El aligator americano: el lagarto.

Querida hija:

Los cocodrilos, así en genérico, son los reptiles que más fascinan al ser humano. Se trata de los mayores saurópsidos que existen en la actualidad, y su ferocidad, fuerza y métodos de capturar presas (a veces incluyendo humanos) son verdaderamente hipnóticos y ejemplo de un éxito evolutivo sin par. Los aburridos y repetitivos documentales televisivos sobre fauna han popularizado al más fuerte de ellos: el cocodrilo del Nilo, un verdadero superdepredador. Pero no podemos olvidar que entre sus "primos" los caimanes puede haber animales tan grandes y tan fuertes como ellos. Por eso quiero hablarte hoy del que, tal vez, es el crocodiliano más carismático del Nuevo Mundo: el aligator americano.

Un aligátor cruzando tranquilamente la carretera en Bellville, condado de Brunswick, Carolina del Norte. Foto: Jamie Moncrieff, AP

Taxonomía y descripción

Los cocodrilos integran el Orden Crocodilia dentro de los Saurópsidos. Se definen tres familias:

- Alligatoridae: los caimanes, propios del Nuevo Mundo excepto el aligator chino, única especie de caimán que vive fuera de América.

- Gavialidae: los gaviales, propios del subcontinente indio

- Crocodylidae: los cocodrilos propiamente dichos, que son pan-tropicales, esto es, viven en los trópicos de todo el mundo.

Clasificación interna del Orden Crocodilia

La diferencia principal entre los caimanes y los cocodrilos es que aquéllos tienen el hocico más corto y ancho (más largo y agudo en los cocodrilos), y con la boca cerrada los primeros no muestran ningún diente al exterior mientras que en los cocodrilos sí sobresale un cierto número de dientes. En general, el tamaño de los caimanes es un 40% menor que el de los cocodrilos.

Centra tu atención ahora en los Alligatoridae. Dentro de esta familia hay dos linajes evolutivos, o subfamilias: Alligatoridae y Caminaninae, o sea, los aligátores y los caimanes propiamente dichos. Existen dos especies de aligátores:

- El aligátor americano (Alligator mississippiensis), que es nuestro protagonista de hoy

Aligator americano

- El aligátor chino (A. sinensis), muy amenazado, y que en libertad se encuentra sólo en una minúscula zona del curso bajo del Yangtsé, aunque en cautividad hay unos 1.000 ejemplares en zoos de todo el mundo. Tal vez sea este stock la base de un futuro programa de reintroducción de la especie.

Aligátor chino

Los aligátores son cocodrilianos muy especiales puesto que son los únicos capaces de vivir en zonas de clima templado si bien en zonas de fuerte influencia subtropical. Los aligátores viven exclusivamente en agua dulce y no toleran ni siquiera el agua salobre como sí son capaces de hacer los cocodrilos. También son capaces de soportar momentos de clima frío mediante ciertas estrategias de las que te hablaré más adelante.

Los cocodrilianos son, en general, un linaje muy antiguo: están presentes en nuestro planeta desde el periodo Cretácico: son contemporáneos de los Dinosaurios pero evolutiva y taxonómicamente no tienen nada que ver con ellos. Por eso, los antepasados de los aligátores se encuentran en América desde la Era Secundaria, y nuestro protagonista el aligátor americano se configura como especie durante el Pleistoceno.

El aligátor americano vive en el ángulo sureste de los EEUU, en las llanuras costeras cálidas, húmedas y pantanosas del Profundo Sur, desde Carolina del Norte (cuya población más norteña se encuentra en la Reserva de Vida Salvaje de Alligator River, entre los estuarios del Albemarle y el Pimlico, Condado de Hyde), hasta Texas (cuya población más sureña se encuentra en el curso bajo del Río Grande, en torno de la ciudad de Brownsville). Se cree que en tiempos antiguos el aligátor debió tener poblaciones en México pero actualmente el Río Grande es su límite sur y no lo ha traspasado. Por su parte, el lugar más al interior del continente donde se hallan aligátores es el ángulo suroeste del Estado de Oklahoma, cerca de donde su frontera confluye con las de Texas y Arkansas.

Área de distribución del aligátor americano

El aligátor americano es un animal de magnífico aspecto y está considerado como el más grande de los caimanes en estrecha pugna con el caimán negro: ejemplares en cautividad alcanzan fácilmente longitudes entre 3 y 4 metros y un peso de entre 200 y 350 kg, y en libertad no son mucho menores. Durante los siglos XIX y comienzos del XX longitudes de entre 5 y 6 metros no eran raras (si bien nunca se midieron científicamente) pero la caza masiva acabó reduciendo la longitud media de la especie.

El mayor ejemplar del que se tiene noticia se cazó en 1890 en Marsh Island, Luisiana, un macho que reportó una longitud de 5,84 cm si bien esta longitud no ha podido ser corroborada científicamente porque el ejemplar no se conservó. El mayor aligátor cazado en los Everglades (Florida) midió 5,31 m. Pero la mayor longitud obtenida científicamente, al menos en el periodo 1977 - 1993 fue de 4,23 m mientras que otra longitud deducida proporcionalmente a partir de un cráneo arrojó un cálculo de 4,54 m. El récord mundial en 2014 correspondió a un aligátor cazado en Alabama que arrojó 4,8 m y 458 kg de peso.

En cualquier caso, se trata de un animal imponente cuya biología merece la pena conocer.

Biología y ecología

Dentro de su área de distribución, el aligator ocupa una gran variedad de hábitats acuáticos y semiacuáticos, disponibles en esta zona del mundo: pantanos, ríos, corrientes menores, estanques y lagos. Como te indiqué antes, siempre con agua dulce aunque de vez en cuando algún ejemplar vaga en aguas salobres estuarinas pero no es lo habitual. Si bien el clima de esta zona es subtropical húmedo, el invierno se hace notar y cuando hace demasiado frío el aligator es capaz de excavar madrigueras subterráneas donde entra en un estado de "torpor" hasta que aumenta la temperatura. También se sabe que el aligator es capaz de refugiarse de heladas sumergiéndose en el agua (más cálida que el ambiente) asomando solo el hocico para respirar aunque se congele la superficie del agua.

Madriguera de un aligátor. Georgia, EEUU

El aligátor americano está considerado como una especie clave (keystone species) merced a su costumbre de excavar en terrenos planos unos hoyos conocidos como "hoyos de aligator" (Alligator holes). Estos hoyos o depresiones del terreno se llenan de agua y en los momentos de sequía mantienen suficiente agua no sólo para el refugio del propio reptil sino que se convierte en refugio y fuente de agua para multitud de otras especies del entorno, incrementando sus posibilidades de supervivencia.

Ejemplo de "hoyo de aligátor"

Como buen crocodiliano, el aligátor es un cazador de emboscada que espera a sus presas en el agua o en sus inmediaciones, y con rapidez las sujeta con sus fuertes mandíbulas y, dependiendo del animal, lo arrastra al agua para ahogarlo o directamente lo tritura. Es un super-depredador de su entorno y prácticamente se alimenta de cualquier animal: cuando es juvenil se alimenta de larvas e invertebrados pero al crecer se alimenta fundamentalmente de pescado, pero también de crustáceos, tortugas, aves, pequeños mamíferos, anfibios, serpientes, etc. Se han documentado aligátores que han depredado sobre animales mayores como ciervos, jabalíes o linces, pero este tipo de presas grandes no son las más habituales.

Aligátor comiendo un cangrejo azul

La época de reproducción del aligátor es en la primavera desde Abril a Junio. Durante las noches se reúne un gran número de aligátores en los estanques para realizar el cortejo, o "danzas acuáticas". La hembra construye un nido de ramas y hojas mezcladas con barro, y con una salida cercana al agua. Los huevos, en número de 20 a 50, se cubre con un túmulo de vegetación que aportará el calor de incubación al fermentar, y tras 65 días saldrán los juveniles. Aquí debes tener en cuenta que tanto los huevos como los propios juveniles de aligátor son un codiciado recurso alimenticio para animales como el mapache, las serpientes, las nutrias, las garzas o las águilas pescadoras. Se ha calculado que sólo el 20% de los nidos llegan al éxito reproductivo y, de los juveniles que nacen, sólo el 5% llegarán a la edad adulta.

Túmulo de aligátor usado para incubar los huevos

El recién nacido permanecerá en este estado durante casi un año y vivirá en aguas someras con mucha vegetación en las cercanías del cubil de la madre y el estadio juvenil durará 6-7 años para los machos y 8 para las hembras. Una vez alcanzado el estado adulto, la esperanza de vida puede llegar a los 40 años. Por cierto, los aligátores se comunican entre sí usando una curiosa variedad de vocalizaciones y también de posturas corporales.

El aligátor y el ser humano

La palabra "aligátor" se usa en el inglés y deriva del español "El lagarto". Sin duda, exploradores españoles como Hernando de Soto debieron observarlo durante sus viajes por lo que hoy es el Profundo Sur, pero lo más probable es que esta palabra pasara al inglés americano cuando las Trece Colonias tomaron contacto con la Florida española durante el siglo XVII, pues la palabra está documentada en inglés desde 1620, y su coloquial abreviatura gator lo está desde 1844.

"Lucha" seminola con aligátores

Cuando España vendió Florida a los EEUU en 1819, los indígenas autóctonos (los semínolas), que no habían sido molestados durante todo el periodo español, empezaron a sufrir un brutal acoso por parte del Ejército de los EEUU, que desató contra ellos tres guerras de exterminio, denominadas "Guerras Semínolas": entre 1818-1819, 1835-1842 y 1855 - 1858. Como consecuencia de ellas, los semínolas, que vivían en asentamientos costeros, fueron empujados a vivir en los inhóspitos pantanos del interior del Estado, y se vieron obligados a cazar aligátores para sobrevivir.

Con el tiempo, los semínolas se hicieron verdaderos expertos en la caza, captura y manejo de aligátores y hacia la década de 1920 los blancos, ahora motorizados, empezaron a moverse hacia los pantanos por motivos turísticos. Desde las cunetas de las carreteras observaban a los semínolas cazar y reducir a los aligátores en lo que a ellos les parecía una lucha cuerpo a cuerpo. Fue el nacimiento de la "lucha del aligátor", Alligator wrestling, un curioso espectáculo en el que un aborigen semínola "luchaba" contra un aligátor, convirtiéndose en un espectáculo para turistas que sobrevive hoy en día en granjas de aligátores regentadas por semínolas.

Por su parte, los blancos rápidamente aprendieron a cazar al aligátor. Dos razones les movían a ello: el aprovechamiento de su piel para elaboración de bolsos, zapatos, cinturones, etc. Y también el aprovechamiento de su carne, que es uno de los emblemas de la gastronomía del Sur de los EEUU, al menos allá donde hay aligátores. Como suele suceder en los países anglosajones, la caza se convirtió en exterminio salvaje y hacia mediados del siglo XX el aligátor parece a punto de ser exterminado.

Caza de aligátores en tiempos antiguos

Entonces las leyes pasan a protegerlo preliminarmente en 1967 y definitivamente en 1973. EEUU no es España, en general el furtivismo (aun existiendo) no tiene un excesivo predicamento, y el cuidado de las autoridades unido a la propia capacidad reproductiva de la especie hizo que empezara a recuperarse. Por ejemplo, durante los años 1970 el Estado de Mississippi llevó a cabo una política de reintroducción de aligátores procedentes de Luisiana, más abundantes, para reforzar la población local. Así, de los 82 condados del "Estado Magnolia", en 1977 había aligátores en 55 mientras que en 2006 eran 77.

Así, en 1987 la recuperación de la especie fue tan espectacular que el aligátor fue retirado de la lista de animales protegidos federalmente, y cada Estado fue libre para restablecer la caza: Louisiana desde 1972, Florida en 1981, Texas en 1984, Georgia en 2003, Mississippi en 2005, Alabama en 2006, Arkansas en 2007 y Carolina del Sur en 2008. Hoy día la caza está muy reglamentada y controlada y la población de entre 2 y 3 millones de aligátores no hacen temer por la especie hoy día. Además, desde la década de 1970 se impusieron las granjas de aligátores donde éstos se crían en cautividad para abastecer los mercados de piel y carne, lo que también ha reducido la presión cinegética sobre los aligátores en libertad.

Señal advirtiendo de la presencia de aligátores

El aligátor no es un animal peligroso para el ser humano y normalmente se da a la fuga ante la presencia humana. Pero ha habido incidentes en los que ha habido humanos heridos y, a veces, muertos: en Florida se han documentado 257 de estos incidentes desde 1948, con 23 muertos. A nivel de los EEUU se han reportado nueve muertos entre 1970 y 1990, y 12 entre 2001 y 2007. Lo que sucede en estos incidentes es que el humano en cuestión se sitúa inadvertidamente junto al animal o, peor aún, junto a su nido o sus crías y el "lagarto" reacciona defensivamente.

Por otro lado, y ante la expansión de las ciudades que van invadiendo cada vez más los hábitats naturales, es muy frecuente ver aligátores adentrándose en barrios, jardines, piscinas, carreteras, etc. Todos los Estados tienen patrullas especializadas para capturar estos ejemplares y devolverlos a su hogar natural evitando así incidentes.

Famoso aligátor llamado "Larry" cruzando una carretera en The Villages, Florida. Imagen sacada de un vídeo de Jacob Scher

El aligátor americano es el "reptil estatal" de tres Estados: Florida, Luisiana y Mississippi.

MÚSICA RECOMENDADA: Elliot Goldenthal - Tiempo de matar

SI TE GUSTA MI LABOR DIVULGATIVA, ¡APÓYAME! Patreon.com/cronicasdefauna

Comentarios

  1. Que pena el saber que en mi patria, México, hubo alguna vez presencia de estos magníficos animales y enterarme de que hayan sido exterminados.
    Yo, en verdad, puedo decirle que detesto el tipo de pseudo documentales amarillistas y nada científicos que suelen transmitir en la televisión para satisfacer el morbo de la gente. Por más que pasé el tiempo la especie humana parece no darse por enterada de que es tan solo una parte más del ecosistema y no el centro del mundo.
    En lugar de apreciar como se debe y agradecer los valiosos servicios ecológicos que la especie presta, en lugar de dejarnos maravillar por el hecho de que son criaturas evolutivamente muy perfectas ¡Anda a lo mismo! La horrible historia del saurio carnicero que se tragó al niño.
    Mi moto en la vida es vive y deja vivir: Creo firmemente que la convivencia entre hombres y animales de todo tipo es posible si tan solo aprendemos a llevar la fiesta en paz y a no sobreexplotar los recursos naturales.
    ¿Para qué quiere la gente bolsas, zapatos, botas y demás accesorios hechos con piel de aligátor o cocodrilo? Tan solo por esa tonta manía de querer "distinguirse" y ser mejores que los demás.
    Las pieles exóticas son símbolo de estatus, lamentablemente para muchos animales, y en este mundo consumista nos enseñan que las apariencias son lo único que cuenta en la existencia.
    Gracias por sus esfuerzos por difundir el conocimiento y el amor por la vida

    ResponderEliminar
  2. Hola, tu blog me ha parecido muy interesante y bien documentado.
    ¡Se agradece el cuidado en seleccionar la información y exponerla claramente y de forma amena, gracias!

    ResponderEliminar
  3. Hola, ¿ y el el Caribe, se da el aligator?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, en el Caribe no hay aligátores sino cocodrilos, ya que su intolerancia al agua salada hizo imposible que colonizaran islas caribeñas a diferencia de lo que sí hicieron los cocodrilos.

      Eliminar
  4. Felicidades por el blog !.La información es de lo mejor y muy bien planteada .Gracias

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

En alas de las águilas. Las 7 águilas más poderosas del mundo.

Tiburones: lo que los documentales no nos cuentan.

La gallina doméstica: características, origen y domesticación