Resistencia-Fidelidad-Inteligencia. Los perros del Ártico.

Querida hija:

Una vez terminadas las vacaciones de verano, retomo mis crónicas para hablarte de las que, tal vez, son las más legendarias de las razas caninas: los perros árticos. Interesante punto de contacto entre el mundo silvestre y el doméstico, estos extraordinarios perros han sido, y son, compañeros insustituibles para los humanos que viven en los difíciles ambientes árticos y subpolares. Protagonistas de obras literarias como las novelas de Jack London y de hazañas como la "Carrera del Suero", la épica es inseparable de estos maravillosos perros. ¿Empezamos?.

Los perros árticos han sido usados mayoritariamente para tiro de trineos en invierno

Origen y naturaleza de los perros árticos.

Normalmente, a estos perros se los conoce con el nombre colectivo de "perros de trineo" porque su principal utilidad es el tiro de trineos en las regiones árticas. Pero he preferido usar la denominación de "perros árticos" porque algunas de estas razas también se usaron (hoy día cada vez menos) como perros pastores y de caza. De acuerdo con la clasificación oficial de la Federación Cinológica Internacional, son estas cinco razas, que forman el grupo "Perros nórdicos de trineo":

-Perro esquimal canadiense
-Husky siberiano
-Malamute de Alaska
-Perro de Groenlandia
-Samoyedo

Por otro lado, y antes de empezar a profundizar, lo primero que quiero hacer es aclararte un equívoco que suele afectar a estos hermosos perros.

A los perros árticos se les llama con mucha frecuencia "perros lobo". La idea que se transmite es que son razas de perro de reciente domesticación, serían los últimos perros domesticados a partir del lobo y, por tanto, conservarían en su comportamiento más rasgos lobunos y un temperamento más salvaje e indomable. Es como si conservasen un mayor acervo genético lobuno debido a su reciente domesticación.

Cladograma perros antiguos

¡En realidad es todo lo contrario!. Los perros árticos forman parte de un grupo de razas caninas conocidas como "perros antiguos". Los perros antiguos son razas caninas que tienen más de 500 años de antigüedad, y tienen en sus genes una mayor introgresión de genes de lobo gris, que las razas modernas. En efecto, los perros árticos tienen una mayor proporción de lobo en su genoma, pero precisamente por ser razas antiguas, no por ser razas modernas.

Por un lado, el esquimal canadiense y el groenlandés formarían parte, dentro de este grupo, del linaje más antiguo, más cercano al lobo ancestral, junto con varias razas de perros de Asia oriental como el sharpei, el akita inu o el chow-chow. Estas dos razas, además, conservan en su genoma una mayor proporción de genes de perros precolombinos. Se ha comprobado que los perros americanos originales desaparecieron en su mayor parte ante la llegada de los perros europeos al continente. De hecho, los perros esquimal canadiense y groenlandés no tienen en su estructura genética ninguna influencia de perros europeos.

Mapa que muestra la introducción en América de los perros de los Thule y los Huskies siberianos, entre otros

El segundo linaje en antigüedad lo forman el husky siberiano y el malamute, primos hermanos entre sí y muy cercanos al basenji africano. Finalmente, la raza más "moderna" dentro de este grupo sería el samoyedo, muy relacionado con el pequinés, el shih-tzu y el Lhasa apso.

¿Cómo se originaron estas extraordinarias razas caninas?

Hasta hace muy poco tiempo los especialistas estaban razonablemente seguros de que el perro había sido domesticado hace entre 10.000 y 15.000 años, al menos en dos puntos de Eurasia: en el extremo Oeste y el Extremo Oriente. Los modernos estudios genéticos y un mejor conocimiento del registro fósil han retrasado considerablemente esta estimación, y ahora se considera que la domesticación del perro tuvo lugar hace entre 20.000 y 40.000 años, seguramente en varios eventos de domesticación en Eurasia, si bien hay especialistas que ponen el acento en Europa. Un reciente estudio muy interesante nos lleva en esta dirección: Pontus Skoglund y sus colaboradores, de la Universidad de Harvard, estudiaron el genoma de un lobo que vivió en la Península de Taymyr (Norte de Siberia) hace 35.000 años, y lo comparó con el genoma de otros lobos grises, de perros árticos y de otros perros.

Esquema que muestra la última investigación sobre el origen del perro doméstico

Skoglund y su equipo extrajeron dos conclusiones. La primera de ellas, que el linaje que lleva a los perros domésticos se separó del linaje de los lobos hace unos 27.000 años. La segunda de ellas, que los perros árticos, como por ejemplo los Huskies siberianos, mantienen en su genoma un rastro de la población de lobos árticos paleolíticos a partir de la cual fueron domesticados. El resto de perros domésticos no conserva este rastro genético.

Si recuerdas lo que te acabo de contar sobre los "perros antiguos", te darás cuenta de que los perros árticos se encuentran en ese grupo junto a otras razas mayoritariamente de Asia Oriental. Por tanto, la conclusión es que los perros árticos se originaron a partir de la domesticación de lobos de Asia Septentrional, y se mantuvieron genéticamente diferenciados debido al aislamiento de la región. Dos de aquellas razas aún permanecen en su lugar de origen: el samoyedo y el husky siberiano. Cuando los primeros humanos cruzaron el Puente de Beringia hacia América, sin duda llevaban perros consigo...pero los actuales perros malamute, Esquimal y groenlandés tienen su origen en la penúltima migración humana hacia América: los Inuit, que llegaron al Ártico americano hace unos 4.000 años.

El perro se convirtió para los Inuit en algo insustituible. En América no había caballos, y aunque los hubiera habido, en las regiones árticas no son de gran utilidad porque no están adaptados a la vida en aquellas tremendas soledades. Por eso, los perros Inuit fueron seleccionados para transportar cargas y bienes en trineos, además de ayudar en la caza de focas y osos polares. Debes saber que, en el pensamiento Inuit, los humanos somos una parte más de la Naturaleza. Y, como tal, nuestras relaciones con los animales salvajes y domésticos es una relación "social": formamos una sociedad con ellos. Por eso, los Inuit consideran a los animales como algo parecido a "personas no humanas".

Para los Inuit, los perros son mucho más que un animal doméstico.

Esto es especialmente cierto en el caso de los perros, que frecuentemente eran criados en el seno de las familias en pie de igualdad con los bebés humanos. Hasta tal punto el Inuk dependía de sus perros. Este uso de los perros como auxiliares de caza y como tiro de transporte se daba también en los nativos de las Praderas de Norteamérica, tirando de unas parihuelas de madera llamadas travois, si bien hoy día no queda rastro de los perros que entonces vivían en esa región. Ahora vamos a conocer un poco más sobre estas razas árticas.

Samoyedo

El samoyedo es originario de la zona Norte de la actual Rusia, y Siberia Noroccidental. Su origen hay que buscarlo entre el pueblo nenets, que forma parte de los pueblos samoyedos (de ahí el hombre). Se origina a partir del pastor nenets, que es un perro pastor de renos, el animal del que viven los pueblos samoyedos. Es un perro pastor de renos ante todo. Más secundariamente se usa como perro de guardia y sólo más raramente como perro de tiro de trineo.

Perro samoyedo

Es un perro de tamaño medio, de entre 50 y 60 cm de altura a la cruz, musculoso, y con una inconfundible capa blanca, gruesa y sedosa. Su temperamento muy afable, juguetón y cariñoso. Extremadamente fiel, su expresión y carácter risueños le ha valido el sobrenombre de "Sammy smile". Con los niños es especialmente afable y protector.

Husky siberiano

El husky fue criado por el pueblo Chukchi, que vive en el extremo nororiental de Siberia, mirando al Estrecho de Bering. Fue seleccionado especialmente para el tiro de trineos y como perro guardián. Es capaz de trabajar en condiciones climáticas verdaderamente durísimas, típicas de su región de origen. En 1908 fue introducido en Alaska como perro de tiro, en medio de la vorágine de la "fiebre del oro" que sacudió Alaska por aquella época. Allí el husky se convirtió en el perro de trineo más popular por su tremenda resistencia y su velocidad. Los Huskies probaron su valía durante la legendaria "Carrera contra la Muerte", de la que te hablaré más tarde, y durante la Segunda Guerra Mundial fueron usados en el Servicio de Búsqueda y Rescate en el Ártico del Ejército de los EEUU.

Husky siberiano

Su alegría de vivir le hace un compañero excelente, y aunque al principio sus aristocráticas orejas erectas y triangulares y sus ojos azules pueden hacerle parecer un perro frío, en la realidad es muy amistoso y entusiasta. Les encanta y les entusiasma correr...porque han sido seleccionados especialmente para ello. Son perros atléticos y proporcionados, con doble capa de pelo de distintos colores...blanco y negro, rojo y negro, gris y negro...y frecuentemente presentan heterocromía ocular, o sea, ojos de diferente color.

Malamute de Alaska

Seguramente el perro de trineo más popular junto con el Husky, si bien éste fue seleccionado para ser veloz, mientras que el malamute fue seleccionado para ser fuerte. El aspecto general del malamute es muy parecido al Husky, de hecho genéticamente son primos hermanos, pero es algo más grande y robusto.

Malamute de Alaska

Estamos ante un perro originario de Alaska, fue seleccionado y criado entre los Inuit de la Península Seward, allá donde se habla el dialecto mahlemut de la lengua Inupiaq (de ahí su nombre). Estos pueblos se llaman hoy Kuuvangmiut o Kobuk. El malamute fue criado para transportar cargas pesadas y para ayudar en la caza del oso polar. Es considerado un perro afectuoso y amistoso, leal, compañero y juguetón. Es muy inteligente y se aburre con facilidad si no tiene ningún estímulo mental. En su madurez impresiona por su dignidad.

Por cierto, les encanta excavar. Y mucho.

Perro de Groenlandia

El groenlandés, llamado en el pasado también "perro esquimal de Groenlandia", es una de las razas más antiguas del mundo. Se cree que es descendiente directo de los perros que acompañaban al misterioso "pueblo Thule", que se estableció en el Ártico canadiense hace entre 4.000 y 5.000 años, y que se supone el ancestro de los pueblos Inuit. Es un perro de fuerte apariencia, de rasgos más compactos y suavizados que los malamute y husky, seleccionado como perro de tiro. Fue el perro utilizado en las exploraciones de Groenlandia y el Polo Norte entre fines del Siglo XIX y comienzos del XX. También tiene un fuerte instinto hacia la caza de focas y osos polares.

Perro de Groenlandia

Es un perro enérgico, incansable en el tiro, de una gran fortaleza mental. No se considera ligado fácilmente a una sola persona, y no es muy adecuado como perro guardián. Es un perro que no ladra, sino que se comunica mediante aullidos. Esta raza, la única autóctona de Groenlandia, está protegida por ley contra su cruce con otras razas, para preservar su acervo genético.

Perro inuit canadiense

Se trata de la raza más rara de perros árticos. Está estrechamente relacionado con el groenlandés, y se supone que su origen está también entre los ancestros de los actuales inuit. A diferencia de los otros perros árticos de los que te he hablado, el inuit canadiense se encuentra en peligro de extinción: en 2008 se calculó que existían sólo 300 perros purasangre de esta raza. Su declive se relaciona con la extensión de las motos de nieve entre los inuit de su zona, e incluso existe la polémica del sacrificio de numerosos de estos perros entre 1950 y 1970 por parte de la Real Policía Montada de Canadá, supuestamente por ser ya inservibles para ellos.

Perro Inuit canadiense

Como todos los perros de trineo, su temperamento es leal, inteligente y valiente. Tradicionalmente se dejaba que estos perros se procurasen su propio sustento, por lo que tienen un instinto depredador mucho más desarrollado que otros perros de trineo. Este perro recibe el nombre local Qimmiq, que significa simplemente "perro". Desde 1972 existe la Eskimo Dog Research Foundation, que intenta recuperar la raza para el futuro. En 2000, el Inuit canadiense fue escogido por el Territorio de Nunavut como su "animal símbolo".

La "Carrera contra la Muerte". Balto.

Los perros del Ártico están indisolublemente unidos a la épica. El vivir y trabajar en uno de los entornos más hostiles de la Tierra ayudando a sus dueños humanos a sobrevivir en él, los convierte en perros extraordinarios. Y han tenido sobradas ocasiones para demostrar su valía. Como te conté más arriba, estos perros se popularizan en Norteamérica a partir de dos "fiebres del oro": la del Klondike en el Yukon canadiense (1896 - 1899), magistralmente retratada en las novelas de Jack London y en la maravillosa película "La quimera del oro", de Charles Chaplin, y la de Nome (1899 - 1909).

Nome en la época de la Fiebre del Oro

Precisamente fue el puerto de Nome la principal vía de entrada de los mineros hacia las zonas auríferas del interior, donde no había más medio de transporte que los trineos tirados por perros. Nome creció espectacularmente hasta los 20.000 habitantes en 1900 pero cuando pasó la fiebre del oro, la ciudad fue abandonada de una forma igualmente espectacular. En 1925 no era más que un lejano puesto ártico de los EEUU con unos 1.400 habitantes, completamente aislada del mundo durante el invierno, de no ser por la ruta cubierta por trineos tirados por perros, llamada Iditarod trail, que la unía con Anchorage, ¡a 1 mes de distancia!.

Por eso, todas las alarmas saltaron en Seattle (Washington) cuando el 20 de enero de 1925 se recibe el siguiente radiotelegrama procedente de Nome:

"Nome calling...Nome calling...we have an outbreak of diphtheria...no serum...Urgently need help...Nome calling...Nome calling..." 
(Aquí Nome...aquí Nome...tenemos una epidemia de difteria...no hay suero...necesitamos urgentemente ayuda...aquí Nome...aquí Nome...)

La difteria es una enfermedad infecciosa provocada por una bacteria. Afecta a las vías respiratorias y es especialmente peligrosa para los niños. La población inuit, inerme ante las enfermedades introducidas por los europeos, estaba gravemente en peligro. El único médico de Nome no daba abasto, y a algún lumbrera se le había olvidado incluir el suero antidiftérico en los suministros de invierno. Seattle contesta:

"Seattle calling...Seattle calling...Fresh serum available here...Airplane standing by to fly to Nome..."
(Aquí Seattle...aquí Seattle...tenemos disponible suero fresco...y un avión preparado para llevarlo a Nome)

Pero no iba a ser tan fácil llevar el suero a la martirizada Nome. El invierno de 1925 estaba siendo especialmente cruento, y las terribles condiciones atmosféricas impidieron durante días salir al avión. El 25 de enero se tuvo que tomar otra decisión:

"Anchorage calling...Anchorage calling...300.000 units of serum located in railway hospital here...Packaging can be shipped by train to Nenana...Package weights 20 pounds...could serum be carried to Nome on Iditarod trail by mail drivers and dog teams?
(Aquí Anchorage...aquí Anchorage...aquí hay 300.000 unidades de suero en un tren hospital...el cargamento se puede enviar por tren a Nenana...el cargamento pesa 20 libras...¿se podría llevar el suero a Nome usando el Camino de Iditarod mediante correos y equipos de perros?

Mapa que muestra el recorrido de la "Carrera del Suero"

La enfermedad segaba bajo su cruel guadaña vidas cada día y no había otra solución. El 27 de enero el suero llegó a Nenana en tren, y desde allí a Nome había que llevarlo a través de 1.000 kilómetros de tierra completamente salvaje azotada por ventiscas invernales que hacían bajar la temperatura hasta -30 y -50 ºC. Rápidamente se organizó un relevo de 20 equipos de perros dirigidos por sus mushers, hombres expertos y curtidos tanto inuit, como nativos, como blancos europeos. Había comenzado la "Carrera contra la Muerte", como fue bautizada por la Prensa de la época.

El primer relevo lo condujo "Wild Bill" Shannon, quien entregó el suero 52 millas más adelante al segundo relevo, conducido por Edgar Kalland. Uno tras otro, los equipos de perros iban venciendo peligros sin cuento conducidos por sus duros mushers, y le iban comiendo el terreno a la Muerte.

Togo fue uno de los perros más destacados de la Carrera del Suero

El 31 de enero es el turno del más legendario musher de la región: Leonhard Seppala toma el suero y lanza su equipo de Huskies siberianos liderados por Togo, que se encuentran con el Norton Sound completamente helado, y la disyuntiva de rodearlo perdiendo tiempo, o atraversarlo sobre el hielo arriesgando su propia seguridad. Togo no lo dudó y condujo al equipo con tremenda precisión por el hielo hasta atravesar el fiordo. Sólo 3 horas después del paso de Seppala, el hielo se rompió en Norton Sound. Nome estaba a un tiro de piedra.

Balto se convirtió en el héroe que resumió la gesta de la Carrera del Suero

El 1 de febrero toma el relevo el noruego Gunnar Kaasen con su equipo de Huskies liderado por Balto. Balto había nacido en 1919 y había sido criado por Seppala. Juzgándolo como un perro inadecuado para liderar un tiro de trineo, lo castró y lo destinó a trabajos duros y poco glamurosos. Kaasen alquiló su tiro y vio en Balto cualidades que Seppala no pudo, o no quiso ver. El caso es que el relevo de Kaasen, el penúltimo ya antes de llegar a Nome, fue afectado por lo más tremendo de la ventisca polar, y tuvo que parar. Tras unas horas de parada, había que tomar una decisión:  Balto no lo dudó y se lanzó contra la salvaje ventisca hasta encontrar al último relevo a sólo 21 millas de Nome.

Pero el relevo se había quedado dormido al oír las noticias de que lo peor de la tormenta había detenido a Kaasen. Por tanto, Kaasen continúa camino enlazando dos etapas seguidas. No había tiempo que perder. Poco antes de llegar a Nome, la tremenda fuerza de la ventisca logra derribar al tiro de trineo, y la caja de suero se pierde en la nieve. Milagrosamente Kaasen la encuentra, y Balto se labró la eterna gratitud y admiración de América cuando encuentra por puro instinto el inexistente camino, sepultado por la nieve y cegado por la ventisca.

Al alba del 2 de febrero de 1925, Balto conduce al equipo a Nome. Se ha batido un récord: 674 millas en 127 horas y media. Balto y los 19 relevos anteriores han salvado a Nome.

Muerte, ¿dónde está tu victoria?

Es ciertamente injusto que Balto se llevara toda la fama. América enloqueció con este perro y sucedieron los homenajes por todo el país. Yo prefiero pensar que fue un homenaje a los 200 perros que participaron en la Carrera. No voy a contarte aquí todo lo que pasó después...hubo celos, disputas entre Seppala y Kaasen... Balto acabó relegado en una infame "Galería de los Horrores" en Los Ángeles hasta que en 1927 es rescatado por una cuestación popular y la ciudad de Cleveland le ofreció pasar sus últimos años en la comodidad del Zoo de la Ciudad.

El 14 de marzo de 1933, Balto muere en paz. Se erigió en su honor una famosa estatua en el Central Park de Nueva York. En su placa, puede leerse:

"Dedicated to the indomitable spirit of the sled dogs
that relayed antitoxin six hundred miles over rough ice
across treacherous waters, through Arctic blizzards from
Nenana to the relief to the sticken Nome in the Winter of the 1925.
Endurance.  Fidelity.   Intelligence"

"Dedicado al indomable espíritu de los perros de trineo, quienes
llevaron la antitoxina 600 millas sobre el hielo, a través de las 
traicioneras aguas, a través de las tormentas de nieve del Ártico
para el alivio de los afectados de Nome en el invierno de 1925.

Resistencia.  Fidelidad.   Inteligencia"

Estatua de Balto en Central Park, Nueva York


Comentarios

  1. Todo interesante pero la historia de Balto me ha sacado lagrimillas.

    ResponderEliminar
  2. Que belleza de articulo.
    Leerlo ha sido todo un placer para mi.
    Es impresionante leer la vida en estos parajes tan salvajes y ver como se puede vivir creando relación con las distintas especies que nos rodean.
    Todo mis perros han sido entrenados con los profesionales de Perro Asistencia.
    Ellos aplican tecnicas de confianza y de creación de vinculo entre el humano y el perro, por esta razón este articulo me gusto tanto.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

En alas de las águilas. Las 7 águilas más poderosas del mundo.

Tiburones: lo que los documentales no nos cuentan.

La gallina doméstica: características, origen y domesticación