Nazis en el Tíbet. La fauna de la Expedición Schäfer (y II)

Querida hija:

En la primera parte de esta crónica, te hablé de Ernst Schäfer, de cómo se gestó y desarrolló la controvertida expedición que Himmler inspiró al Tíbet y me centré luego en sus resultados faunísticos, en primer lugar hablándote de los Insectos y de las Aves recolectadas y estudiadas en la expedición. En esta parte final, te hablaré de los Mamíferos estudiados y haré balance en el epílogo, donde sacaré conclusiones. ¿Vamos?

Mapa que indica esquemáticamente la ruta de la Expedición Schäfer

Los Mamíferos de la Expedición

Si bien las Aves fueron el grupo estrella de las investigaciones de Schäfer, con más de 3.500 especímenes, indudablemente el capítulo de los mamíferos no fue menos interesante pero forzosamente los especímenes tenían que ser menos numerosos. Schäfer era un apasionado de la caza y, siguiendo los usos de la época, se abatían los ejemplares para luego ser medidos, sexados y pesados, para luego conservar los cráneos y las pieles para enviarlos al Museo de Historia Natural. Toda la información sobre la colección de Mamíferos de la Expedición Schäfer se la debo a Christiane Funk, Directora de la Colección de Mamíferos del Museum für Naturkunde, de Berlín.

Serau del Himalaya (Capricornis thar)

El serau es un Artiodáctilo caprino, conocido también como el "antílope-cabra". Fue recolectado en Lachung, Sikkim. Originalmente se consideraba como una subespecie de C. sumatraensis, y figura en el Catálogo del Museo como tal. Pero la taxonomía de los seraus se ha revisado en 2005, y las subespecies (extendidas por Asia Sudoriental, Formosa y Japón) han sido elevadas a categoría de especie. El serau himalayo, pues, se encuentra en la zona oriental de esta cordillera, desde Nepal hasta el Norte de Birmania.

Serau del Himalaya

Tar himalayo (Hemitragus jemlahicus)

El tar es un caprino imponente: los machos pesan una media de 73 kilos, y ostentan los típicos cuernos de cabra de hasta 46 cm de longitud. Es un ciprino robusto, que se mueve en los precipicios montañosos del Himalaya como pez en el agua. Se caracteriza por tener, en invierno, una especie de melena peluda en el tercio anterior del cuerpo. El tar ha sido introducido en varios países, como EEUU, Argentina o Nueva Zelanda, para propósitos cinegéticos. Vive en laderas montañosas de entre 2.500 y 5.000 metros de altitud, donde se alimenta de toda clase de plantas.

Tar himalayo

Schäfer se obsesionó con el tar himalayo. En el otoño de 1938, la expedición llegó a un punto crítico cuando parecía que no sería posible pasar al Tíbet debido a las trabas británicas, Schäfer llegó a pensar en cancelar la expedición y regresar a Alemania. Pero no quería regresar con las manos vacías y quiso localizar un "animal desconocido" que, según los nativos de Sikkim, llamaban shapi, y que era una especie de cabra salvaje. Schäfer llegó a presionar a sus guías para obligarles a confesar que determinados rastros encontrados eran del famoso shapi hasta que pudo abatir un ejemplar.

Schäfer pudo ver que se trataba de un tar himalayo, pero se obstinó en considerarlo como una subespecie nueva para la Ciencia, que denominó H. j. schaeferi. Esta subespecie no fue luego reconocida por la comunidad científica y hoy día se considera al tar himalayo como un taxón sin subespecies.

Goral del Himalaya (Naemorhedus goral)

Al igual que sucede con las Aves, el pequeño Sikkim ostenta una enorme riqueza en fauna de mamíferos: aquí tenemos un tercer caprino salvaje que vive en las montañas himalayas. El goral es más pequeño que el tar, con un peso máximo de 42 kilos, y vive en un rango de altitudes entre los 1.000 y 4.000 m. Su distribución es algo más amplia que el tar, pues se ha localizado también en el Sur del Tíbet y en Pakistán, si bien en este último país se conoce mal su situación. Es un animal crepuscular, que se mueve en bandas de hasta doce individuos.

Goral del Himalaya

Argali tibetano (Ovis ammon hodgsoni)

El argali es la gran oveja salvaje de las montañas de Asia Central: con sus 200 cm de longitud máxima, sus 100 kilos de peso máximo, y sus magníficos cuernos en espiral , el argali es el "premio gordo" para los cazadores que acuden a la región para "recolectar" sus cuernos. Qué absurdo. Vive en bandas segregadas por sexos de hasta 150 individuos, por todos los sistemas montañosos de Asia central.

Argalí tibetano

Los ejemplares colectados por Schäfer fueron localizados en la zona del Lago Como Chamling, que en 1938 formaba parte de la frontera Norte del Sikkim, pero geográficamente formando parte ya de la Meseta Tibetana, hoy forma parte de China. Por eso, los argalíes de Schäfer deben asignarse a la subespecie tibetana O. a. hodgsoni.

Gacela tibetana (Procapra picticaudata)

La gacela tibetana, llamada también goa, es un pequeño y grácil antílope cuya altura al hombro no excede los 65 cm, y pesa no más de 16 kilos. Está ampliamente distribuida por toda la Meseta tibetana, donde ocupa prados alpinos y estepas de montaña entre los 3.000 y los 5.700 metros de altitud. Su pequeño tamaño no la hace interesante para los cazadores, y tal vez por eso no es una especie demasiado amenazada. Contrariamente a la mayoría de ungulados, la gacela tibetana no forma grandes manadas sino que vive en pequeños grupos familiares. Los ejemplares recolectados por Schäfer lo fueron en las regiones del Lago Como Chamling y de la fortaleza de Kampa Dzong, entonces pertenecientes políticamente a Sikkim, pero geográficamente formando parte de la Meseta Tibetana.

Gacela tibetana

Bharal o carnero azul (Pseudois nayaur)

Otro ejemplo de la gran variedad de carpimos salvajes que viven en la cordillera del Himalaya. Más concretamente, los ejemplares abatidos por Schäfer lo fueron, todos ellos, en varias localizaciones de Sikkim, si bien la especie vive desde Pakistán hasta Sichuán, reconociéndose actualmente tres subespecies, correspondiendo los ejemplares de la Expedición a la subespecie nominal, o Bharal del Himalaya.

Bharal

Es un caprino de tamaño mediano, con 90 cm de altura a la cruz y hasta 75 kg de peso. Los machos ostentan unos cuernos espirales del estilo del argali, pero algo más pequeños. Su nombre de "carnero azul" viene del tono gris azulado que se ve en ocasiones. Se considera al Bharal como la presa principal del leopardo de las nieves. Se da la circunstancia de que, en la segunda expedición Dolan, Schäfer descubrió un Bharal en la zona del Tíbet oriental/Alto Yangtzé, que fue inicialmente descrita como una subespecie que lleva su nombre: P. n. shaeferi, pero desde 1978 se reconoce como una especie nueva: el Bharal enano P. shaeferi.

Gato dorado asiático (Catopuma temminckii)

Como recordarás, ya te hablé de este precioso gato dorado en mi crónica dedicada a los pequeños felinos salvajes asiáticos, por lo que te remitiré a dicho post para refrescar los datos básicos sobre este hermoso y Casi Amenazado (IUCN) felino.

Gato dorado asiático

Schäfer recolectó sólo un ejemplar en junio de 1939, en la zona de Gangtok, Sikkim, cuando la expedición se batía en retirada y prácticamente ya en desbandada. La localización es interesante: el gato dorado vive normalmente en bosques caducifolios, tropicales y subtropicales hasta 3.000 metros, lo que concuerda con la zona de Gangtok. Sikkim ha sido, además, el límite noroccidental del área de distribución del gato dorado hasta 2009, cuando se redescubrió en Nepal una población que se creía extinta desde 1831. Actualmente, en lo que se refiere a Sikkim, el gato dorado parece haber retrocedido hacia el Norte, donde sólo se le encuentra en la Reserva de la Biosfera de Kanchenjunga, al Noroeste de Sikkim. El gato dorado colectado por Schäfer pertenecía a la subespecie C. t. moormensis.

Manul o gato de Pallas (Otocolobus manul)

Al igual que pasa con el gato dorado asiático, te recomiendo que releas los datos básicos del manul en mi crónica sobre los pequeños felinos asiáticos. Este hermoso y rechoncho gato, perfectamente adaptado a la vida en las altas estepas de hasta 4.000 metros de altitud con su grueso y sedoso pelaje, te ilustrará a la perfección sobre el límite biogeográfico que supone la barrera del Himalaya: al Norte, el Paleártico, al Sur, el Indomalayo, justo la región limítrofe recorrida por la expedición.

Manul

El ejemplar recolectado por Schäfer lo fue en agosto de 1938 en la zona de Doptra, geográficamente en la Meseta tibetana pero políticamente entonces en la frontera entre Sikkim y Tíbet. El manul es un felino paleártico que no penetra al Sur del Himalaya, mientras que el gato dorado es un felino indomalayo que no penetra en el Paleártico. Ambas especies se encuentran justo en la misma región fronteriza Sikkim/Tíbet pero uno al Norte y el otro al Sur de las cumbres himalayas. El manul recolectado por Schäfer lo asignamos a la subespecie O. m. nigripectus, que es la que se encuentra en el Himalaya, desde Cachemira hasta Bután.

Comadreja alpina (Mustela altaica)

Como todas las comadrejas, la alpina es un pequeño carnívoro de no más de 350 g de peso. Vive en zonas montañosas por encima de los 3.500 metros, en dos grandes áreas separadas: el grupo norteño estaría en el Altai, el Pamir, Mongolia, Sur de Siberia, Manchuria y Corea, mientras que el grupo sureño estaría en el Himalaya y el Tíbet. Schäfer recolectó dos ejemplares en el Norte de Sikkim donde, al igual que pasaba con el manul, encuentra su límite sur de distribución.

Comadreja alpina

La comadreja alpina es un depredador sobre micromamíferos y sobre los picas (de los que hablaremos más adelante), además de pequeños reptiles y aves. Presenta dos pelajes anuales: el invernal, en la gama de los amarillo/rojizos y el de verano, de la gama de los grises. La subespecie recolectada por Schäfer es M. a. temon, correspondiente al Himalaya y el Tíbet.

Linsang manchado (Prionodon pardicolor)

Como recordarás cuando te hablé sobre los Vivérridos y otras especies que antes se consideraban también Vivérridos, el linsang manchado se inserta ahora en la familia Prionodontidae del Órden Carnivora. Externamente parecido a la gineta, el linsang manchado es un depredador nocturno y arborícola: vive en bosques desde las tierras bajas a bosques montanos, donde ha sido registrado con cámaras trampa a 3.308 metros de altitud en Yunnan, China.

Linsang manchado

Schäfer recolectó tres especies al final de la expedición, uno en Lachen (Sikkim central) y los otros dos ya en la India peninsular. Si te fijas en el mapa de distribución de esta especie, verás que vive fundamentalmente en Indochina, Yunnan y China meridional, pero penetra hacia Occidente siguiendo precisamente los bosques del Sur del Himalaya como un corredor ecológico Este - Oeste, alcanzando Nepal Central como límite occidental de su distribución.

Liebre lanuda (Lepus oiostolus)

La liebre lanuda es otro ejemplo de adaptación y diferenciación específica en la Meseta Tibetana. Se trata de una liebre cubierta por un pelo grueso y sedoso, por el que desgraciadamente es cazada. Por eso no es demasiado abundante, si bien su área de distribución es amplia: la Meseta Tibetana hasta el Himalaya, Cachemira y Yunnan, donde ocupa hábitats variados entre 3.000 y 5.300 metros de altura, si bien prefiere los prados alpinos y las estepas de montaña. Animal tímido y solitario. Schäfer recolectó numerosos ejemplares, todos ellos en la parte tibetana de Sikkim, y en el propio Tíbet.

Liebre lanuda

Los picas

Los picas son los Lagomorfos más desconocidos. Se trata de treinta especies pertenecientes a la familia Ochotonidae, distribuidos por Asia septentrional, Europa oriental y Norteamérica, la mayoría de ellos en laderas rocosas de montañas, hasta 6.000 metros de altitud. Se trata de animales externamente parecidos a hámsters, con un peso máximo de 200 gramos, y orejas pequeñas y redondeadas, sin cola visible. Viven en madrigueras y no hibernan. Lo que hacen es almacenar hierba en sus madrigueras para poder sobrevivir durante el invierno.

Pica de meseta

Los Ochotonidae fueron una familia mucho más grande durante el Terciario, con numerosos géneros y especies conocidos en estado fósil pero actualmente sólo sobrevive el género Ochotona. Schäfer recolectó tres especies, tanto en Sikkim como en Tíbet: el pica de meseta (Ochotona curzoniae), que vive en prados y desiertos alpinos entre 3.100 y 5.000 metros de altitud, en la Meseta Tibetana; el pica de orejas largas (O. macrotis), que vive en el reborde montañoso de la Meseta Tibetana, Hindu Kuss, Pamir y Yunnan, en laderas montañosas entre 2.300 y 6.100 m (altitud registrada en el Himalaya). Este pica no hace madrigueras sino que se refugia en grietas y huecos entre las rocas.

Finalmente, el pica tibetano (O. thibetana), con una distribución más restringida: montañas del Tíbet Oriental, Yunnan, Sikkim y Bután, donde vive a menores altitudes: entre 1.800 y 4.100 metros, incluyendo bosques. La población de Sikkim/Bután se halla geográficamente aislada del resto de poblaciones, y todos los ejemplares recolectados por Schäfer lo fueron en Sikkim, subespecie O. t. sikimaria. Actualmente se tiende a considerar el conjunto de subespecies de este pica como un complejo de especies.

Kiang (Equus kiang)

Ya te hablé del asno salvaje tibetano en la crónica que dediqué a la fauna tibetana. Revísala para refrescar los datos básicos. Aquí me gustaría aclararte una cosa. Schäfer recolectó numerosos ejemplares en la zona del Lago Como Chamling (entonces parte tibetana del Sikkim), todos menos uno asignados a Equus hemionus, y sólo un ejemplar asignado a Equus kiang. En realidad, todos los especímenes deben ser asignados a E. kiang, que actualmente se reconoce como el único asno salvaje presente en la Meseta tibetana. Anteriormente se consideraba como una subespecie del asno salvaje asiático E. hemionus, y seguramente por esta razón se identificaron así.

Kiangs

Marmota del Himalaya (Marmota himalayana)

Para terminar este resumen sobre los principales mamíferos estudiados en la Expedición, tenemos aquí a la marmota del Himalaya, recolectada por Schäfer en el Norte de Sikkim, y que ocupa la Meseta Tibetana, Sichuan y Yunnan entre los 3.500 y los 5.200 metros de altitud. Se trata de una de las presas principales del leopardo de las nieves en esta región.

Marmota del Himalaya. Lago Tsophu, Bután

EPILOGO

Creo haber demostrado que la Expedición Schäfer era impecablemente científica, lejos de toda esa basura esotérica con la que se la ha cargado abusivamente. Sin embargo, y aunque Schäfer anduvo listo para esquivar todos los objetivos que Himmler tenía en mente, alguna concesión hubo que hacer a tan poderoso protector.

La Expedición Schäfer

Por eso el antropólogo Bruno Beger realizaba mediciones corporales a los nativos de Sikkim y Tíbet. Aquí prestó especial atención a los individuos de las clases altas tibetanas, pues interesaba averiguar qué relaciones podía haber entre los ancestrales "arios" y los tibetanos, acaso buscando sus lejanos orígenes. Por otro lado, además de los miles de especímenes zoológicos, la Expedición Schäfer se trajo 108 volúmenes del Kangyur, la llamada "Biblia" del budismo tibetano, además de numerosos objetos pertenecientes a dicha cultura.

Finalmente, Schäfer trajo semillas de varios tipos de cereales cultivados en el Tibet, incluyendo primitivas variedades de trigo. De hecho, una vez de regreso en Alemania, Schäfer se libró de cualquier destino militar y se dedicó durante la guerra a investigar sobre estas semillas y tratar de aclimatarlas en Alemania, con un siniestro fin: servir como instrumento de colonización de los vastos espacios de Europa oriental y Rusia destinados a formar parte del Reich de los Mil Años.

En 1943 se estrenó en Alemania el documental de la Expedición, titulado Geheimnis Tibet ("Tíbet secreto") que, en mi opinión, es una obra maestra del género. Al final pondré el enlace para que lo puedas ver.

Schäfer en Rancho Grande, Venezuela

Pero, al terminar la guerra en 1945, Schäfer fue encarcelado por las autoridades estadounidenses con el fin de investigarlo y determinar su grado de implicación en el régimen nazi. Tras tres años internado, finalmente los americanos quedaron satisfechos y en 1949 le facilitaron su certificado de exoneración.  Un golpe de suerte llamó a su puerta: un conocido suyo que vivía en Venezuela se puso en contacto con él para informarle de que el Gobierno venezolano estaba buscando un científico que pusiera en marcha una estación de investigación científica. No se lo pensó, y en enero de 1950 se estableció en Rancho Grande, donde ayudó a poner en marcha la Estación Biológica y Museo de Flora y Fauna Henri Pittier, una de las primeras iniciativas sobre educación ambiental.

Paralelamente, Schäfer realizó actividad docente en la Universidad Central de Venezuela, en sus Escuelas de Agronomía (Maracay) y Biología (Caracas).

Finalmente, en 1954 regresa a Alemania donde asume el cargo de conservador del Museo Estatal de Baja Sajonia, en Hannover. Falleció en 1992.

FILMOGRAFÍA RECOMENDADA

Geheimnis Tibet (subtitulado en español)

MÚSICA RECOMENDADA

John Williams: Indiana Jones y la Última Cruzada.


Comentarios

Entradas populares de este blog

En alas de las águilas. Las 7 águilas más poderosas del mundo.

Tiburones: lo que los documentales no nos cuentan.

La gallina doméstica: características, origen y domesticación