Fauna de México (I). El Imperio de los Cactus.

Querida hija:

México es una de las grandes naciones del mundo. No sólo por su tamaño y su población sino también por su fuerte personalidad histórica y cultural. Pero, como suele suceder, su fauna silvestre no es tan conocida entre el gran público. Hace algunos meses, en el cole, os estuvieron explicando cosas de México y me gustaría aprovechar la ocasión para hablarte de su notable fauna, que estructuraré en una serie de tres crónicas. Como dicen en la querida nación hermana: ¡ándale, que vamos a aventarnos!

México es uno de los países Megadiversos
Introducción: generalidades sobre la fauna mexicana

México es una de los países megadiversos de nuestro planeta. Sus cifras marean: 

-180.000 especies de Invertebrados, de las cuales 15.000 de escarabajos, 2.200 de mariposas y 1.590 de abejas

- Con 864 especies de Reptiles (50% endémicas), México ocupa el segundo lugar mundial tras Australia. De éstos, 417 especies de lagartos/lagartijas y 393 especies de serpientes. Pero si consideramos los herpetos (anfibios + reptiles), entonces México alcanza el primer lugar mundial. Los Anfibios aportan 290 especies, con un 60% de endemismos.
- Ocupa el tercer lugar en número de especies de mamíferos con 450, y de éstas el 32% endémicas.

- 1.070 especies de aves, de las cuales 130 son endémicas.

- 2.000 especies de peces, de ellos 500 dulceacuícolas.

México ocupa el primer lugar mundial en herpetofauna
A diferencia de otros países megadiversos de cuya fauna ya te he hablado, como Perú y Nueva Guinea, que se encontraban encuadrados dentro de una única región zoogeográfica (Perú en la Neotropical y Nueva Guinea en la Australiana), México tiene una particularidad que enriquece notablemente su fauna, ya que su territorio se encuentra a caballo de dos regiones zoogeográficas: al Norte la región Neártica, que comprende la fauna templada de Norteamérica, y al Sur la región Neotropical, que comprende la fauna tropical sudamericana.

El territorio mexicano, de casi dos millones de kilómetros cuadrados, se encuentra en su mayor parte en Norteamérica, y se estructura en una meseta interior (altiplano) de elevada altitud flanqueada por elevaciones montañosas de sentido norte-sur: las Sierras Madre occidental y oriental, que confluyen en un nudo volcánico de extensión este-oeste: es donde se encuentra Ciudad de México, capital y ciudad más importante del país, así como una megalópolis mundial. Desde el Eje Neovolcánico hasta la frontera guatemalteca el territorio está estructurado en sistemas montañosos como la Sierra Madre del Sur. Dos penínsulas excéntricas escoltan el territorio mexicano: al Noroeste, Baja California, de extraordinaria significación zoológica, y al sureste, la Península de Yucatán.

El territorio mexicano está también a caballo de dos mares: al Oeste el Océano Pacífico, también de extraordinaria riqueza faunística, de aguas más frías, y al Este el Golfo de México/Mar Caribe, de aguas más cálidas.

En México confluyen las dos Regiones Zoogeográficas americanas
Te he dicho antes que, en México, confluyen las dos regiones zoogeográficas en las que se divide el continente americano. Pero, ¿dónde está exactamente esa frontera?. Tradicionalmente se ha considerado al Eje Neovolcánico transversal como el hito geográfico que separa las faunas norteamericana y sudamericana, pero siempre que dos regiones zoogeográficas se encuentran hablamos de una zona de transición más o menos amplia. En México sucede igualmente y, aunque el Sistema Neovolcánico ejerce de frontera más importante, debes saber que el papel de las Sierras Madre oriental y occidental constituyen una zona de transición entre el neártico y el neotropical muy interesante.

En efecto, su orientación norte-sur favorece su comportamiento como corredores biológicos entre ambas regiones, constituyendo sus tierras bajas una penetración del neotropical hacia el Norte, y sus tierras altas, pobladas de bosques de coníferas, una penetración del neártico hacia el Sur. De hecho, aquí sucede como en el Himalaya Oriental, cuando durante la Expedición Schäfer (1938) el gran zoólogo alemán constató que, en Bután, las tierras bajas pertenecían a la región indomalaya mientras que las cumbres eran ya la puerta de entrada al Paleártico. Importante tener en cuenta ese gradiente altitudinal en las Sierras Madre.

Voy a estructurar, pues, mi exposición sobre la fauna mexicana en tres crónicas: 

En la primera te hablaré sobre la fauna del Norte árido: la Península de Baja California, los Desiertos de Sonora y Chihuahua, y las praderas del Altiplano.

En la segunda te hablaré sobre esa área de transición que son las sierras templadas: Sierras Madre Occidental y oriental, y el Eje Neovolcánico

Y en la tercera te hablaré sobre el México neotropical: los bosques secos tropicales del Golfo y Yucatán, y los bosques húmedos de Chiapas.

1. Baja California y el Desierto de Sonora

Si tengo que elegir dos lugares extraordinarios para la fauna mexicana, el primero de ellos sería sin duda Baja California. Se trata de una península alargada y estrecha, separada del resto de México por el Mar de Cortés. Es una "ínsula" más que una "península", y eso se refleja en su fauna, con un elevadísimo índice de endemismos debido a su relativo aislamiento con respecto del "continente". Además, Baja California tiene otras particularidades: la primera es una fauna marina riquísima merced a la corriente fría oceánica de California, y su unión con aguas tropicales hacia el Sur. La segunda es que la Península está flanqueada por un sistema de islas, isletas e islotes que, a su vez, son hogar de muchas otras especies endémicas que, frecuentemente, sólo se encuentran en una isla.

El Desierto de Sonora constitye un verdadero Impero de los Cactus

Pero la fauna de Baja California no puede estudiarse separadamente del Desierto de Sonora, ya que el interior árido de esta Península está influido por este desierto, el más importante desierto cálido de Norteamérica, y el verdadero Imperio de los Cactus, con esos increíbles saguaros (Carnegiea gigantea), esos cactus gigantes que alcanzan entre 12 y 18 metros de altura y que son endémicos del Desierto de Sonora pero, curiosamente, sólo en la parte continental, y no se encuentran en Baja California.

Fauna marina de Baja California

Y empezamos haciendo un somero repaso de los principales representantes de la fauna de esas ricas aguas frías del Pacífico. Son los Cetáceos los que dan fama a las aguas de Baja California, dado que se trata de una de las principales áreas de invernada para la ballena gris (Eschrichrius robustus) y la ballena jorobada (Megaptera novaeangliae), pero también otras especies como la ballena franca, la ballena azul o la ballena de aleta, entre otras muchas. Baja California constituye oficialmente un Santuario de Ballenas, y el turismo de observación de cetáceos es una industria de primer orden.

Ballena gris en Baja California (Foto: Algerviajes)

También se encuentran presentes en estas aguas los siguientes pinnípedos: elefante marino del Norte (Mirounga angustirostris), lobo marino de California (Zalophus californianus), lobo marino de Guadalupe (Arctocephalus townsendii) y la foca de puerto (Phoca vitulina richardii). También aquí alcanza su límite sur de distribución la nutria marina Enhydra lutris.

Mapa que indica la migración anual de la ballena gris

Ya refiriéndonos a la fauna estrictamente submarina, tenemos aquí al gran tiburón blanco (Carcharodon carcharias), tiburones ballena, mantarrayas, pez vela (que constituye un extraordinario reclamo para la pesca deportiva), pez gallo, dorado, sábalo, peces de arrecifes con bellos nombres comunes como "señorita camaleón" y "señorita crepúsculo", ambos del género Thalassoma, el pez ángel del Mar de Cortés, la morena pinta...

Fauna terrestre de Baja California y el Desierto de Sonora

 En Baja California están catalogadas 147 especies de mamíferos (fíjate que en la Península Ibérica no llegamos a los 100, con mucha mayor extensión geográfica). Y desgraciadamente debo empezar con tres Roedores exterminados, que eran endémicos de Islas: la subespecie de la Isla Montserrat del ratón de bolsillo de Bailey Chaetodypus bayleyi fornicatus , la subespecie de la Isla San Roque del ratón ciervo Peromyscus maniculatus cineritius y la rata de Bunker Neotoma bunkeri, de la Isla Coronado.

Pero para que te hagas idea de la tremenda riqueza de endemismos de las Islas de Baja California, puedo destacarte especies existentes como Peromyscus slevini (Isla Santa Catalina), o la rata canguro Dipodomys meriami insularis, de la Isla San José.

Rata canguro de Merriam

En México hay gran abundancia de especies de conejos, de los cuales tal vez el más representativo en estos desiertos mexicanos sea el conejo del desierto Sylvilagus audubonii, que es uno de los más pequeños.

En la Reserva del Desierto de El Vizcaíno podemos encontrar al berrendo (Antilocapra americana peninsularis), que es una subespecie endémica de Baja California, pero es que, además, existe otra subespecie propia en el vecino Desierto de Sonora, A. a. sonoriensis, del que es probablemente el antílope más veloz del mundo. También, siguiendo con los grandes herbívoros, tenemos representación del ciervo mulo Odocoileus hemionus y el magnífico borrego cimarrón, representado en Baja California por dos subespecies: Ovis canadensis cremnobates y O. c. weemsi, pero al igual que sucedía con el berrendo, los vecinos Desiertos de Sonora y Chihuahua presentan otra subespecie adicional: O. c. mexicana.

Berrendo peninsular

Por supuesto, si hay herbívoros debe haber carnívoros que los depreden. En esta zona de México encontramos al lince rojo (llamado aquí "gato montés"), con una subespecie de Baja California, Lynx rufus peninsularis. Esta especie está representada en México por otras tres subespecies: L. r. bayleyi en los desiertos vecinos, L. r. texensis, en las regiones nororientales vecinas del Golfo, Tamaulipas, Coahuila y Nuevo León, y más al Sur, L. r. oaxacensis. El otro gran felino presente en la región es el puma (Puma concolor), y una curiosa presencia procedente del Neotropical: el ocelote (Leopardus pardalis).

Otros pequeños carnívoros presentes en la región son: el cacomixtle (Bassariscus astutus), el omnipresente mapache (Procyon lotor), el zorrillo manchado (Spilogale putorius), el tejón americano (Taxidea taxus) y el zorro gris (Urocyon cinereoargenteus). También aquí se hallan los cánidos: una subespecie de zorro del desierto Vulpes macrotis devia, el omnipresente coyote (Canis latrans)

Zorrillo moteado

Entre las aves puedo destacarte el águila real (Aquila chrysaetos), el halcón cola roja (Buteo jamaicensis) o el halcón mexicano (Falco mexicanus).


Pero si hay tres especies verdaderamente simbólicas del Desierto de Sonora son, las ratas canguro, género Dipodomys, roedores Heterómidos exclusivos de las regiones deśerticas de Norteamérica, y de cuyas 22 especies, la mayoría están representadas en México; en segundo lugar el famoso correcaminos (Geococcyx californiana), rapidísimo en carrera y avezado depredador que se atreve contra los crótalos, de los que te habĺe también en otra Crónica.

Correcaminos. Foto: Christopher Schwarz

Y, sobre todo, los escorpiones, que también te hablé de ellos y creo recordar que te dije que México es el país donde más especies de escorpiones hay. El más grande de todos ellos, representado en los desiertos del Noroeste mexicano, es el escorpión peludo gigante (Hadrurus arizonensis), una "mala bestia" de 14 centímetros de longitud, y que puede depredar perfectamente sobre lagartos y serpientes. En México se encuentra presente únicamente en el Desierto de Sonora.

No podemos despedir la fauna de la Baja California y el Desierto de Sonora sin hacer referencia a algunas especies de reptiles, haciendo honor a ese puesto privilegiado de México en la herpetofauna mundial. Puedo destacarte, aparte del conocidísimo monstruo de Gila (Heloderma suspectum) o de los lagartos cornudos , género Phrynosoma, especies como la lagartija leopardo (Gambelia copeii), la iguana del desierto (Dipsosaurus dorsalis), la lagartija espinosa de Baja California (Sceloporus zosteromus) o el escinco rayado (Eumeces skiltonianus), entre otras muchísimas.

Lagartija espinosa peninsular

2. El Desierto de Chihuahua y la Pradera mexicana

Si, desde el Desierto de Sonora, nos desplazamos hacia el Este, tenemos que atravesar forzosamente la Sierra Madre Occidental. Cuando lo hayamos hecho, nos encontraremos en una tierra más alta: el Altiplano Mexicano. Y, más concretamente, estaremos en el Desierto de Chihuahua que, con sus 450.000 km2 es el desierto más grande de Norteamérica, que cubre parte de Texas, Arizona y Nuevo México en los EEUU, y de Chihuahua, Coahuila y Sonora en México.

Paisaje del Desierto de Chihuahua


Sin embargo, se trata de un desierto muy diferente al sonorense. El Desierto de Sonora es un clásico desierto subtropical, muy cálido, mientras que el Desierto de Chihuahua, aun siendo un desierto con todas las de la ley, es un desierto más "continental" y templado, con mayor influencia del clima frío invernal, y con una vegetación de matorral árido que se transforma en pradera de pastizal allá donde se dan las mejores condiciones para ello.

Por eso, si bien el desierto chihuahuense comparte muchas especies con el de Sonora, como el conejo del desierto o la liebre de California (Lepus californicus), también alberga especies más propias de este desierto templado, como el zorro veloz (Vulpes velox), si bien en la parte estadounidense del Desierto de Chihuahua, el zorro kit (Vulpes macrotis), presente aquí con la subespecie nominal, distinta de la subespecie presente en Baja California; la rata cambalachera (Neotoma albigula), o la subespecie Antilocapra americana mexicana de berrendo, muy amenazada y que cuenta, en territorio mexicano, con sus únicas pocas poblaciones en el Estado de Chihuahua, y posteriormente reintroducida en Coahuila. Así tienes ya completa la visión de las tres subespecies de berrendo presentes en México.

Liebre de California

Hablar de la fauna del ecosistema de Pradera en territorio mexicano es hablar de la Reserva Biológica de Janos, en el ángulo Noroccidental del Estado de Chihuahua, lindando con Sonora y los EEUU. Y es famosa, sobre todo, por haber sido el primer lugar en el que, el 28 de noviembre de 2009, se reintrodujo en México el gran icono de la pradera norteamericana: el bisonte americano (Bison bison), que en su momento fue exterminado aquí igual que en la mayor parte de los EEUU, y fue a partir de 23 ejemplares procedentes del Wind Cave National Park, en Dakota del Sur.

Bisontes en Janos, Chihuahua. Foto: Fernando del Real

Actualmente se calcula que en Janos hay unos 180 bisontes, y en marzo de este año se reintrodujeron otros 20 bisontes en Coahuila. Pero los magníficos bisontes no están solos en estos pastizales norteños. También campan a sus anchas los perritos de las praderas (Cynomys ludovicianus), que alcanzan aquí el límite Sur de su área de distribución, y el perrito de las praderas de Gunnison (Cynomys gunnisoni), exactamente igual que le ocurre al hurón de pies negros (Mustela nigripes), muy amenazado, que es uno de los principales depredadores de estos roedores subterráneos, y que fueron aquí reintroducidos.

Perritos de las praderas

Por cierto, que las madrigueras que excavan los perritos de las praderas sirven frecuentemente de refugio a un curioso búho muy extendido por América, aquí llamado tecolote llanero (Athene cunicularia). Ésta, y otras aves rapaces de la región se alimentan de hasta 18 especies de micromamíferos cuya presencia ha sido determinada a partir de estudios de egagrópilas de lechuza común, siendo la especie más abundante el ratón de abazones común (Perognathus flavus), otro heterómido emparentado con las ratas canguro, pero que es más propio del Altiplano Mexicano que de los desiertos occidentales.

MÚSICA RECOMENDADA: Linda Ronstadt - Canciones de mi padre




 

Comentarios

  1. ¡Extraordinario! ¡Muchas gracias por hablar maravillas de mi nación!

    Solo me queda aclarar algo, en la actualidad ya no se le llama Eje Neovolcánico Transversal, el nombre oficial ya es Faja Volcánica Transmexicana o en sinonimia Sistema Volcánico Transmexicano.

    Fiera de eso, me ha encantado. Gracias desde México.

    ResponderEliminar
  2. Una maravilla tus crónicas, disfruto muchísimo de ellas a cada publicación.
    Aprovecho para avisarte de una posible errata, la ballena saltando en la primera foto parece una jorobada en lugar de una gris.
    Gracias por escribir!!!

    ResponderEliminar
  3. Excelente texto, muy completo y apto para la enseñanza de los los mas chicos, muchas gracias por divulgar ciencia¡¡.

    ResponderEliminar
  4. Felicidades, excelente información, una pregunta, podría utilizar la imagen del mapa megadiverso para diferentes folletos de divulgación

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

En alas de las águilas. Las 7 águilas más poderosas del mundo.

Tiburones: lo que los documentales no nos cuentan.

La gallina doméstica: características, origen y domesticación