Los Vivérridos. ¿Qué son? ¿qué no son?

Querida hija: 

Los Vivérridos constituyen una de las familias en las que se subdivide el Órden Carnívoros. Esta familia fue definida oficialmente en 1821 por John Edward Grey para reunir las mangostas, las civetas y las ginetas. Este grupo de animales tenían en común el ser mesocarnívoros (carnívoros de mediano tamaño), propios de las regiones tropicales del Viejo Mundo, así como una serie de características anatómicas y morfológicas y un estilo de vida que hacían pensar que se trataba indudablemente de un grupo bien definido desde el punto de vista zoológico. 

Los Vivérridos han sido un grupo difícil de definir

Pero con el progreso de los conocimientos anatómicos, biológicos y genéticos se ha ido viendo que los Vivérridos, tal como se habían definido en un comienzo, eran un grupo “artificial” donde se estaban mezclando en realidad animales de diferentes orígenes. En esta crónica voy a tratar de explicarte el estado actual de los conocimientos sobre este intrigante familia de mamíferos. 

Los Vivérridos: un grupo indefinido 

La familia Viverridae está formada por un total de 15 géneros con 38 especies, distribuidas por las zonas tropicales de África y Asia. Están ausentes de América y Australia y su presencia en Europa, como más adelante veremos, está sujeta a cierta controversia. Externamente hablando, se trata de animales de cuerpo y cola alargados y patas cortas, cráneo asimismo alargado y aplanado, con orejas cortas. Sus longitudes oscilan entre los 33 y 84 cm. Son animales semi-digitígrados y con uñas semi-retráctiles. La mayoría de las especies tienen hueso peneano. 

Mapa de distribución de los Vivérridos

Desde luego, por sus caracteres externos no podemos diferenciar plenamente a los vivérridos de otros Carnívoros, como los mustélidos. Éstos comparten gran parte de su área de distribución, y también tienen una anatomía parecida. Por tanto, tenemos que bucear un poco más en su morfología para poder encontrar rasgos distintivos. Por ejemplo, su fórmula dentaria típica es: 3 1 4 2/3 1 4 2…es decir, en cada hemimandíbula (mitad de mandíbula) tienen: 3 incisivos, 1 canino, 4 premolares y 2 molares, si bien algunas especies pueden mostrar menos dientes. Pero, al menos, podemos diferenciar ya de los Mustélidos, que suelen tener menos premolares. 

Pero se considera que el verdadero rasgo distintivo de esta familia es la posesión de una glándula perineal. Algunos especialistas subrayan que ciertos vivérridos no disponen de esta glándula, pero queda por demostrar si se encuentra en estado atrofiado o si, por su género de vida, se ha ido perdiendo. Esta glándula segrega ciertas sustancias de poderoso aroma, algunas incluso son usadas en la industria perfumera, que es utilizado para la comunicación olfativa entre especies, algo muy útil porque el estilo de vida vivérrido es nocturno y solitario. Tienen muy desarrollados los sentidos de la vista y el oído, y ocupan gran variedad de hábitats desde sabanas secas hasta los bosques tropicales más intrincados. Su alimentación es omnívora, predominando los invertebrados, pequeños vertebrados y también frutos y vegetales. Como sucede en todo grupo de omnívoros, hay especies más “carnívoras” y especies más “vegetarianas”. 

Cladograma de los Carnívoros mostrando la división entre Caniformes y Feliformes

Vamos a profundizar un poco más en la naturaleza de estos animales. El Órden Carnívoros está dividido en dos grandes linajes, llamados “caniformes” y “feliformes”, o sea, Carnívoros “tipo perro” y Carnívoros “tipo gato”. Los Vivérridos pertenecen al grupo de los Feliformes, como los Félidos, los Hiénidos y otra serie de familias que antes estaban incluidas dentro de los Vivérridos. Los Carnívoros tipo gato se caracterizan por ser digitígrados o semidigitígrados, con garras retráctiles o semirretráctiles, una tendencia a la reducción del número de dientes, y un estilo de depredación basado más en la emboscada que en la búsqueda generalista. Pero la característica anatómica que distingue infaliblemente a los Feliformes de los Caniformes hay que buscarla en una estructura ósea llamada bulla auditiva

La bulla auditiva es la parte curvada del hueso temporal (hueso del cráneo situado a la altura del oído), en la zona timpánica. Es como una cápsula ósea que protege los oídos medio e interno. Pues bien, en los Feliformes esta bulla está dividida en dos cámaras mediante dos huesos unidos por un septum…vamos, y para que tú lo entiendas, como si estuviera formada por dos mitades de un huevo de chocolate unidas entre sí, y donde se aprecia la unión. Los Caniformes tienen la bulla constituida por una sola cámara o, al menos, incompletamente subdividida. 

A su vez, si examinamos con más detalle la bulla auditiva de los Vivérridos, encontraremos que podemos diferenciarlos de los Félidos porque se aprecia la división externa muy distintiva de las dos cámaras de esta bulla, mostrando un surco muy bien definido. Otra característica ósea que distingue a los Vivérridos de los Félidos es la depresión del hueso timpánico, justo enfrente del endotimpánico. 

Se considera que los vivérridos tienen un origen euroasiático, si bien su verdadero centro de difusión estuvo en Asia. Los datos fósiles y morfológicos indican que, cuando África se unió a Asia a través de la Península Arábiga hace entre 16 y 20 millones de años, los vivérridos iniciaron una emigración desde Asia hacia África. Los estudios genéticos modernos han puntualizado este esquema, hallando trazas de más eventos migratorios y también de “emigraciones de retorno” desde África a partir del Mioceno. Al menos se han detectado dos migraciones de Asia a África: una en el Oligoceno final / Mioceno medio y otra en el Mioceno medio. 

Como ves, hija mía, ha sido un poco difícil definir concretamente a los Vivérridos como grupo. Ha habido que determinar características anatómicas y morfológicas que no son evidentes. Por otro lado, y como veremos más adelante, se han incluido dentro de los Vivérridos a otros animales que tenían una morfología tan parecida que parecía natural incluirlos. Más adelante veremos que los fenómenos de convergencia evolutiva han sido muy importantes dentro de los Feliformes, y eso ha despistado a muchos especialistas. Por tanto, una vez definida la familia Viverridae, voy a hablarte sucintamente de su composición interna. O sea, quiénes son, de verdad, Vivérridos. 

Subfamilias Hemigalinae y Paradoxurinae 

Estas dos subfamilias son exclusivamente asiáticas, e integra a las llamadas “civetas de las palmeras”, que son civetas plantígradas y de vida arborícola

Como ejemplos de Hemigalinos, podemos considerar la civeta de Owston Chrotogale owstoni, clasificada como “en peligro” por la IUCN, y que vive en el Norte de Laos, Vietnam y una pequeñísima zona del Sur de China. Tiene 57 cm de longitud y un morro afilado como las musarañas, y depreda sobre todo en invertebrados. 

Civeta de Owston

Otra especie es la civeta de las palmeras rayada Hemigalus derbyanus, precioso animal que vive en Borneo, Sumatra y Malaca, en áreas boscosas. 

Civeta de las palmeras rayada

En cuanto a los Paradoxurinos, indudablemente he de hablarte del mayor de los vivérridos existentes, el binturong Arctictis binturong. Tiene un aspecto muy curioso entre gato y oso, con un cuerpo masivo y cola muy hirsuta. Puede medir entre 71 y 84 cm de longitud, con una cola de entre 66 y 69 cm, y un peso que varía entre los 11 y 32 kilos. Está distribuido por Indochina, Malaca, Borneo, Sumatra, Java, Birmania y Assam. Se les puede encontrar sobre todo en terrenos de colinas con muy buena cubierta arbórea, con nueve subespecies definidas. A diferencia de la mayoría de los vivérridos, el binturong puede estar también activo durante el día. Es de hábitos arbóreos y omnívoros. 

Binturong

Otra civeta de las palmeras notable es la civeta de las palmeras marrón Paradoxurus jerdoni, endémica de una pequeña zona de los Ghates Occidentales, en India, y con un precioso pelaje marrón oscuro uniforme. Al ser predominantemente frugívoro, actúa como un dispersor de semillas en los bosques húmedos de su zona de distribución. 

Civeta de las palmeras marrón

Subfamilia Genettinae 

Esta subfamilia, exclusivamente africana, reúne a las ginetas y los oyans, o “linsangs africanos”. Estos vivérridos son semi-digitígrados y semi-arborícolas. Las bellísimas, esbeltas y elegantes ginetas son muy conocidas en la Península Ibérica porque forman parte de nuestra fauna. Pero, ¿no quedamos en que eran africanas?. Debo decirte que existe controversia al respecto pero mientras no se haga un descubrimiento definitivo, las ginetas fueron introducidas en Europa por los romanos, los fenicios o los árabes, aún no queda claro. Existen, aparte de Genetta genetta, la gineta común que vive con nosotros, otras trece especies de ginetas distribuidas por toda África. Como ejemplo de otra especie de gineta puedo nombrarte la gineta gigante del bosque Genetta victoriae, que vive en la Cuenca del Congo, con 60 cm de longitud más 19 cm de cola. 

Gineta gigante del bosque

Aparte de las ginetas, a esta subfamilia se agregan las dos especies de oyans: el linsang de Leighton Poiana leightoni y el linsang africano Poiana richardsoni. Aquí empiezan los embrollos. Se denominan linsangs por su similitud (seguramente debida a convergencia evolutiva) con los linsangs asiáticos que, como veremos más adelante, no son vivérridos. 

Linsang de Leighton

Subfamilia Viverrinae 

Esta subfamilia es afro-asiática y se refiere a las civetas terrestres, las más grandes y digitígradas. Comprende los géneros Civettictis, Viverra y Viverricula, con seis especies en total. Vamos a ver dos ejemplos: La civeta africana Civettictis civetta es la mayor civeta africana, ampliamente distribuida por el África subsahariana, con un precioso pelaje moteado de negro y muy hirsuto en el dorso, es estrictamente nocturna y omnívora. Se reconocen seis subespecies. 

Civeta africana

Por su parte, la civeta malaya Viverra tangalunga es propia de Malaca, Borneo, Sumatra y las Islas Filipinas, pero probablemente extinguida en Java por la destrucción de su hábitat.. Su pelaje tiene también un bonito diseño a puntos negros y cola bandeada en negro. Es solitaria, omnívora y terrestre como mandan los cánones de su subfamilia. 

Civeta malaya

¿Qué NO son los vivérridos? 

Como te he indicado antes, los vivérridos corresponden a un tipo morfológico caracterizado por un estilo de vida mayormente arborícola o semi-arborícola, y por una dentición hipercarnívora (aunque luego la alimentación pueda ser omnívora). Es decir, llenan un nicho ecológico de pequeños y ágiles depredadores arborícolas en bosques tropicales. 

Pero dentro del Suborden Feliformia (recuerda, los Carnívoros “tipo gato”) se ha llegado a este fenotipo (expresión externa) por otras vías. Es como si el genoma de los Feliformes conservase una latente y potente capacidad de expresión para este tipo que se ha conformado a través de la evolución. Es por esta razón que existen cuatro familias más de Carnívoros que, por convergencia evolutiva, han alcanzado una forma y un estilo de vida tan parecido a los Vivérridos que han sido incluidos dentro de éstos hasta hace relativamente poco tiempo. Es bueno que los conozcas para que sepas diferenciar a los vivérridos de los que no lo son. 

Familia Nandiniidae 

La civeta de las palmeras africana Nandinia binotata es un caso problemático. Externamente recuerda a una civeta absolutamente en todo. También en su género de vida, nocturno, solitario y omnívoro. Vive en los bosques tropicales de África Central y Oriental. Pero análisis morfológicos y genéticos indican que se encuentra en un linaje alejado de los Vivérridos. Y no sólo de los demás vivérridos, sino que se diferenció de los demás Feliformes hace 44 millones de años. No ha quedado más remedio que definir una familia sólo para esta especie que, al ser denominada como “civeta” en nombre vulgar, alimenta la confusión acerca de su verdadera naturaleza. 

Civeta de las palmeras africana

Familia Prionodontidae 

¿Te acuerdas cuando te hablé de los oyans o “linsangs” africanos (género Poiana)?. Pues recientemente se ha reconocido la familia Prionodóntidos para los linsangs asiáticos, que son dos especies: el linsang listado Prionodon linsang y el linsang punteado Prionodon pardicolor. Al igual que se dio una asombrosa convergencia evolutiva entre las civetas y los nandínidos ( o el nandínido), se ha dado otra convergencia evolutiva entre los oyans (que son verdaderos vivérridos) y los linsangs: pequeños, arborícolas, esbeltos e hipercarnívoros. Sin embargo, a los linsangs les falta la glándula perineal propia de los Vivérridos, y que no tienen. 

Linsang listado

Pero para terminar de liar la cosa, algunos especialistas niegan que los oyans tengan también esta glándula, pero otros especialistas defienden su existencia bajo forma rudimentaria. En cualquier caso, por estudios genéticos, se ha determinado que los Prionodóntidos son la familia hermana de los Félidos. Es decir, serían sus parientes más cercanos, compartiendo un antecesor común entre sí. 

Familia Herpestidae 

Como te expliqué al principio de esta crónica, inicialmente se consideraba que las mangostas eran Vivérridos. Por idénticas consideraciones morfológicas y genéticas se ha considerado a las mangostas como una familia aparte, los herpéstidos, que comparten con los simpáticos suricatos, muy popularizados por los documentales de fauna africana. Las mangostas están extendidas por África y Asia, y siempre han sido famosas por sus enfrentamientos con las serpientes más venenosas, de los cuales salen victoriosas por sus reflejos y su gran arrojo. De hecho, desde tiempos inmemoriales han sido domesticadas para encargarse de tan molestos ofidios. En la Península Ibérica tenemos a la única mangosta europea, el meloncillo Herpestes ichneumon, que se encuentra en pleno proceso de expansión. Al igual que sucedió con la gineta, siempre ha existido la duda de si el meloncillo ha sido, o no, introducido por el ser humano. Los últimos estudios parecen indicar que el meloncillo es una especie inmigrante, y no introducida. 

El meloncillo es la única mangosta europea

Los Carnívoros malgaches: la familia Eupleridae. 

La fauna de Madagascar ha sido siempre un acertijo envuelto en un misterio envuelto en un enigma. Dentro de esta fauna existe un grupo de Carnívoros cuyo origen, filogenia y taxonomía han sido siempre un quebradero de cabeza. Se trata de seis géneros para los cuales los nombres comunes no ayudan mucho: 

En primer lugar, Cryptoprocta: el “fosa”, el mayor depredador de Madagascar, con un asombroso parecido con los felinos. 

El fosa de Madagascar tiene un asombroso parecido con los felinos

En segundo lugar, las “civetas” malgaches: géneros Fossa y Eupleres 

Y en tercer lugar, las “mangostas” malgaches: géneros Galidia, Galidictis, Mungotictus y Salanoia

Mangosta de Grandidier Galidictis grandidieri

O sea, y para resumirte: tenemos un “fosa” que no es el “fosa” del género Fossa. Tenemos también civetas que no son civetas y mangostas que no son mangostas. Para estallarle a uno el cerebro. Y sí, la investigación ha sido tan embrollada como parece. A lo largo de los años, los sucesivos estudios de este problemático conjunto de Carnívoros han asignado a estos animales, o a algunos de ellos sucesivamente a los Vivérridos o a los Herpéstidos. 

Finalmente los taxónomos han tirado por la calle de en medio y los han incluido a todos ellos en una familia definida exclusivamente para ellos: los Eupléridos. Los estudios indican que todo este conjunto de Carnívoros descienden de un antepasado Herpéstido que vivió en el Continente Africano entre el Oligoceno final y el Mioceno temprano hace entre 30 y 20 millones de años. Es decir, este antepasado logró llegar a Madagascar e iniciar una radiación evolutiva mucho antes de que los Vivérridos llegasen a África desde Asia. 

Definitivamente la estructura interna de los Eupléridos queda así: 

Subfamilia Euplerinae: géneros Cryptoprocta, Eupleres, Fossa 

Subfamilia Galidiinae: géneros Galidia, Galidictis, Mungotictus y Salanoia

En resumen: 

Vivérridos: civetas, ginetas y oyans. 

No vivérridos: la “civeta de las palmeras” africana, las mangostas, los suricatos, los linsangs y los eupléridos malgaches.

MÚSICA RECOMENDADA: Criaturas fantásticas y dónde encontrarlas (John Williams)

Comentarios

  1. Bibliorafía que sustente su escrito?

    ResponderEliminar
  2. Por fin me empieza a quedar alga más claro la diferencia entre Vivérridos y Mustélidos, me gustaría profundizara en sus semejanzas y diferencias, por favor.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

En alas de las águilas. Las 7 águilas más poderosas del mundo.

Tiburones: lo que los documentales no nos cuentan.

La gallina doméstica: características, origen y domesticación