Entre el pantano y el manglar: la fauna de Miami.

Querida hija:

Esta temporada voy a prestar especial atención a la fauna urbana. Es un área de estudio que está en auge en los últimos años y con razón, puesto que su presencia nos indica que no todos los ambientes urbanos son hostiles para la vida silvestre, y además constituyen muchas veces el delgado hilo que psicológicamente une al urbanita con el mundo natural. Y he elegido para empezar una de las ciudades más singulares del mundo: Miami, una ciudad inmersa en un vergel subtropical, que tiene mucho que ofrecer en el aspecto faunístico, absolutamente desconocido por el gran público mundial.

El aligator es un visitante frecuente de la zona urbana y suburbana de Miami

Miami: la Capital de Latinoamérica

Miami es una de las ciudades más cinematográficas y televisivas del mundo. Series de televisión como "Miami Vice" o más recientemente "CSI: Miami", junto con cientos de películas nos han hecho familiar esta ciudad anfibia. Además, Miami se ha convertido en una verdadera capital no oficial de Latinoamérica merced a su 70% de población de origen latinoamericano, que alberga además el centro de la industria discográfica de la llamada "música latina" así como el epicentro de influyentes medios de comunicación en español. Además, gracias a sus playas es un destino vacacional y de cruceros de primer orden mundial.

Ubicación y mapa del condado de Miami-Dade mostrando la zona urbana

La ciudad se encuentra situada en el extremo Sur del Estado de Florida, y sólo es una más de las varias ciudades que integran un verdadero continuo urbano que se extiende desde West Palm Beach hasta el arranque de los cayos, pasando por Fort Lauderdale. Miami en sí es una ciudad que tiene unos 442.000 habitantes, pero toda el área metropolitana comprende más de seis millones de habitantes, casi la mitad de ellos en el Condado de Dade, hoy denominado Miami-Dade, que incluye otras ciudades (a menudo pegadas unas a otras y separadas sólo por calles) como Hialeah, Homestead, Miami Beach, Kendall, etc.

A pesar de que Florida formó parte de la Corona española hasta 1821, Miami es muy posterior a la presencia española pues no se fundó oficialmente hasta 1896. Tuvo un cierto periodo de esplendor a partir de las instalaciones militares que el Ejército de los EEUU puso en marcha allí durante la Segunda Guerra Mundial y por constituir un popular destino de turismo invernal para ancianos ricos de Nueva Inglaterra, pero el verdadero boom económico y cultural de Miami se produce a partir de 1960, cuando el grueso de cubanos adinerados que huían de la Revolución Castrista se establecieron en Miami, por la cercanía geográfica hacia La Habana, a un tiro de piedra.

Estos cubanos invirtieron sus capitales en Miami y alrededores, creando una esfera de prosperidad iberoamericana que acabó atrayendo inmigrantes de toda Latinoamérica, hasta el punto de que hoy el 70% de la población de Miami-Dade es de origen y/o ascendencia hispana, fundamentalmente cubana.

Aspecto general de Miami

Desde el punto de vista geográfico, Miami ocupa una llanura costera muy plana y muy baja pues sólo tiene 1,8 m de altura sobre el nivel del mar, lo que la hace muy vulnerable a inundaciones sobre todo provocadas por los huracanes y las tormentas tropicales que, en temporada, visitan con frecuencia la zona. Miami tiene a sus espaldas (al Oeste) el vasto pantano conocido como Everglades, hoy un Parque Nacional y al frente (al Este) el Océano Atlántico, bordeado en esa zona de manglares. 

Se trata de una región de clima subtropical donde el agua es omnipresente en forma de pantanos, lagos, lagunas, ríos, estuarios, etc. Y esta es una de las claves que explican la presencia de su interesante fauna urbana.

Para que entiendas la riqueza de esta fauna antes de nada debes entender que en los países anglosajones y germánicos no existe una separación tan dura entre ciudad y Naturaleza como sí existe en los países latinos. Si tú conduces desde Madrid en cualquier dirección, observarás que existe una gran zona "buffer" que separa la ciudad del campo propiamente dicho, y esta zona es normalmente un cinturón degradado de descampados, basureros, autopistas, vías férreas, urbanizaciones, áreas industriales y edificaciones abandonadas. Una vez has dejado atrás este cinturón de degradación, que aísla verdaderamente Madrid de la Naturaleza, aún tardarás muchos kilómetros en alcanzar algo parecido a un entorno natural.

Sin embargo, en las ciudades de raigambre británica (no sólo en el Reino Unido, sino también en Australia o Nueva Zelanda) encontrarás la "ciudad jardín" que se "funde" gradualmente con la Naturaleza silvestre casi sin obstáculos, y en Norteamérica (que es nuestro caso de estudio) las ciudades terminan abruptamente a menudo en una calle, al otro lado de la cual aparece bruscamente la Naturaleza sin más transición. Es el caso de Miami, donde los pantanos de los Everglades casi asoman al otro lado de la ciudad. Esto favorece una mayor presencia de la fauna silvestre en ciudades y suburbios, como vas a comprobar ahora mismo.

Miami como refugio de especies

Uno de los aspectos más interesantes de la fauna urbana es que, en muchas ocasiones, la ciudad actúa como un verdadero refugio de especies que han desaparecido o están a punto de desaparecer en su entorno natural, normalmente por acción u omisión humana, claro. A este respecto Miami no es diferente, y quiero darte aquí dos ejemplos notables.

El primero de ellos es el escarabajo tigre de Miami (Cicindela floridana). Este irisado escarabajo pertenece a la familia Cicindelidae, que son escarabajos depredadores muy veloces merced a sus largas patas, que les hacen alcanzar movimientos bastante veloces. Como indica su nombre común, son verdaderos "tigres" a pequeña escala. Concretamente, el escarabajo tigre de Miami depreda fundamentalmente sobre hormigas. 

Escarabajo tigre de Miami

Este escarabajo fue descubierto en Miami en 1934, y taxonómicamente no fue fácil ubicarlo pues primero fue descrito como subespecie de C. abdominalis y, tras una revisión taxonómica en 1984, a subespecie de C. scabrosa. Pero curiosamente, tras su descubrimiento, este escarabajo no volvió a ser detectado hasta 2007, cuando fue redescubierto en el área de Richmond Heights, en Miami, y elevado a categoría de especie en 2011.

El escarabajo tigre no se ha observado fuera de Richmond Heights, con lo que tenemos aquí un escarabajo exclusivamente urbano, al menos de momento. O semiurbano, ya que se ha detectado en un hábitat en vías de desaparición que llaman en Florida pine rockland, es decir, pinares que crecen en afloramientos calizos y que sólo se encuentran en el Sur de Florida y las Bahamas. Estos bosques han sido talados y sólo sobreviven dispersos como áreas intercaladas en el trazado urbano de Miami-Dade, y en una de éstas se encuentra este escarabajo único en el mundo.

El segundo caso es el cocodrilo americano (Crocodylus acutus). Se trata del equivalente ecológico americano del cocodrilo marino del indo-pacífico, esto es, un cocodrilo que vive en aguas salobres y saladas en costas, pantanos y estuarios de la costa caribeña y la mexicana del Pacífico, y del cual existe una pequeña población en el Sur de Florida, que además es la única población de este cocodrilo en los EEUU, que es la más norteña de todo su rango geográfico. En los EEUU, el cocodrilo americano se considera una especie "Amenazada" y muy escasa.

Cocodrilo americano en uno de los canales de Turkey Point. Foto: Colleen Fox

Por eso, fue un verdadero "shock" cuando en 1978 se descubrió una población de cocodrilos americanos que había colonizado los canales que llevaban el agua para refrigeración de la Planta nuclear de Turkey Point, situada en la zona de Homestead al Sur de Miami. Estos cocodrilos encontraban allí refugio y tranquilidad suficiente merced a la dificultad de acceso para personas que no trabajen en la planta nuclear y a que allí no tienen que soportar la competencia del aligator. La población no ha sido molestada desde entonces, sólo monitorizadla por los especialistas, y se ha determinado que la población de Turkey Point constituye el 25% de los 2.000 cocodrilos americanos que viven en el Estado de Florida.

Los grandes espacios protegidos de Miami-Dade.

Antes te dije que la ciudad anglosajona no está tan radicalmente separada de la Naturaleza silvestre como la ciudad latina. Una consecuencia o corolario de esto es que, con frecuencia, las áreas naturales protegidas están en la misma vecindad de ciudades o incluso incluidas en ellas. En Miami-Dade hay dos grandes áreas protegidas que están prácticamente incrustadas en la misma ciudad, y en ambas hay una extraordinaria variedad de fauna, de la cual sólo te daré algunas pinceladas. Son las siguientes:

- Parque Estatal Oleta River, dependiente del Estado de Florida.

- Parque Nacional Biscayne Bay, dependiente del Gobierno Federal.

Oleta River State Park: se trata de un parque en torno a la desembocadura del Río Oleta, en la ciudad de North Miami, que desemboca en Biscayne Bay, con una extensión de 422 hectáreas. Es una zona boscosa, repleta de manglares, áreas estuarinas inundables y bosques de Casuarina (un árbol invasor australiano), que es usado por los habitantes humanos para su recreación mediante senderos para bicicletas, o actividades de kayac que recorren el río y sus canales. 

Ubicación del Parque Estatal Oleta River

Si lo ves en un mapa del área de Miami te parecerá un parque urbano más. Craso error. Se trata de una verdadera área silvestre incrustada en el trazado urbano de North Miami, eso sí, acondicionada para su disfrute por la población. Y tiene una fauna variadísima, de la cual te daré algunos ejemplos.

Empezaremos por dos ranas arborícolas: la verde (Hyla cineria) y la ardilla (H. squirela), serpientes como la boca de algodón (Agkistrodon piscivorus), que es venenosa (un viperino), lagartos como el anolis verde (Anolis carolinensis), o tres especies de tortugas: la tortuga de llanura costera (Pseudemys floridana), la tortuga de caja de Florida (Terrapene carolina bauri) y la tortuga de caparazón blando de Florida (Apalone ferox), que cierra el capítulo de los reptiles,

Tortuga de caparazón blando de Florida

Entre las aves, te destacaré aves acuáticas como la garza morena (Ardea herodias), la anhinga (Anhinga anhinga) o el andarríos maculado (Actitis maculatus). Las rapaces están representadas, por ejemplo, por el halcón de cola corta (Buteo brachyurus) o el halcón de cola roja (Buteo jamaicensis).

Andarríos maculado

Son diez las especies de mamíferos presentes en esta reserva urbana: la zarigüeya (Didelphis virginiana), la nutria de río (Lutra canadensis), el lince rojo de Florida (Lynx rufus floridanus), del que me llama la atención su presencia en un entorno urbano sin que nadie haya puesto el grito en el cielo mientras que en España las autoridades tiemblan de miedo y no reintroducen al lince boreal en áreas naturales, el mapache (Procyon lotor), la ardilla gris oriental (Sciurus carolinensis), el zorrillo manchado (Spilogale putorius), el conejo de los pantanos (Sylvilagus palustris), el zorro gris (Urocyon cinereoargenteus) y dos mamíferos marinos: el delfín mular (Tursiops truncatus) y la joya del parque, el manatí de Florida (Trichechus manatus latirostris), subespecie del manatí de Florida que se ha recuperado mucho durante los últimos 25 años y, con 6.300 ejemplares, constituye casi la mitad de la población mundial de este manatí caribeño.

Conejo de los pantanos. Foto: Jean Lou Justine

Parque Nacional Biscayne: Estamos ante un Parque Nacional marítimo-terrestre a la misma puerta de Miami. Comprende las aguas de la Bahía Vizcaína para proteger sus arrecifes de coral y su fauna marina (de la que no te hablaré aquí, y donde también hay manatíes de Florida), y también el Cayo Elliott, la primera de la serie de islas que forman los Cayos de Florida, y parte de la costa continental adyacente, con una extensión total de 700 km2.

Protege cuatro ecosistemas: el manglar litoral, las aguas de la Bahía Vizcaína, los cayos y el arrecife litoral de Florida. Este parque se creó el 28 de junio de 1980. Alberga multitud de especies animales, representativas de la transición entre las regiones Neártica y Neotropical, de las cuales te daré aquí una sucinta muestra.

Mapa del Parque Nacional Biscayne

Empezaré hablándote de una mariposa notable: la cola de golondrina de Schaus (Papilio aristodemus), presente sólo en el Sur de Florida y con subespecies en Cuba y La Española, pero que en Florida está en peligro de extinción, puesto que su población disminuyó mucho y hacia 1984 sólo se encontraba en una isla del Parque Nacional Biscayne. El huracán Andrew de 1992 destrozó su hábitat y quedaron solo 73 ejemplares. Se realizó un programa de cría en cautividad que ha permitido que desde 2012 se pudiera reintroducir ejemplares en el Parque Nacional.

En cuanto a las aves, además de una gran variedad de aves acuáticas como pelícanos, alcatraces, cormoranes, flamencos, petreles, limícolas, anátidas, ibises, etc...encontramos aves "de tierra" como el águila calva (Haliaaetus leucocephalus), el símbolo de la nación, el cernícalo americano (Falco sparverius), el gavilán caracolero (Rosthramus sociabilis), la paloma cabeciblanca (Patagioenas leucocephala), el cuco de manglar (Coccyzus minor), el carpintero de Carolina (Melanerpes carolinus) o el vireo ojirrojo (Vireo olivaceus).

Paloma cabeciblanca. Foto: Daniel Irons

En lo que se refiere a los reptiles, están aquí representados los dos cocodrilianos de la región: el cocodrilo americano (Crocodylus acutus) y el aligator (Alligator mississippiensis), que frecuentemente se le puede ver colándose en los jardines y las piscinas de toda el área de Miami, pero también la serpiente de cascabel pigmea (Sistrurus miliarius barbouri) o la tortuga rayada de pantano (Kinosternon baurii), que nos muestra de nuevo la enorme diversidad de tortugas que hay en el sureste de los EEUU.

Aligator en Convoy Point, a la entrada del Parque Nacional Biscayne. Foto: Jeremy Sell

Entre los mamíferos, aparte de las mismas especies que hay en el Parque Estatal Oleta, del que antes te hablé, puedo darte otros ejemplos: el ratón de algodón (Peromyscus gossypinus), el murciélago seminola (Lasiurus seminolus), el ciervo de Virginia o de cola blanca (Odocoileus virginianus) o la ardilla de vientre rojo (Sciurus aureogaster).

Manatíes de Florida junto al Centro de Visitantes Dante Fascell del Parque Nacional Biscayne. Foto: Matt Johnson

Invasión: la otra cara de la fauna de Miami

El Estado de Florida es, junto con el de Hawai, el más afectado por el fenómeno de la fauna exótica introducida. Las razones son múltiples: un clima subtropical, una abundancia de pantanos y cursos de agua, un puerto de entrada, Miami, y un nutrido sector de población rico y excéntrico siempre dispuesto a épater le bourgeois sacando a pasear un camaleón rinoceronte en lugar de un perro, pongamos por caso. 

En efecto, la fauna de Miami tiene un elevadísimo porcentaje de fauna exótica asilvestrada. Por un lado, muchos propietarios irresponsables "sueltan" a sus mascotas cuando ven que no cumplen las expectativas o se cansan de ellos, pero también hay muchos comerciantes de animales exóticos que los sueltan tan pronto comprueban que la demanda y los precios caen por debajo de su coste, sin desdeñar los efectos que los huracanes también han tenido en la destrucción y escape de instalaciones donde había animales exóticos.

Folleto alertando de la presencia de pitón africana en el Sur de Florida

Entre unas cosas y otras se calcula que en toda Florida hay más de 500 especies de plantas y animales exóticos. Se dice pronto. Y muchos de ellos vienen con los consabidos problemas de proliferación, al no tener depredadores naturales en Florida, con enfermedades foráneas o haciendo la competencia a la fauna local autóctona, que siempre es la más perjudicada. Se puede decir que están representados prácticamente todos los grupos zoológicos, pero los reptiles son tal vez el grupo más numeroso y significativo, toda vez que las características geográficas y climáticas del Sur de Florida les favorecen especialmente. Por eso voy a centrarme aquí en darte algunos ejemplos de reptiles exóticos comúnmente encontrados en Miami-Dade.

Un estudio de reptiles muy interesante para que tomes conciencia de la extensión del problema se hizo en seis parques urbanos de Miami-Dade, donde había hábitat de pine rockland, ¿recuerdas que te hablé de este hábitat al principio de la crónica? Pues bien, el estudio encontró en cada parque 7 - 8 especies de reptiles, y las más abundantes fueron dos especies exóticas: el anolis pardo (Anolis sagrei), originario de Cuba y Bahamas, que competiría con el autóctono anolis de Carolina y el geco casero tropical (Hemidactylus mabouia), originario de África.

Anolis pardo. Foto: Ianaré Sevi

De un total de 15 especies detectadas, cinco de ellas son exóticas. Aparte de las dos anteriores, se detectaron: el geco indopacífico (H. garnotti), la culebrilla de las macetas (Ramphotyphlops braminus), afroasiático y el anolis ladrador (Anolis distichus), nativo de La Española.

Pero son los grandes lagartos y serpientes los que llaman más la atención. La iguana verde (Iguana iguana) es una verdadera invasión en Florida en general y en Miami en particular, donde se ve por todas partes, al igual que sucede en menor medida con la iguana rayada (Ctenosaura similis), que en Miami-Dade está también presente. En ambos casos, el mapache es un depredador que puede mantenerlas a raya, al consumir sobre todo sus huevos. Pero, como el propio mapache es considerado también una plaga, a pesar de ser un mamífero autóctono, se ha observado claramente un aumento de la población de iguanas allá donde el mapache ha sido exterminado o "controlado".

Iguanas verdes en Hallandale Beach. Foto: Mike Stocker

Otro de los grandes lagartos exóticos presentes en Miami-Dade es el hermoso lagarto overo (Salvator merianae), procedente de Argentina y víctima del comercio de "mascotas" exóticas. Se ha expandido durante los últimos años sobre todo al Sur del condado, en la zona de Florida City y Homestead, aunque curiosamente parece sentirse a gusto en la zona urbana y aún no ha pasado a los Everglades. El lagarto overo es un depredador voraz y se ha documentado su depredación sobre huevos de aligator y sobre roedores autóctonos.

Lagarto overo

También desde 1990 se encuentra aclimatado en el Sur de Florida el varano del Nilo (Varanus niloticus), que se encuentra en expansión y también presente en la zona de Miami/Homestead, pero son las grandes boas y pitones las "estrellas" de los reptiles exóticos introducidos en Florida. La pitón de Birmania (Python bivittatus) es una de las mayores serpientes del mundo y tiene una población aclimatada en el Sur de Florida, centrada fundamentalmente en los Everglades, donde se ha documentado que depreda sobre aligátores, autóctonos. Pero de cuando en cuando aparece alguna pitón en la casa de algún aterrado ciudadano de Miami-Dade como la que fue capturada en un domicilio particular de Coral Gables en enero de 2021.

Pitón de Birmania capturada en un domicilio de Coral Gables. Foto: El Nuevo Herald

La otra gran pitónida exótica en Miami es la boa constrictor (Boa constrictor), presente en Florida desde los años 1970 y que, en Miami, hay una población establecida al menos en Charles Deering Estate, que es una mansión y jardín históricos de la Lista de Lugares Históricos de Miami, y que funciona hoy como Jardín Botánico.

MUSICA RECOMENDADA: Miami Sound Machine - Best of

SI TE GUSTA MI TRABAJO DIVULGADOR, ¡APÓYAME EN PATREON! Patreon.com/cronicasdefauna



Comentarios

Entradas populares de este blog

En alas de las águilas. Las 7 águilas más poderosas del mundo.

Tiburones: lo que los documentales no nos cuentan.

La gallina doméstica: características, origen y domesticación