Glaciares tropicales y aves del Paraíso. La fauna de Nueva Guinea

Querida hija:

La tremenda riqueza de la biodiversidad presente en la Isla de Nueva Guinea es difícilmente imaginable. Continuamente se descubren allí nuevas especies: nada menos que 1.060 sólo entre 1998 y 2008 para que te hagas una idea. Bosques lujuriantes que ocultan las últimas regiones inexploradas de nuestro planeta, las cumbres más altas de Oceanía, manglares, sabanas, archipiélagos de coral y aguas cristalinas...todo se junta en la mayor isla tropical del mundo. Vamos a hacer un recorrido por la fauna de la Isla Misteriosa.

Las Aves del Paraíso son el emblema de la fauna de Nueva Guinea

Introducción: un continente en miniatura

Como siempre te digo cuando te enfrentas a la fauna de un lugar dado, en primer lugar hay que conocer su geografía. Nueva Guinea es la mayor isla tropical del mundo y la segunda en tamaño tras Groenlandia, con sus 785.753 km2. Tiene una forma de pájaro rechoncho con la cabeza al Oeste (Península de la Cabeza de Pájaro) y la cola al Este (Península Papuana). El Ecuador roza el "pico" si bien el territorio de la Isla yace en el Hemisferio Sur.

Nueva Guinea yace justo al Norte de Australia, de la que está separada por el Mar de Arafura, el Estrecho de Torres y el Mar del Coral, y al Este de las Islas Molucas, cerrando la Insulindia. Al Este se abren los Archipiélagos de Nueva Irlanda, Nueva Bretaña y las Islas Almirantazgo, y al Norte el Océano Pacífico. Por consiguiente, el clima predominante de Nueva Guinea es el clima ecuatorial húmedo, si bien en el ángulo sureste, más cercano a Australia, el clima es tropical monzónico con estación seca, por lo cual hace su aparición la sabana.

Mapa topográfico de Nueva Guinea

La geografía de Nueva Guinea está determinada y estructurada por una imponente cadena montañosa que, a modo de espina dorsal, recorre el centro de la Isla en toda su longitud, de Oeste a Este en una longitud de 1.600 km. Esta alta cadena alberga las cimas más altas de Oceanía, con varios picos por encima de los 4.000 m: Puncak Jaya (4.884 m), Puncak Mandala (4.760), Puncak Tricora (4.750), Mount Wilhelm (4.509), o Mount Giluwe (4.368). Estas cadenas montañosas se conocen colectivamente para la Biogeogafía como "Tierras Altas", e introducen en Nueva Guinea los ecosistemas alpinos, con presencia de nieves perpetuas y un conjunto de glaciares que, desgraciadamente, llevan en regresión desde 1936.

Tierras Altas de Nueva Guinea

Por tanto, Nueva Guinea queda dividida en dos partes por las Tierras Altas: Norte y Sur. Se extienden a ambos lados las Tierras Bajas, cubiertas de bosques tropicales muy cerrados y drenados por los principales sistemas fluviales: el Sepik al Norte-Nordeste, y el Fly al Sur, que desemboca en el Estrecho de Torres en un fabuloso delta.

Simplificando mucho, los principales ecosistemas que están presentes en la isla son los siguientes:

- Bosques húmedos montanos
- Praderas alpinas
- Manglares
- Bosques húmedos y bosques pantanosos de las tierras bajas
- Sabanas/pastos
- Arrecifes y fondos coralinos

Mapa de las ecorregiones de Nueva Guinea

Si bien Nueva Guinea forma una unidad geográfica, y así te la voy a explicar, políticamente está dividida en dos territorios, que ocupan cada uno una mitad de la Isla. En la mitad Este se encuentra el Estado independiente de Papúa - Nueva Guinea, con capital en Port Moresby y la mitad oeste se halla bajo ocupación indonesia desde 1961 (tras la retirada holandesa), que ha dividido su mitad en las provincias de Papúa y Papúa Occidental.

Fauna de Nueva Guinea: origen y generalidades

Como te dije al principio de esta Crónica, la riqueza faunística de esta isla es difícilmente imaginable: con el 0,5% de la superficie mundial, Nueva Guinea alberga entre el 6 y el 8% de las especies mundiales, con unas 4.624 especies de Vertebrados conocidas, con un elevadísimo índice de endemismos: 92 mamíferos y 320 aves, por ejemplo, son endémicas de Nueva Guinea.

Desde el desmembramiento del supercontinente Gondwana, el territorio de la actual Nueva Guinea estuvo unido al de Australia en un continente llamado Sahul, que fue derivando hacia el Norte durante todo el Cenozoico. Por eso, la fauna originaria de Nueva Guinea tiene una fuerte relación con la fauna australiana, con la que comparte muchos taxones como los Monotremas y los Marsupiales, así como otras especies o grupos de especies presentes en ambos territorios.

Mapa de Sahul (Australia + Nueva Guinea)

A finales del Mioceno/comienzos del Plioceno llega a Nueva Guinea un grupo de mamíferos placentarios, más concretamente Roedores de la familia Murinae que, a semejanza de lo que sucedió en Sudamérica con sus dos oleadas de inmigrantes Roedores, experimentarion una gran radiación adaptativa. Este primer grupo de placentarios recibe el nombre de Old endemics ("viejos endémicos").

Por su parte, en diversas épocas llegan a Nueva Guinea los murciélagos, que constituyen el otro gran grupo de mamíferos placentarios de la Isla. También lograron una gran diversificación, y están presentes los dos grupos de Macroquirópteros (zorros voladores) y Microquirópteros, con un total de 29 géneros nativos de Nueva Guinea.

Los zorros voladores son abundantes en Nueva Guinea

Finalmente, la Isla de Nueva Guinea se "separa" de Australia al final de la última Glaciación con la subida del nivel del mar que fue consecuencia de la fusión de los glaciares. En esta epoca llegó a Nueva Guinea una segunda oleada de Roedores procedentes de Asia, aprovechando el rosario de islas de Insulindia, y la poca profundidad de los mares de la zona, todos ellos del género Rattus.

En general, de la fauna mamífera de Nueva Guinea se puede decir que el 50% es marsupial y el otro 50% es placentaria, formada exclusivamente por los Roedores y los Quirópteros. Y, teniendo en cuenta el resto de grupos zoológicos presentes en la isla, de influencia y origen asiático, podemos decir que la fauna novaguineana es una interesante mezcla entre faunas de ambos continentes vecinos entre sí.


El otro gran factor que explica la gran riqueza de especies novaguineanas es su topografía. Como has visto, se trata de una isla tropical de gran tamaño, recorrida por una cordillera montañosa de gran altura, que impone una acusada compartimentación territorial en numerosos valles aislados entre sí o, al menos, con una difícil comunicación lo que favorece los procesos de especiación alopátrica (en aislamiento geográfico) lo que, unido a la gran cantidad de ecosistemas presentes en esta tierra, nos dan el cóctel perfecto para una explosión de vida animal.

Algunos marsupiales de Nueva Guinea

Por su parte, la presencia humana en Nueva Guinea es muy antigua y data de hace entre 50.000 y 40.000 años, habiéndose colonizado las Tierras Altas hace unos 35.000 años, donde se desarrolló una de las primeras (si no la primera) experiencias de agricultura que ha conocido la Humanidad. Desgraciadamente, se ha constatado también el exterminio de muchas especies animales de la Isla que datan de aquella primera época de la expansión humana.

Precisamente por el aislamiento de las tierras del interior de Nueva Guinea, y su difícil acceso, éstas permanecieron sin ocupar por las potencias coloniales, que fueron Holanda en la parte Oeste, Alemania en la parte Nordeste y Gran Bretaña (luego Australia) en la parte Sureste y, por tanto, su fauna permaneció desconocida hasta tiempos relativamente recientes.

Así, en 1928 llega a la Isla el naturalista alemán Ernst Mayr para recolectar ejemplares para el Museo Americano de Historia Natural (financiada por Walther Rothschild), en la que nombró 26 nuevas especies de aves. Por su parte, el explorador australiano Mick Leahy recorrió el interior de Nueva Guinea entre 1930 y 1934, refutando la creencia común en su época de que las Tierras Altas estaban deshabitadas.

El explorador Mick Leahy en Nueva Guinea

O, las exploraciones del zoólogo estadounidense Richard Archbold, que llevó a cabo tres célebres expediciones naturalistas, geográficas y antropológicas, en 1933-34, 1936-37 y 1938-39, ésta última en la que descubre el Valle de Baliam, que luego se renombraría como "Gran Valle", hogar del Pueblo Dani, que aún vivía en la Edad de Piedra desde hacía decenas de miles de años. Desde entonces, se han sucedido las investigaciones en Nueva Guinea en las que se han ido descubriendo cientos de nuevas especies para la Ciencia.

Sin más, voy a hacerte ahora un repaso forzosamente apresurado por las especies más notables e interesantes que representan los principales grupos zoológicos presentes en la Isla.

Los herpetos: Anfibios y Reptiles

Como es de esperar en una tierra tropical, los herpetos son abundantes y cada año se descubre alguna especie nueva. Entre los Anfibios se encuentra esa mezcla de orígenes geográficos diversos que caracterizan la fauna novaguineana: los hílidos y los miobatrácidos tienen su origen en Australia, mientras que ránidos y microhílidos provienen de Asia, lugar de origen del grueso de los Anfibios novaguineanos.

Puedo destacarte, por ejemplo, la rana arborícola del Monte Arfak (Litoria chloronota), con 16 cm de longitud, endémica de los bosques lluviosos montanos de Papúa Occidental, donde alcanza altitudes de 3.850 m. O la impresionante rana arborícola gigante (Nyctimistes infrafrenatus), que es la mayor rana arborícela del mundo con una longitud que oscila entre los 11 y los 14 cm, distribuida desde las Molucas hasta el Archipiélago Bismarck, y Queensland (Australia) por el Sur.

Rana arborícola gigante

También los Reptiles están perfectamente representados en esta Isla prodigiosa. Las serpientes están representadas por 7 familias, y de entre todas ellas, 32 especies son endémicas de la isla, lo que constituye el 33% del total. Por ejemplo, puedo destacarte una de las serpientes más peligrosas del mundo: el taipán de la Costa (Oxyuranus scutellatus), cuyo grado de mortalidad si no se atiende la mordedura está en el 50%. Tiene una longitud máxima de 3 metros y en Nueva Guinea se encuentra a lo largo de la costa Sur. O también la víbora de la muerte (Acanthophis antarcticum), que no le va a la zaga al taipán en peligrosidad.

Las serpientes arbóreas también están bien representadas pues encuentran alimento en la abundante vida animal que vive en los bosques húmedos. Por ejemplo la serpiente arbórea marrón (Boiga irregularis), que ha sido introducida por los humanos en otros lugares como la Isla de Guam, donde esta culebra la causado un verdadero desastre ecológico, tal como conté en este hilo de Twitter. Pero sin duda la serpiente reina de Nueva Guinea es la increíble pitón amatista (Simalia amethistina), que es una de las seis serpientes más grandes del mundo con una longitud máxima comprobada de 7,2 m de longitud en 1954, aunque lo normal es no superar los 4 metros.

Pitón amatista

Es una serpiente extendida por toda la isla, así como en islas adyacentes de Wallacea, así como en la Península de Cabo York, en Australia. Come todo tipo de vertebrados, incluidos los canguros y los cuscuses, a los que acecha en cursos de agua cuando van a abrevar. Otra pitón representada en Nueva Guinea es la pitón verde brillante (Morelia viridis), más pequeña que la pitón amatista con unos 2 metros de longitud, se alimenta de pequeños vertebrados, pues deja los grandes a su pariente amatista.

En Nueva Guinea se hallan representadas tres especies de cocodrilos: el cocodrilo marino (Crocodylus porosus), el más grande de los cocodrilos actuales, que vive en aguas saladas y salobres de mangles, estuarios, deltas y, en general, hábitats costeros. En Nueva Guinea está presente en todos los sistemas fluviales, incluso en las Islas Bismarck. El otro cocodrilo novaguineano es el cocodrilo de Nueva Guinea (Crocodylus novaeguineae), un cocodrilo pequeño (hasta 3,5 m. de longitud) que vive en la vertiente Norte de la Isla, donde vive particularmente en los cursos de agua del interior. Por su parte, en la vertiente Sur se encuentra el cocodrilo de Nueva Guinea de Hall (Crocodylus halli), que originalmente era considerado como una subespecie del primero, pero que se ha demostrado que es una especie diferente, que divergió de la primera hace entre 3 y 8 millones de años, al surgir la barrera montañosa de las Tierras Altas, que separó ambas poblaciones.

Entre las tortugas, puedo destacarte la tortuga cuello de serpiente de Parker (Chelodina parkeri), endémica y restringida al Río Fly, igual que la tortuga cuello de serpiente de Pritchard (C. pritchardii), endémica de la región central de la isla, o entre las tortugas acuáticas, la tortuga boba Papúa (Carettochelys insculpta), única especie de su género y única superviviente de su familia. Es una tortuga fluvial que tiene aletas igual que las tortugas marinas.

Tortuga cuello de serpiente de Parker

Las Aves

Fíjate bien en este dato, hija, para que te hagas una idea de la fastuosa variedad de aves que alberga Nueva Guinea: 760 especies de aves pertenecientes a 79 familias, y de ellas, casi la mitad endémicas: unas 320.

La más impresionante de ellas es el casuario, una gigantesca ave no voladora sin quilla (Ratite), de la que en Nueva Guinea están representadas nada menos que las tres especies actuales: el casuario del Sur (Casuarius casuarius), compartido con Australia y las otras dos endémicas: el casuario enano (C. bennetti) y el casuario del Norte (C. unappendiculatus). El casuario del Sur, la especie más abundante, es la tercera ave más grande del mundo (sólo tras el avestruz y el emú), y puede alcanzar la talla de un hombre adulto, y la segunda más pesada. Es también un ave peligrosa, capaz de destripar a quien se le ponga por delante con sus tremendas y terroríficas garras. Pero sólo es peligrosa para el ser humano si es molestada o amenazada, pues su alimentación omnívora pero predominantemente frugívora le aleja de nuestros intereses.

Casuario del Norte

Al igual que sucede con la vecina Australia, Nueva Guinea es muy abundante en loros. Si recuerdas cuando te hablé de las Psitácidas, se considera que esta región del mundo es uno de sus centros evolutivos, y en Nueva Guinea están representadas 46 especies, como por ejemplo la cacatúa de moño amarillo (Cacatua galerita), el bonito Lori tricolor (Lorius lory), o el loro más pequeño del mundo, el microloro de Finsch (Micropsitta finschii), con una longitud de 9,5 cm y un peso de 12 g. Vive en las Islas Salomón y está representado en Nueva Guinea únicamente en las Islas Bismarck, donde está presente sólo una de sus cinco subespecies.

Microloro de Finsch

Las palomas son también muy abundantes en la isla, con 45 especies nada menos, lo que constituye 1/6 de todas las palomas del mundo. La mayor paloma del mundo, la bella y elegante paloma coronada occidental (Goura cristata) es endémica de las selvas de las tierras bajas. Alcanza 70 cm de longitud y 2 kilos de peso.

Debido al pequeño tamaño de los mamíferos marsupiales carnívoros que hay en la Isla, Nueva Guinea tiene el honor de ser uno de los pocos territorios del mundo donde el máximo super-depredador es un ave: el águila harpía de Nueva Guinea (Harpyopsis novaeguineae). Es endémica de los bosques húmedos tropicales y aunque no es un águila especialmente grande (75 - 90 cm de longitud, 157 cm de envergadura o un peso entre 1,6/2,4 kg), le basta para hacerse respetar y situarse en lo alto de la pirámide trófica alimentándose de mamíferos (especialmente los cuscuses arborícolas), aves y serpientes.

Pero son, sobre todo, las aves del Paraíso, Paseriformes de la familia Paradisaeidae los verdaderos emblemas de la avifauna de Nueva Guinea, con 15 géneros y 42 especies, Nueva Guinea es el centro de evolución de esta familia, albergando todos menos dos de los géneros. Se trata de las mayores paseriformes, distribuidas sobre todo en bosques húmedos y también en manglares. Su fama estriba en los espectaculares, bellísimos y sofisticados plumajes que exhiben los machos, producto de millones de años de selección sexual por parte de las hembras ya que los machos usan su librea para impresionar a las hembras con complicados cortejos. Se alimentan de artrópodos, fruta y pequeños vertebrados.

Sus plumas son objeto de explotación por parte de los pueblos indígenas neoguineanos, que los usan para su adorno personal y sus tocados rituales. Los primeros ejemplares que se conocieron en Europa procedían de la Expedición de Magallanes-Elcano, y los posteriores viajes comerciales portugueses y españoles a las Molucas. Como los primeros ejemplares venían preparados con las patas cortadas, se extendió en Europa la opinión de que no se posaban nunca, y sólo volaban por el cielo hasta que caían muertas de cansancio, que era cuando se podían coger.

Sobran las palabras ante tanta belleza que nos ofrece la Naturaleza, de modo que te pongo aquí algunas fotos para que te hagas una idea de lo que estoy intentando expresar.

Aves del Paraíso (Kelsey Oseid)

Ave del Paraíso roja (Paradisaea rubra)

Ave del Paraíso grande (Paradisaea apoda)

Finalmente, algunas consideraciones sobre las aves presentes en los hábitats sabanoides y de humedales en la Costa Sur, un lugar muy importante que alberga especies migratorias tanto de Australia como el Paleártico como el cistícola buitrón (Cisticola juncundis) pero también algunos endemismos como la yerbera del Río Fly (Megalurus albolimbatus) o el cucaburra escamoso (Dacelo tyro).

Los Mamíferos

Y cerramos este resumen de fauna de Nueva Guinea con los Mamíferos. Aunque esta isla tiene el 10% del territorio de la vecina Australia, sólo tiene unas pocas especies de mamíferos menos que ésta.

Empezamos por los Monotremas, esos curiosos y primitivos mamíferos que ponen huevos. En Nueva Guinea no hay ornitorrincos, pero hay más especies de equidnas que en Australia: dos géneros y cuatro especies de la familia Tachyglossidae: el equidna de hocico corto (Tachyglossus aculeatus), el equidna oriental de hocico largo (Zaglossus bartoni), el equidna occidental de hocico largo (Z. bruijni) y el equidna de hocico largo de Sir David (Z. attenboroughi), nombrado así en honor de uno de mis ídolos, el gran Maestro de divulgadores de Naturaleza Sir David Attenborough. Todos ellos se alimentan de hormigas y termitas, llenando el mismo nicho ecológico que en otras latitudes llenan los osos hormigueros o los cerdos hormigueros.

Equidna de hocico largo oriental

Seguimos por los Marsupiales, y concretamente los marsupiales carnívoros (aunque la mayoría se contentan con ser insectívoros), que pertenecen al orden Dasiuromorpha, y por eso se conocen colectivamente como "dasiuros" o "gatos marsupiales". El mayor depredador marsupial de Nueva Guinea  es el quoll de bronce (Dasyurus spartacus), del cual se sabe muy poco: descubierto en 1979, fue descrito oficialmente en 1987. Vive en una restringida zona del Sur de la Isla, en las sabanas Del Río Fly. Otros dasiuros endémicos de Nueva Guinea son el dasiuro de bandas anchas (Murexia rothschildi), el dasiuro de tres bandas de Woolley (Myoictis leucura), o el dasiuro de tres bandas de Tate (M. wavicus).

Un grupo de marsupiales absolutamente característico de Nueva Guinea es el de los canguros arborícolas o "dendrolagos". Estos son los únicos Macropódidos arborícolas, y forman un conjunto coherente de 14 especies, 12 de las cuales son endémicas de Nueva Guinea donde se piensa que tienen su centro de dispersión. Son animales estrictamente forestales y la mayoría de ellos vive en los bosques montanos, donde se alimentan de hojas y frutos. Una vez más, vemos cómo un linaje marsupial cubre un nicho ecológico reservado en otros lugares a los Primates. Todos ellos están asignados al género Dendrolagus.

Algunas de las más notables especies de canguros arborícolas son: el canguro arborícola de Doria (Dendrolagus dorianus), el canguro arborícola de Goodfellow (D. goodfellowi), o el canguro arborícola de Matschie (D. matschiei).

Canguro arborícola de Matschie

Ya con los "pies" en la tierra, hay canguros más "normales", como los rarísimos wallabies forestales, en dos especies: el negro (Dorcopsis atrata) y el gris (D. luctuosa).

Entre los Falangéridos, otro grupo muy asociado a Nueva Guinea son los cuscús, que son como ositos esponjosos en miniatura con cola larga y prensil, y adaptados a la vida arborícola como los dendrolagos. Son similares a los possum de Australia pero evolucionaron aquí, en Nueva Guinea, donde están presentes en toda la Isla, y algunas adyacentes. Algunos ejemplos son el cuscús moteado común (Spilocuscus maculatus), el cuscús de puntos negros (S. rufoniger), el cuscus de montaña (Phalanger carmelitae), el cuscús gris (P. orientalis) o el cuscús sedoso (P. sediceus).

Cuscús moteado común

Los possums o petauros están también representados en esta isla, como el petauro del azúcar (Petaurus breviceps), que es capaz de planear como las ardillas voladoras en un caso claro de convergencia evolutiva o el triok de dedos largos (Dactilopsilia palpator), que también presenta una convergencia evolutiva con el aye aye malgache, usando sus dedos largos para localizar y capturar larvas de insectos bajo la corteza de los árboles.

Los Peramélidos o bandicuts ("conejos marsupiales") tienen en Nueva Guinea especies como el bandicut Kiriwina (Echymipera davidi) o el bandicut del Río Fly (E. echinista), entre otros.

En cuanto a los mamíferos placentarios, aparte de las 76 especies de Quirópteros de todos los tamaños, destacan los ratones que antes de describí como los "viejos endémicos". Estos múridos experimentaron una extraordinaria radiación adaptativa que daría géneros como Pseudohydromys, o ratones-musaraña (12 especies), Hydromys , o ratas acuáticas (4 especies), Chiuromys , o ratones arborícolas (3 especies), o el más representativo de estos roedores, el género Mallomys, ratas lanudas con 8 especies entre las que destaca la rata gigante (Mallomys aroaensis), con 41 cm de longitud. Pero esta rata gigante ha sido superada por la rata lanuda de Bosavi, descubierta en 2009 y asignada provisionalmente al género Mallonys pero en espera de identificación oficial. Tiene una longitud de 82 cm.

Rata lanuda de Bosavi

En cuanto a la última oleada de roedores que llegaron a Nueva Guinea, puedo destacarte aquí la rata gigante de las Bismarck (Uromys neobritannicus), endémica de la isla de Nueva Bretaña, o siete especies del género Rattus como por ejemplo la rata oriental (Rattus mordax).

MÚSICA RECOMENDADA: Andrew Lockington - Journey 2, the Mysterious Island

Comentarios

  1. De verdad es muchísima la información que se puede obtener de es gran blog, espero no sea una molestia si en alguna ocasión lo llego a tomar como referencia en mi blog de marsupiales australianos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

En alas de las águilas. Las 7 águilas más poderosas del mundo.

Tiburones: lo que los documentales no nos cuentan.

La gallina doméstica: características, origen y domesticación