde aparece por primera vez la palabra "orangután"

En el año 1800 se produjo un hecho que tendría grandes consecuencias en la Historia de la Ciencia. Ese año la Compañía Holandesa de las Indias Orientales se declaró en bancarrota y pasaron sus posesiones (entre ellas, las Indias Orientales, actual Indonesia) a la Corona neerlandesa. ¿Que qué tiene que ver esto con los orangutanes?. No me seas impaciente y escucha. Durante más de doscientos años, la Compañía había regido las Indias Orientales con mano de hierro para explotar sus inmensas riquezas en especias, llegando a la esclavización de pueblos enteros para obligarlos a cultivar para ellos. También existía un gran secretismo: cualquier extranjero que penetrase sin permiso en su emporio se arriesgaba a perder su libertad y su cabeza.

De hecho, de esta época data la primera mención de la palabra "orangután": en la obra de 1631 Historiae naturalis et medicae Indiae orientalis, el médico holandés Jacobus Bontius hace mención de esta especie contándonos que, según los habitantes malayos autóctonos, el orangután sabía hablar pero no lo hacía por miedo de que se le obligara a trabajar.

Mapa del Archipiélago malayo incluido en la edición de Viaje al Archipiélago Malayo de A.R. Wallace, Macmillan 1869

Por eso, cuando desde 1806 el Gobierno holandés entró en posesión efectiva de las nuevas Indias Orientales Holandesas lo primero que hicieron fue abrir dicho país a los investigadores, exploradores y científicos de todo el mundo. Así, el famoso naturalista británico Alfred Russell Wallace realizó un trascendental viaje por dicho Archipiélago entre 1854 y 1862, y cuyas conclusiones le permitieron esbozar la teoría de la Evolución mediante selección natural de forma independiente (y anterior) a Darwin. Pero esa es otra historia.

Centrémonos ahora en un oscuro médico holandés llamado Eugene Dubois (1858 - 1940). Muy interesado por la obra de Ernest Haeckel, que propugnaba que el "eslabón perdido" (en terminología de la época) entre el mono y el hombre era un ser simiesco y de cerebro pequeño, más primitivo que el Hombre de Neandertal, decidió ir a África a buscar dicho ancestro pero ante la imposibilidad de desplazarse al Continente Negro, se enroló como médico militar en el Ejército holandés y pidió ser enviado a las Indias Orientales.

Dubois tuvo una intuición genial. Puesto que en el sureste asiático había gibones, unos monos estrechamente emparentados con los Homínidos (de hecho, Homínidos y gibones comparten un ancestro común, y forman una superfamilia de Primates llamada Hominoidea), entonces en la zona malaya tenía que haber algo. Como no había mucho que hacer en aquella lánguida colonia como médico militar, no tuvo dificultar en convencer a sus superiores para que le dejasen realizar excavaciones paleontológicas. Guiado por un cráneo que había sido descubierto dos años antes por un indígena, en 1891 descubre, en las márgenes del Río Solo en Trinil (Java) los restos del que pasaría a la Historia como el "Hombre de Java", y lo nombró como Pitecanthropus erectus, el "hombre-mono erecto".

Reconstrucción del "Hombre de Java"

Posteriormente se encontrarían más restos de este Homínido en Modjokerto, en Ngandong y en Sangiran, todos en Java, adonde había llegado hacía 1,6 millones de años. En 1921 restos del pitecántropo se encontrarían en la cantera de Zhoukoudien (China), el "Hombre de Pekín", y a mediados del siglo XX se renombraría como Homo erectus, que fue el primer homínido en salir de África y conquistar Eurasia. Y en sólo 200.000 años.

Pero, además, hace pocos años se descubrió un homínido enano en la Isla de Flores, también en Indonesia: Homo floresiensis, que al principio se pensó que podía ser un descendiente de Homo erectus afectado de enanismo insular pero que hoy se piensa que es el remanente de otra línea de Homo que abandonó África aún antes que H. erectus y del cual no hay ningún otro resto fósil.

O sea, hija, y por recapitularte: nos encontramos en un Archipiélago donde tenemos un Homínido no humano, el orangután, y evidencias de la existencia de otros dos Homínidos humanos ancestros nuestros. ¿Cómo podemos interpretar este hecho extraordinario fuera de África?

Arbol evolutivo de los Hominoideos. En Naranja la evolución de la subfamilia Ponginae

En realidad, este conjunto de hechos nos muestra la gran plasticidad, movilidad y dinamismo de los Primates ya desde tiempos muy antiguos. ¿Te acuerdas que te dije que el orangután pertenece a la subfamilia Ponginae dentro de los Homínidos?. Pues el orangután es el último superviviente de todo un linaje de Primates Ponginae que explica su presencia aislada en estas islas de Insulindia. Te recuerdo que los orangutanes comparten un ancestro común con el grupo formado por los humanos, los gorilas, los chimpancés y los bonobos.

Estamos hablando, por tanto, de una rama de Primates que se separó, en África, del resto del tronco homínido en el Mioceno hace entre 15 y 20 millones de años, y probablemente originado en Kenyapithecus, que fue el antepasado que inició la radiación de los Primates fuera de África. El registro fósil nos habla de una serie de descendientes, todos asignados a la subfamilia Ponginae, que jalonan todo el recorrido entre África y Asia oriental durante el Mioceno y el Pleistoceno, favorecidos por dos "autopistas" geográficas: el Rift Valley en África oriental de orientación Sur-Norte, y el complejo orogénico Tethyano, en Eurasia, orientado de Oeste a Este.

Khoratpithecus se halla probablemente en la ascendencia del orangután

Así, tenemos Ankarapithecus en Turquía, Sivapithecus en India y Pakistán, Khoratpithecus en Tailandia y Lufengpithecus en el Sur de China, así como el mayor Primate conocido de todos los tiempos: Gigantopithecus de la primera mitad del Pleistoceno del Sur de China, con sus tres metros de altura. Aquí, en el Sur de China y contemporáneo riguroso del Gigantopithecus y de Homo erectus, aparecen los fósiles más antiguos conocidos del género Pongo: P. weidenreichii, hace entre 2 y 1 millones de años, y también se conoce otro orangután fósil: P. hooijeri, del Pleistoceno de Vietnam.

Ahora ya no es un misterio la existencia de un Gran Simio en un lugar tan alejado de África, ¿verdad?. Lo que pasó es que los Grandes Simios asiáticos desaparecieron mientras que en África han sobrevivido especies modernas. Como ves, los Homínidos/Hominoideos han recorrido el camino entre África oriental y Asia oriental/sudoriental varias veces: la línea que lleva a los gibones (Hylobatidae), la línea que lleva a los orangutanes (Ponginae), el linaje Homo que lleva al Hombre de Flores, y el linaje del Homo erectus que, al parecer, acabó extinguiéndose en Asia sin conducir al Homo sapiens.

Pero no serían éstos los últimos homínidos que harían la migración desde África hasta Asia oriental. Hace unos 70.000 años, un nuevo homínido hace su aparición estelar en el Archipiélago malayo. Era una especie inteligentísima y dinámica, pero también agresiva y cruel: Homo sapiens. Y con él, llegó el peligro para el orangután.

¿Qué futuro le espera al orangután?

Ahora sí estás en condiciones de entender en toda su profundidad los problemas de conservación del orangután, porque todas las especies se encuentran en peligro crítico. En efecto, el único Homínido no humano en Asia, heredero de toda una estirpe de Grandes Simios asiáticos ya desaparecidos, el mayor Primate arborícola del mundo...está considerado como "En Peligro Crítico" de exterminio.

Mapa de la deforestación en Borneo (UNEP/GRID Arendal 2007)

Las relaciones del ser humano con el orangután son ambivalentes. Los aborígenes malayos siempre han considerado al orangután como un "humano" algo raro. El orangután tiene depredadores naturales: el tigre y la pantera nebulosa, si bien en Borneo no hay tigres y por eso allí el orangután baja a tierra más frecuentemente. Pero los humanos sí cazan al orangután para comérselo. Por otro lado, entre los malayos los machos de orangután han tenido fama de asaltar sexualmente a las hembras humanas, comportamiento que jamás se ha documentado en estado salvaje. Biruté Galdikas relata cómo un orangután macho atacó sexualmente a su cocinera, pero se trataba de un ejemplar, digamos, "antropizado" por un prolongado contacto con humanos.

El desastre que está padeciendo el orangután es difícilmente imaginable: la IUCN estimó en 2016 una población total de unos 100.000 orangutanes, unos 70.000 de Borneo, menos de 30.000 de Sumatra, y sólo 800 de Tapanuli. Pero es que en 1973 ¡eran 288.000!  Entre 1950 y 2010 se calcula que la población de orangután ha caído un 60%, y entre 2010 y 20205 se calcula que caerá otro 22%. Los principales expertos en esta especie aseguran que, de continuar este ritmo de exterminio, en cincuenta años no quedará ya ni un solo orangután.

Los bosques de Borneo y Sumatra se destruyen para sustituirlos por plantaciones. (UNEP/GRID Arendal/Prokosch)

La principal causa de este exterminio es la guerra que los humanos han decretado contra los bosques tropicales, de los que depende este simio. La destrucción del hábitat del orangután está siendo brutal desde que en 1950 empezó la tala industrial: en 1973, los bosques cubrían el 74% de la superficie de la Isla de Borneo y desde entonces hasta hoy se ha talado el 40% de esa superficie. Casi la mitad. Aterrador.  La deforestación provoca degradación del hábitat, porque el orangután tiende a quedar aislado en Parques Nacionales como Sabangau, Tanjung Puting, Gunung Palung o Gunung Lauser, además de en los refugios que las organizaciones conservacionistas mantienen, y ese aislamiento fragmenta las poblaciones y las aboca a la degradación genética.

La caza es la segunda gran amenaza. Aunque estrictamente protegido, se sigue cazando al orangután para alimento pero sobre todo para alimentar el nauseabundo tráfico de animales: se captura a las crías para venderlas como mascotas y se mata a la madre...¿te acuerdas cuando te dije que las orangutanas tenían el mayor intervalo entre partos de todos los Primates?. Pues ahora entiendes el desastre que supone matar una hembra o separarla de su cría.

El tráfico ilegal de especies es otra amenaza para el orangután (Redapes.org)

¿Todo esto por qué?. Se deforesta la selva para levantar plantaciones de todo tipo, pero especialmente de aceite de palma, una grasa que ha conquistado el mundo para diversos usos por su baratura. Pero también para un aprovechamiento maderero claramente insostenible.

¿Qué podemos hacer nosotros desde nuestros hogares para ayudar al orangután?. Aparte de ayudar económicamente a las organizaciones que cuidan de ellos, tenemos que atacar la raíz del problema usando nuestras armas de consumidor: la tarjeta de crédito y el monedero. Mira siempre los ingredientes de los productos alimenticios que compras y rechaza todo lo que lleve aceite de palma. Por otro lado, busca siempre muebles que estén fabricados con maderas certificadas pero sobre todo, mejor de bosques españoles. En Soria, por ejemplo, existe una cultura maderera eficiente y sostenible, basada en el pino, en plantaciones gestionadas con criterios modernos y donde no se arrasa un recurso del que viven.

MÚSICA RECOMENDADA: Mike Oldfield - The Killing fields

Comentarios

  1. Espero poder terminar mi carrera de biología para especializarme en primates e ir para ayudar directamente en su conservación.

    ResponderEliminar
  2. Es lo mejor que he leído sobre estos primates. Felicitaciones y agradezco enormemente el compartir estos conocimientos. Amo la Naturaleza y me suscribí para continuar aprendiendo. Un Abrazo desde Uruguay.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

En alas de las águilas. Las 7 águilas más poderosas del mundo.

Tiburones: lo que los documentales no nos cuentan.

La gallina doméstica: características, origen y domesticación