El cuón: el perro rojo de Asia.

Querida hija:

Cuando se habla de los cánidos salvajes que viven en las vastedades del Continente asiático, normalmente pensamos en los lobos, los zorros y los chacales, todos ellos muy extendidos por Asia. Pero hay otro cánido que históricamente fue el perro salvaje dominante en Asia oriental, y que hoy por desgracia es sólo una sombra de lo que fue. Me refiero al cuón, también llamado "perro rojo", "perro jaro" o simplemente, "perro salvaje asiático". Me gustaría hoy hablarte de este interesante cánido, hoy en peligro de extinción. Conocer para amar y proteger.

El cuón, o perro rojo

Taxonomía, morfología y distribución

Si ves un cuón, externamente te va a parecer muy similar a perros, coyotes o chacales. Sin embargo, los científicos lo han asignado a un género propio, Cuon, (la especie es Cuon alpinus) en lugar de asignarlo a Canis. Y esto es así porque hay importantes diferencias entre ambos géneros. Vamos a verlas.

En primer lugar, si analizas el cráneo de un cuón, verás que el perfil de la zona de su frente hasta el arranque del hocico es cóncavo, esto es, "abombado" hacia afuera mientras que si analizas el cráneo de un coyote, un lobo o un chacal, verás que esta región está curvada hacia adentro, o sea, es un perfil convexo. Por otro lado, si te fijas en sus molares inferiores, verás que el cuón tiene seis mientras que los demás cánidos tienen siete. Siguiendo con su dentadura, los molares superiores son más pequeños y débiles que los demás cánidos, pues son más pequeños (entre un tercio y la mitad). Además, estos molares superiores tienen sólo una cúspide, mientras que los demás cánidos tienen entre dos y cuatro.

Cráneo de cuón
Finalmente, las hembras de cuón tienen más pezones que las hembras de los cánidos asignados a Canis. También quiero que te fijes en sus orejas: si observas las orejas de los lobos o los coyotes verás que tienen una forma triangular, mientras que el cuón las tiene redondeadas. Una característica, por cierto, junto con una cierta concavidad en el perfil del cráneo, que lo acerca al perro salvaje africano (Lycaon pictus). Por consiguiente, queda justificado que el cuón sea asignado a un género propio, distinto de otros géneros de cánidos.

El lugar que ocupa el cuón dentro de los cánidos ha sido difícil de dilucidar.  Según ciertos especialistas, los cuones formarían un grupo con los perros salvajes africanos y con el zorro vinagre de Sudamérica (Speothos venaticus). Por el contrario, otros especialistas sostenían que, dentro del grupo del lobo, el cuón estaría relacionado con los coyotes y los chacales. Para cerrar el debate, la moderna taxonomía basada en estudios moleculares ha dilucidado que el cuón parece haberse separado muy pronto del linaje que llevaría al grupo del lobo/coyote/chacal, a muy poca distancia del perro salvaje africano, especie de la que sería "hermana".

Por tanto, cuones y perros salvajes africanos serían especies más "antiguas" o "primitivas" que los demás cánidos del grupo del lobo, pero independientes a ellos. Incluso existe evidencia de cierta mezcla genética entre cuones y perros salvajes africanos en tiempos remotos, dado que Cuon es un género de origen Pleistoceno que vivió en toda Eurasia (tras las glaciaciones pleistocenas, el cuón desapareció de Europa, posiblemente por la competencia con el lobo gris, más grande y fuerte). Se supone que la mezcla genética pudo proceder de regiones de Oriente Medio donde podrían haber convivido.

Árbol filogenético de los Cánidos


Se reconocen subespecies de cuón, pero no hay consenso. Inicialmente, se hablaba de diez subespecies, que fueron reducidas a tres en 2005. Sin embargo, hoy día se tiende a reconocer que hay dos grupos de cuones: un "grupo norte" y un "grupo sur", separados por la barrera del Himalaya y el Río Yangtsé. Por su parte, los cuones de Java, Sumatra y, tal vez, de la Península de Malaca pudieran constituir un tercer grupo aparte. Todavía no se ha tomado ninguna decisión sobre si definir oficialmente estos tres grupos como subespecies o no.

El cuón es un cánido de tamaño mediano, comparable al coyote. Las hembras pesan entre 10 y 17 kilos, y los machos entre 15 y 21. En India, donde el cuón es simpátrico con el lobo indio (Canis lupus pallipes), el cuón (llamado allí dhole) es un 25% más pesado que el lobo, dado que el lobo indio es una de sus subespecies más pequeñas. El color es inconfundible: rojo oxidado uniforme, con una cola tupida y abundante, cuyo extremo es de color negro. Junto con las orejas redondeadas y un hocico corto, no creo que puedas confundir un cuón con otro animal, si lo tuvieras delante de ti.

Tipo básico de cuón

Históricamente, el rango geográfico del cuón fue amplio: toda Asia oriental desde el Sur de Siberia hasta Sumatra, y desde Kazajstán hasta la Península de Corea. Hoy en día, desgraciadamente, ha sido extirpado de la mayor parte de su distribución, especialmente de la parte norte (Siberia y Asia Central), donde sólo hay sospechas de su presencia en el distrito chino de Jiangxi, y en las Montañas Tien Shan. En las Montañas Qilian podría seguir habiendo cuones asimismo. En el Sur de Tíbet sí está presente a lo largo de su borde Sur, en Ladakh y en el Suroeste. También se sospecha de su posible presencia en Corea del Norte pero, debido a lo hermético de este país, es imposible confirmar su presencia.

Actualmente, el 60% de la población de cuón se encuentra en India, fundamentalmente en la Meseta Central y en partes del Sur de la Península, así como en partes de Bengala/Bangla Desh. Está presente también en Sikkim, Birmania y Bután (donde regresó tras ser exterminado en 1974 al caer víctima de campañas de envenenamiento). Fuera del Indostán, el cuón se encuentra aún en Indochina, la Península malaya, y las islas indonesias de Java y Sumatra. Más adelante volveremos a retomar la cuestión de la tremenda contracción en el número y distribución de esta especie.

Área histórica y actual del cuón

Biología y ecología

El cuón es un animal generalista en cuanto a la ocupación de hábitat, algo que no es sorprendente si te fijas en la amplia área de distribución que ocupó históricamente. En realidad, el cuón ha ocupado todo tipo de hábitats excepto los ambientes desérticos: montañas, bosques templados, bosques tropicales húmedos y secos, praderas, matorrales...si bien, en la parte norte de su antigua distribución (Rusia y Asia central), el cuón ocupaba ambientes montañosos: predominantemente praderas alpinas hasta 5.000 metros, sobre todo en su parte Oeste, y en el Este la taiga montañosa. En la parte Sur, el cuón es un animal de bosque: en India, por ejemplo.

Hábitat del cuón en los Ghats Occidentales, India.

El cuón es un cánido social. Pero su organización social es diferente a la del lobo, que suele tomarse como referencia. Por ejemplo, la "manada" de lobos es un grupo compacto, que cazan juntos, mientras que el cuón vive en "clanes" de hasta 18 individuos, pero estos clanes se dividen en grupos más pequeños, de 3 a 5 animales, para cazar. La jerarquía de dominancia entre los cuones está menos marcada que en los lobos, y su territorialidad es más laxa, menos estricta. Otra diferencia importante entre ambas organizaciones sociales es que en el grupo de cuones puede haber más de una hembra reproductora, contra una única "hembra alfa" en la manada de lobos.

Los cuones se refugian en cubiles que se adaptan a la disponibilidad del terreno: desde simples agrandamientos de madrigueras de puercoespines o hienas, hasta complejas "ciudades" subterráneas con varias entradas comunicadas entre sí.

Cuones comiendo un chital en Bandipur, India

El periodo de gestación de los cuones está entre los 60 y 63 días, y se reproducen una vez al año. En India, el periodo de celo varía entre Noviembre y Abril, esto es, en la estación seca, con un pico entre Diciembre y Enero. El estro de la hembra presenta un ciclo de entre 4 y 6 semanas. El tamaño de la camada varía mucho, incluso dentro de un mismo grupo en distintos años: usualmente entre 5 y 10, con un máximo registrado de 12 cachorros. Todos los adultos participan en el cuidado y juego con los cachorros, que cuando cumplen tres meses empiezan a acompañarles para aprender a cazar.

El cuón comparte área de distribución con otros grandes carnívoros. ¿Cómo se relaciona con ellos?.

Los especialistas creen que fue la competencia con el lobo gris, más grande y fuerte, lo que provocó la desaparición del cuón de la parte occidental de Eurasia. Pienso que el lobo determinó en gran medida el hecho de que el cuón ocupase ambientes alpinos en su antigua área de distribución desde Kazajstán hasta Corea, sería un mecanismo de segregación espacial. Sin embargo, en India no parece existir competencia entre el cuón y el lobo indio (que, como ya te expliqué, es aquí más pequeño que el cuón). El lobo suele ocupar en India hábitats abiertos mientras que el cuón ocupa hábitats forestales.

El cuón y el lobo indio no compiten entre sí. Debrigarh, Odisha, India

La interacción con leopardos y tigres es más compleja. Algunos especialistas sugieren la existencia de una segregación trófica. De esta manera, el tigre consumiría presas de más de 175 kg, el cuón y el leopardo estarían en el rango de entre 30 y 175 kg, siendo las presas del cuón de un peso medio de 35 kg, y las del leopardo de un peso medio de 23 kilos, pero en la práctica no me parece que esta segregación sea una regla general ni estricta. Las interacciones entre ellos se reducen a la intimidación y el acoso si se concurre en un mismo terreno de caza. El cuón tiene las de perder: se han reportado cuones depredados por tigres y leopardos, si bien un grupo numeroso de cuones puede poner en fuga al tigre.

La dentición del cuón, de la que ya te hablé, proporciona a este cánido una adaptación para comer prácticamente sólo carne, llamada hipercarnivoría. Sólo tres especies de cánidos se consideran también hiper-carnívoros: el perro salvaje africano y el zorro vinagre. En efecto, se ha encontrado que el cuón puede consumir ocasionalmente hierba, pero únicamente con propósitos purgantes. Los cuones consumen más presas que los tigres y leopardos con los que conviven y, al tratarse de animales sociales, necesitan cinco veces más territorio que los tigres para satisfacer sus necesidades alimentarias, lo que les hace más vulnerables.

¿Y qué es lo que come el cuón?. Desde la raquítica fauna europea occidental, es difícil que te puedas hacer una idea de la enorme riqueza de ungulados silvestres que atesora el Asia oriental...al menos de momento. Si bien el cuón se alimenta de presas de todos los tamaños, empezando por escarabajos y roedores, son los ungulados de medio y gran tamaño el capítulo más importante en su alimentación. Los cuones son capaces de juntarse en grandes grupos de caza, y colaboran para que estos grandes ungulados sean depredados.

El chital es una de las presas principales del cuón. Parque Nacional de Kanha, India

Y tienen mucho donde elegir: cérvidos como el chital, el sambar, el muntiac, el ciervo ratón, el barasingha, jabalíes, nilgais, langures o tapires malayos...y esto sólo en la parte Sur de su distribución. En la parte Norte, de la que ha sido prácticamente extirpado, el cuón depredaba sobre íbices, marjores, ciervos almizcleros, ciervos sika o gorales, incluso renos, por ponerte sólo unos pocos ejemplos.

Así, en un estudio realizado en el Santuario de Mudumalai (India), en dos manadas de cuones, se encontró que entre los excrementos de los cánidos, se encontraron restos de chital (Axis axis), en el 70% de la primera manada y en el 41% de la segunda, de sambar (Rusa unicolor) en el 22% y 23%, ganado doméstico en el 4% y 15%, y Lagomorfos en el 3% y 20%. Por su parte, en otro estudio realizado en el Parque Nacional Nam Et-Phou Louey, en el Norte de Laos, el muntiac (Muntiacus) suponía el 55% de la ocurrencia, seguido por el sambar con el 25%, el cerdo asilvestrado (Sus scrofa) con el 8%, el tejón porcino (Arctonyx collaris), con el 6% o el serau (Capricornis milneedwardsi), con el 4%.

A pesar de los datos que arroja el primer estudio de los que te he citado, el cuón prefiere abrumadoramente las presas silvestres al ganado doméstico, a diferencia del lobo indio que sí obtiene una buena parte de su dieta del ganado doméstico (estudio realizado en Rehekuri Blackbuck Sanctuary, Maharashtra, India: antílope cervicapra en primer lugar, cabras con el 22% y ovejas con el 23% en segundo y tercer lugar), pero esto no le ha puesto a salvo de las iras del ser humano.

Declive de un perro orgulloso

El cuón está clasificado como "En Peligro" por la IUCN. ¿Por qué se ha llegado a esto?. En primer lugar, el ser humano lo ha perseguido igual que al lobo, a pesar de sus escasos daños al ganado doméstico. Supongo que se asocia a cualquier cánido salvaje con peligro para el ganado, y al igual que el lobo, ha sido cazado y envenenado. Es también muy posible que haya caído víctima de campañas de envenenamiento que no iban dirigidos a él. Esta es la principal causa de declive en la parte Sur de su área de distribución.

¿Los últimos cuones nos contemplan?

En la parte norte, más deshabitada e inhóspita, esto no está tan claro. El pelaje de invierno de los cuones que habitaban estas frías regiones era apreciado en el Imperio Chino, y era objeto de explotación y comercio. Pero los especialistas sospechan que la desaparición del cuón en toda la zona de Rusia y Asia central tiene que ver con la sobrecaza a la que el ser humano ha sometido a los magníficos ungulados de la región. En efecto, la caza de animales como el marjor, el íbice, el ciervo sika o el argalí es un negocio millonario que atrae cazadores de todo el mundo a estas inhóspitas regiones. Y claro, si el cuón se come "mis" íbices, me quedo sin negocio.

Sea como fuere, la IUCN calcula su número máximo en unos 2.200 individuos, ¡Para toda Asia Sudoriental!. Esto es muy poco, disperso y fragmentado por una gran extensión geográfica. Ya hemos visto cómo el cuón es un eslabón más (junto con el lobo, el tigre o el leopardo) para el control poblacional de esa magnífica variedad de ungulados silvestres asiáticos.

¿Cuándo entenderemos el papel clave que los carnívoros desempeñan en todo ecosistema? ¿Cuándo aprenderemos que la fauna silvestre NO ES PROPIEDAD NUESTRA?

Sólo así este magnífico, interesante y escaso cánido podrá sobrevivir.

Comentarios

  1. Da mucha pena que ese maravilloso animales este en peligro de extinción, espero que durante el ya pasado 2020 y el 2021 se haya recuperado su población aun que sea en pequeña medida y que la gente tome consistencia.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

En alas de las águilas. Las 7 águilas más poderosas del mundo.

Tiburones: lo que los documentales no nos cuentan.

La gallina doméstica: características, origen y domesticación