¡Vaya tropa!. Los babuinos y su sociedad.

Querida hija:

Los babuinos son unos de los Primates más notables. A pesar de no ser primates estrechamente relacionados con los humanos (como los Simios), el estudio de su compleja e interesante sociedad es como mirarnos en un incómodo espejo: veremos reflejadas cosas que no nos gustan, porque cuando vemos ciertos comportamientos en sociedades animales, más crudamente se ponen de manifiesto en nuestra sociedad humana. ¿Quieres conocer a esta tropa?

Los grandes caninos de los babuinos son usados como arma 

Los babuinos: biología y ecología

Los babuinos son Primates de la familia Cercopithecidae, la mayor familia de monos del Viejo Mundo, que incluye también a los cercopitecos, los macacos y los colobos. Se trata de monos exclusivamente afrotropicales. Los babuinos están atribuidos al género Papio, con cinco especies de las que te hablaré más adelante.

El babuino es un mono inconfundible: es uno de los mayores Primates, con un peso que oscila (según las especies) entre los 14 y los 40 kg, y una altura a la cruz entre 50 y 76 cm. Son animales terrestres y cuadrúpedos, esto es, su vida se desarrolla sobre el suelo, si bien por la noche suelen encamarse en los árboles, adonde también acuden en busca de refugio en situaciones de peligro. Su aspecto es perruno, con una cabeza masiva de morro largo y rectangular, y dotado en los machos de tremendos caninos que usan con propósitos defensivos y ofensivos. Si bien su pelo es corto, en la cabeza y hombros se hace más largo recordando una pequeña melena. La cola empieza en dirección vertical pero pronto se curva hacia abajo, colgando libremente. Tienen también "callosidades nalgares", una zona desnuda de pelo, y cuya piel está engrosada para permitir al animal sentarse sobre ella.

El aspecto del babuino es inconfundible

Existe un notable dimorfismo sexual, puesto que los machos son apreciablemente más grandes y fuertes que las hembras. Son animales diurnos. Tras seis meses de gestación la hembra da a luz un sólo descendiente, que es cuidado por la hembra en solitario y, a menudo, ayudada por otras hembras. Antes de alcanzar la madurez sexual (a los 8 años), los machos abandonan su grupo de nacimiento para unirse a otros grupos mientras que las hembras permanecen en el mismo lugar donde nacieron (son filopátricas).

El hábitat de los babuinos son las sabanas y espacios abiertos en África occidental, oriental y meridional, así como en la parte Sur de la Península Arábiga que, a efectos zoogeográficos, pertenece a la región Afrotropical. Es un primate omnívoro, es más, presenta una omnivoría perfecta ya que se alimenta tanto de materia vegetal como animal (insectos, liebres, aves, pequeños antílopes, moluscos...) indistintamente pues son animales oportunistas. Es importante que tengas en mente, en un tiempo en que determinados colectivos humanos intentan convencer al resto (a veces violentamente) que los humanos no tenemos "derecho" a alimentarnos de otros animales, que la inmensa mayoría de los Primates (incluido el ser humano) son omnívoros, con una amplia gradación de la proporción vegetales/carne en su dieta.

Mapa de distribución de las especies de babuino

A su vez, los babuinos pueden ser depredados por el cocodrilo del Nilo (cuando acuden a beber a los ríos o lagos), el león, el leopardo o el guepardo. Pero en estos últimos casos los felinos sólo depredan al babuino cuando lo ven muy claro: un error de cálculo y el felino puede verse rodeado por una numerosa tropa de enfadados babuinos que lo pueden matar a dentelladas con sus formidables caninos. Debido a su agresividad, los depredadores se lo piensan mucho antes de atacarlos, e incluso el ser humano se mantiene a distancia, aunque en los últimos tiempos se producen envenenamientos de babuinos, pues en algunas comunidades humanas se los considera una "plaga".

El linaje de los babuinos se separa del linaje de los Hominoideos hace entre 25 y 30 millones de años, y los fósiles más antiguos de babuinos datan de hace 2 millones de años. Como te apunté antes, se reconocen cinco especies de babuinos, si bien algunos autores consideran que son subespecies de una única especie. Son las siguientes:

-Hamadrias (Papio hamadryas): con una inconfundible melena blanquecina, este babuino se distribuye por el Cuerno de África y el Sur de la Península Arábiga.
-Babuino de Guinea (P. papio): Guinea, Senegambia, Sur de Mauritania y Oeste de Mali
-Babuino oliva (P. anubis): África Ecuatorial.
-Babuino amarillo (P. cynocephalus): África oriental, desde Kenia hasta Botswana. Se le reconocen tres subespecies. Algunos autores reconocen como especie a P. c. kindae.
-Babuino chacma (P. ursinus): África austral. Se le reconocen tres subespecies.

Árbol filogenético de los babuinos

La sociedad de los babuinos

La estructura social de los babuinos ha sido muy estudiada. La razón hay que buscarla en que, a pesar de que los Cercopitécidos no se encuentran en la línea evolutiva humana, como los chimpancés o los gorilas, los babuinos son Primates claramente adaptados a ambientes sabanoides, como se supone que fueron los primeros antepasados de los Homínidos. Por tanto, se cree que en el comportamiento social de los babuinos pueden encerrarse ciertas claves que nos ayudan a entender cómo pudo ser el comportamiento de aquellos primeros homínidos, mucho más que otros Hominoideos adaptados a la selva.

A efectos del comportamiento social, las cinco especies de babuinos presentan tres tipos de sociedad, que presentan ciertas diferencias entre sí. Son las sociedades del hamadrias, del babuino de Guinea y de los babuinos oliva, amarillo y chacma, colectivamente conocidos como "babuinos de sabana". Vamos a entender estos tres tipos de sociedad babuina.

La sociedad hamadrias.

Los hamadrias se estructuran en torno de una unidad social básica compuesta por un macho dominante, otro macho más joven que normalmente será el "sucesor" del macho dominante, un grupo variable de entre una y diez hembras, y la descendencia correspondiente. Esta unidad básica, denominada OMU (One male, Multifemale Unit) se segrega claramente de otras tanto social como espacialmente. Pero estas unidades básicas se asocian entre sí de varias maneras: dos o tres OMUs forman un "clan". Varios clanes, junto con algunos machos adicionales, forman una "banda", que es una unidad bastante estable y homologable con las bandas de babuinos de sabana. Finalmente, varias bandas forman una "tropa". Una OMU oscila entre 5 y 9 individuos, un clan entre 20 y 29, una banda entre 40 y 165, mientras que una tropa puede exceder de los 800. Estamos, pues, ante una verdadera sociedad.

Esquema de la sociedad "Multi-nivel" de los hamadrias

La sociedad de los babuinos de sabana

La sociedad de estas tres especies de babuinos es considerada como la "sociedad tipo" de los babuinos. Básicamente es una sociedad llamada MMU (Multimale, Multifemale Unit), es decir, un grupo de aproximadamente 50 individuos formado tanto por machos como por hembras, junto con los descendientes. Suele estar comandado por un macho dominante, encargado de dirigir y proteger el grupo, ayudado por varios machos de su misma familia, que le auxilian en la vigilancia de los peligros que acechan al grupo. Como te dije antes, las hembras son filopátricas, y tienen su propia jerarquía paralela a la de los machos, con una "hembra dominante", que transmite su "Poder" mediante línea matrilineal. La red de parentesco y jerarquía femenina es la columna vertebral del grupo.

Tropa de babuinos

Esta banda puede  dividirse en unidades más pequeñas por cortos periodos de tiempo, normalmente por razones de aprovechamiento del alimento disponible en un territorio dado. Las bandas se van desplazando en busca de alimento. El hecho de que exista un macho dominante (con una "corte" de escuderos) no le confiere acceso exclusivo a las hembras, como le sucede al "lobo alfa" o al ciervo o al macho montés que vence en los combates por la reunión de un harén. En esta sociedad babuina, los machos tienen acceso a varias hembras sin importar su posición jerárquica, y las hembras pueden ser cubiertas por varios machos , si bien suelen formarse "consorcios" macho-hembra en periodo de estro, de duración variable: desde una hora hasta seis días.

Digamos que el poder del macho dominante y su corte es más político que sexual. La conflictividad por el Poder en la banda se produce no entre los miembros de la familia del macho dominante, sino entre familias distintas entre sí. En la sociedad babuina existe la lucha por el Poder, y se puede decir que una familia puede dar un "golpe de Estado" y derrocar a la familia gobernante en un momento dado.

La sociedad de los babuinos de Guinea

Por último, en cuanto a los babuinos de Guinea, especialmente estudiados en el Parque Nacional Niokolo Koba, de Senegal, presentan una estructura básica muy parecida a los babuinos de sabana, pero con aportaciones propias que sugieren una mayor fluidez y flexibilidad en la composición del grupo. En esta especie, las tropas de hasta 300 individuos se dividen en unidades menores, de composición variable, en función de varios factores: en temporada de lluvias, con más disponibilidad de alimentos, los grupos son más grandes que en temporada seca. Son mayores de noche que de día (por protección mutua).

Los lazos dentro de la tropa son laxos: entre las "partidas" o subgrupos en los que se divide, de una media de 16 individuos, se dan frecuentemente fenómenos de "fisión" y "fusión" de subgrupos entre sí, mostrando una tremenda plasticidad. Si bien en la OMU de los hamadrias, las hembras están fuertemente sujetas al macho dominante, en las "partidas" de los babuinos de Guinea las hembras tienen libertad para moverse entre partidas y copular con los machos que les parezca oportuno.

Comportamiento sexual de los babuinos

Dentro de la sociedad babuina, el comportamiento sexual ha sido muy observado también. Como te he dicho antes, en principio se trata de una sociedad promiscua: un macho puede copular con varias hembras y por su parte, una hembra puede copular con varios machos. Este es el principio general. Pero hay que hacer notar algunas cosas interesantes.

En el artículo en español "Papio", de la Wikipedia, puede leerse lo siguiente: "los babuinos también han sido observados maltratando crías o violando hembras (tanto en solitario como en grupo) que rechazaron aparearse en un principio."

Esta afirmación es gratuita y sin fundamento. No sólo no viene respaldada por ninguna cita, sino que mis propias investigaciones han encontrado que este comportamiento no ha sido observado por ningún estudioso de la sociedad de los babuinos. Mientras no se encuentren pruebas de la existencia de este comportamiento en otras especies animales, debo concluir que la violación es un comportamiento exclusivamente de la sociedad humana, seguramente originado en condicionamientos culturales, y sin ningún origen biológico.

El acicalamiento mutuo es una forma de reforzar lazos sociales

Lo que sí está observado, estudiado y documentado, es la existencia de dos estrategias que siguen los machos para conseguir aparearse con las hembras.

La primera estrategia, que yo denominaría "positiva" (aplicando una categoría humana a otra especie animal, lo que no es correcto del todo pero te ayudará a entenderlo), consiste en que cada macho frecuentemente se rodea de un grupo de "amigas", a las que protege y ayuda mediante regalos, normalmente de comida, o colaborando en el cuidado de los hijos. Cuando llega el estro de estas hembras, lo más frecuente es que estas hembras den preferencia al "macho protector" a la hora de la cópula, aunque también pueden copular con otros machos.

La presentación de nalgas es una estrategia de las hembras para atraer a los machos

La segunda estrategia, que yo denomino "negativa", es la agresión del macho hacia la hembra. En efecto, algunos machos "detectan" que una hembra está a punto de entrar en estro, y días antes de este momento se dedican a acosarla, morderla, sacudirla o derribarla sobre el suelo, durante cortos periodos de tiempo (medio minuto o algo más). Lo sorprendente es que los investigadores observaron que estos machos agresivos hacia una hembra determinada eran los que más tarde, cuando entraba en estro, tenían más posibilidades de copular con dicha hembra. Es como si la hembra seleccionara positivamente al macho "agresivo", tal vez como garantía de una mejor protección para ella y su descendencia en el futuro.

Ambas estrategias del macho para conseguir a la hembra se dan también en la sociedad humana. Muchos machos humanos eligen para aproximarse a la hembra de su elección una estrategia de regalos, cuidados y protección. Este comportamiento puede ser retribuido en el futuro por parte de la hembra, dependiendo claro está de la cantidad y calidad de tiempo y esfuerzos invertidos por el macho. Por su parte, la estrategia "negativa" también existe y está muy estudiada por antropólogos y sociólogos: el macho que trata a la hembra negligentemente suele tener buena "imagen" entre algunas hembras humanas, que lo elegirán como pareja movida por la idea de que se encontrará mejor protegida por un macho agresivo que por otro macho que no lo sea.

Por su parte, la hembra babuina puede tomar la iniciativa para copular con el macho de su agrado o elección, y usará para ello una técnica que se llama "presentación", reforzada por caricias. La hembra lo que hace es "presentarle" al macho sus callosidades nalgares, en la hembra más abultadas y de color más rojo que en los machos, para llamar su atención y mostrarle el "camino de llegada" a sus genitales. Una vez más, el paralelismo con la sociedad humana es sorprendente: las hembras humanas, si bien no usan la "presentación" como tal, sí resaltan frecuentemente el tamaño y la forma de sus nalgas (seleccionadas sexualmente por los machos) como forma de llamar la atención de los machos y mostrarse deseables a ellos.

En la sociedad babuina se dan también comportamientos homosexuales que son muy estudiados por investigadores que desean averiguar el origen y significado (si lo tiene) de la homosexualidad humana. Vamos por partes.

Se ha comprobado que los comportamientos homosexuales existen en la mayoría de las especies de Primates superiores del Viejo Mundo. En los primates del Nuevo Mundo son menos frecuentes. En Hominoideos y Cercopitécidos están mucho más extendidas que en otras familias de Primates, con lo que muchos estudiosos sacan la conclusión de que los antepasados comunes de estos dos grandes grupos presentaban ya estas conductas. ¿A qué llamamos "comportamiento homosexual" en Primates, y en babuinos en particular?

Básicamente dos:

El primero, monta simulada macho - macho y hembra - hembra. En babuinos machos no se llega a la eyaculación, como sí se ha observado en orangutanes pero sí alcanzan la erección. El segundo, la "presentación" de nalgas. Puede existir también el acicalamiento y caricias mutuas entre individuos del mismo sexo.

El comportamiento homosexual está bien documentado en varias especies de Primates

Estos comportamientos se dan en contextos sociales. Existe la relación "dominancia - sumisión" la cual es frecuentemente expresada mediante la monta del/la dominante sobre el/la sumisa, (no olvidemos la jerarquía femenina paralela en la sociedad babuina) pero no es el único contexto en el que se expresa. Para que lo entiendas mejor, distinguiríamos entre comportamientos sexuales "reproductivos" y "sociales". Ahí está una de las grandes diferencias entre la sociedad humana y la sociedad de otros Primates, babuinos incluidos, donde existe el concepto de "sexo social".

El "sexo social" es un comportamiento sexual ritualizado, esto es, despojado de todo su significado genital y reproductivo, y es usado para reforzar lazos sociales o, muy frecuentemente, para sellar una reconciliación tras una pelea. Despojado así el sexo de su significado reproductivo, en la sociedad babuina no hay ninguna razón por la que no pueda ser usado entre individuos del mismo sexo en un contexto exclusivo de relaciones sociales, no "amorosas".

El "sexo social" en babuinos está muy estudiado

Al igual que sucede con el comportamiento de violación sexual (exclusivamente humano), el comportamiento homosexual de babuinos (y otros primates) no es comparable a la homosexualidad humana, toda vez que en las sociedades de Primates, un individuo puede perfectamente mostrar comportamiento homosexual y, a la vez, reproducirse con un individuo de sexo contrario cuando llega el momento de hacerlo. En la sociedad humana, la homosexualidad implica la elección de una pareja del mismo sexo de forma estable, rechazando la reproducción con individuos de sexo contrario también de forma permanente.

El lenguaje de los babuinos

Los babuinos también usan una amplia gama de vocalizaciones para mantener una comunicación y una cohesión social dentro del grupo. Por esta razón, y debido a la razón que te apunté antes sobre el hábitat de sabana que comparten con los antepasados de los humanos, se han estudiado los mecanismos cerebrales y fisiológicos que permiten a los babuinos usar este recurso, para compararlo con lo que pudieron tener nuestros antepasados, y poder averiguar algo sobre el origen del lenguaje humano. Las conclusiones a las que se ha llegado es que los babuinos comparten con los humanos ciertos mecanismos cerebrales y culturales que, unidos a una fisiología adecuada, pudieron permitir a los antepasados de los humanos adquirir el lenguaje.

Los babuinos producen una amplia variedad de vocalizaciones

Así, se ha comprobado que los babuinos poseen un "núcleo duro" de funciones cognitivas generales, que les capacitarían para "hablar" si tuvieran los órganos físicos adecuados para ellos: memoria a corto y largo plazo, aprendizaje estadístico (capacidad para detectar regularidades ambientales), o la formación de categorías (esto es, son capaces de categorizar o "clasificar" objetos en varios tipos).

Se ha detectado, también, que los babuinos poseen ciertas funciones específicamente relacionadas con la comunicación y el lenguaje: vocalizaciones espontáneas,  asimetrías gestuales y cerebrales (esto es, los hemisferios cerebrales se especializan en funciones diferentes), y, por último, se ha observado una cierta evolución cultural de su lenguaje.

¿Son o no son fascinantes los babuinos?

MÚSICA RECOMENDADA: Jerry Goldsmith - Gremlins




Comentarios

Entradas populares de este blog

En alas de las águilas. Las 7 águilas más poderosas del mundo.

Tiburones: lo que los documentales no nos cuentan.

La gallina doméstica: características, origen y domesticación