500 años de la Conquista de Tenochtitlán: el "Zoo" de Moctezuma.

Querida hija:

Este año se cumple el V Centenario de un hecho histórico trascendental: nada menos que el punto de arranque del México moderno, que se produjo al culminarse la conquista del Imperio Mexica por parte de la Corona de Castilla en 1521. México es una de las grandes naciones del mundo, poseedora de una cultura absolutamente fascinante, en la que se entrelazan el elemento europeo con el elemento aborigen y que nos ha regalado al mundo verdaderas maravillas. Yo soy un enamorado de ese gran país y de su fauna. Y por este motivo quiero hablarte en la crónica de hoy de un aspecto poco conocido de este proceso de conquista: el "zoológico" de Moctezuma.

Representación de la Casa de Animales de Tenochtitlán. Códice Florentino, Libro 8, folio 30. Foto: Arqueologíamexicana.mx

Introducción histórica

Año 1521. Castilla se desangra en una guerra civil.

Está en entredicho la autoridad del nuevo Rey de Castilla desde 1517, Carlos I, un joven imberbe y arrogante que nunca ha estado en Castilla ni habla su idioma, y que tiene la intención de convertirla en una especie de patio de juegos para sus estirados y lechuguinos cortesanos flamencos, ávidos de enriquecerse a costa de los castellanos. Pero han pinchado en hueso. Porque a miles de kilómetros de distancia, al otro lado del recién explorado Atlántico, conquistadores castellanos están ganando para ese insufrible y granujiento Rey más tierras que las que le legaron sus abuelos.

Pero algo importante está sucediendo en aquellas tierras: el 30 de Junio de 1521 las huestes castellanas sufren la primera gran derrota militar en el nuevo continente. Fue en Tenochtitlán, la fabulosa capital del poderoso Imperio Mexica, el Estado más fuerte contra el que los conquistadores castellanos se las han tenido que ver hasta el momento. Al comienzo de la Conquista, Hernán Cortés y los suyos tuvieron que vérselas con varios pueblos de la región, pero pronto se dio cuenta que no todos ellos estaban unidos contra el invasor castellano, sino que había espacio para la política: el Imperio Mexica había conquistado y sojuzgado a otros pueblos, y Estados como Tlaxcala y el pueblo totonaca de Veracruz estaban resistiendo las tremendas presiones mexicas para someterlos, por lo que vieron a Cortés y los suyos como aliados útiles.

Así, el Ejército conjunto castellano-tlaxcalteca-totonaca llega a Tenochtitlán y Cortés y los suyos quedan maravillados ante el esplendor de una de las mayores ciudades del mundo, que albergaba una civilización sofisticada y avanzada. Era su Emperador, o tlatoani, Motecuhzoma Xocoyotzin, más conocido entre los castellanos como Moctezuma II. Era un hombre supersticioso que creía firmemente en una antigua profecía que aseguraba que el Dios Quetzalcóatl regresaría desde el Este para establecer su Reino, y pensaba que los castellanos eran el cumplimiento de dicha profecía.

La entrada de Cortés en México. Augusto Ferrer Dalmau

Pero Moctezuma no era tonto, y acabó convencido por parte de consejeros suyos que sabían muy bien que los castellanos eran tan mortales como ellos, y obró en consecuencia. En la noche del 30 de Junio de 1521 montó una operación para expulsar a los castellanos y sus aliados de Tenochtitlan confiando en que no regresarían jamás. La Noche Triste, como ha pasado a la Historia aquella batalla fue un humillante desastre para las armas castellanas, que tuvieron que retirarse en desorden y huir por los bosques del Altiplano de México como ratas perseguidas.

Cortés no se dio por vencido. Restauró la coalición de pueblos contrarios al Imperio Mexica y fue con todo contra Tenochtitlán. Desgraciadamente para la posteridad, la esplendorosa capital de los mexicas fue literalmente demolida e incendiada el 13 de agosto de 1521, perdiéndose definitivamente todo rastro de aquella elevada cultura, y siendo sustituida por la no menos grandiosa Ciudad de México, con todo lo positivo y todo lo negativo de una gran urbe de corte occidental.

Dentro de todas las edificaciones e infraestructuras mexicas destruidas en aquella terrible ocasión, quiero destacarte una de ellas: la "Casa de Animales", un lugar anexo al Palacio de Moctezuma donde se albergaba una buena parte de las especies animales que había en México. Vamos a conocer este extraordinario lugar.

La Casa de Animales de Moctezuma

Para saber qué fue exactamente esta infraestructura, tenemos que acudir a las fuentes primarias, esto es, a aquellos testigos que la contemplaron con sus propios ojos.

En primer lugar, la segunda y tercera cartas de relación de Hernán Cortés al Rey Carlos I: 

"Tenía una casa… donde tenía un muy hermoso  jardín  con ciertos miradores que  salían  sobre él… tenía diez  estanques  de agua, donde tenía  todos  los linajes  de aves de agua que en estas partes se hallan…,  domésticas;  y para las aves  que  se crían en  la  mar, eran los estanques de agua salada… y a cada género de aves se daba aquel mantenimiento que era propio a  su  natural y  con  que

ellas en  el  campo se  mantenían… 


Ubicación de la Casa de Animales en el Mapa de Tenochtitlán de 1524. Foto: Arqueologiamexicana.mx


Había para tener cargo de estas aves trescientos hombres, que en ninguna  otra  cosa entendían. Había otros  hombres  que solamente entendían en curar las aves muy hermosa donde tenía un gran patio losado a manera de un juego de ajedrez y las casas eran hondas cuanto estado y medio, y tan grandes como seis pasos en cuadra… y  la  mitad era  cubierto…de losas, y la mitad que quedaba por cubrir tenía encima  una  red de palo muy bien hecha; y en cada una de estas casas había un ave de rapiña; comenzando de cernícalo hasta  águila…  y en  lo cubierto de cada una de estas casashabía  un  palo  como  alcándra y otro fuera debajo de la red… daban todos los días de comer gallinas, y no otro  manteni-miento. Había… salas grandes y bajas, todas llenas de jaulas grandes de muy gruesos maderos muy bien labrados y encajados… había leones, tigres, lobos, zorras, y gatos de diversas maneras..."


En segundo lugar, la Historia verdadera de la conquista de Nueva España, de Bernal Díaz del Castillo:


“…la casa de aves, y por fuerza he [de] detenerme en contar cada género, de qué calidad eran. Digo que desde águilas reales y  otras águilas más chicas y otras muchas maneras de aves de grandes cuerpos, hasta pajaritos muy chicos, pintados de diversos colores, también, donde hacen aquellos ricos plumajes que labran de plumas verdes, y las aves de estas plumas son el cuerpo de ellas a manera de las picaces que hay  en  nuestra España; llámanse en esta tierra quezales;


y otros pájaros que tienen la pluma de cinco colores, que es verde y colorado y blanco y amarillo y azul; éstos no sé como se llaman. Pues papagayos de otras diferenciadas colores tenían tantos  que no se  me  acuerdan los  nombres de ellos; dejemos patos de buena pluma y  otros  mayores, que  les querían parecer, y de todas estas aves les  pelaban  las plumas  en tiempos que para ello era convenible, y  tornaban  a pelechar, y todas las más aves que dicho tengo criaban en aquella casa,  y  al tiempo de encoclar tenían cargo de echarles  sus  huevos ciertos indios  e  indias  que miraban por todas las aves y de limpiarles sus nidos y darles de comer, y esto a cada género de aves lo que era su mantenimiento. 


Moctezuma enseña a Cortés el Totocalli. 


Y en aquella casa que dicho  tengo  había un  gran estanque de  agua  dulce, y  tenía en él otra manera de aves muy altas de  zancas  y colorado  todo el cuerpo y alas y cola; no sé el nombre de ellas, mas en la isla de Cuba las llamaban  ipiris  a otras  como ellas; y también en aquel estanque había otras muchas raleas de aves que siempre estaban en el agua.


…otra casa… todo género de alimañas, de tigres y leones de dos maneras, unos que son de hechura de lobos, que en esta tierra se llaman adives  y  zorros, y  otras alimañas chicas,  y  todas estas carniceras se mantenían con carne, y las más de ellas criaban en aquella casa, y las deban  de  comer venados, gallinas, perrillos y otras cosas que cazaban. 


…Pues más tenían en aquella maldita casa muchas víboras y culebras emponzoñadas, que traen en la cola uno que suena como cascabeles; éstas son las peores víboras de todas, y teníanlas en unas tinajas y  en  cántaros grandes, y en ellas mucha pluma, y  allí  ponían sus huevos y criaban sus viboreznos; y les daban a comer de los cuerpos de los indios que sacrificaban y otras carnes de perros de los que ellos solían criar.


…Digamos ahora  las  cosas infernales,  cuando  bramaban los tigres y leones, y aullaban los adives y  zorros,  y silbaban  las sierpes, era grima oírlo y parecía infierno…


Zoológico de Moctezuma. Infografía: Colectivo Kokone

Andrés de  Tapia, uno de los capitanes más  notables  de Cortés, nos legó  el  siguiente relato:

..Este Muteczuma  tenía  una casa con muchos patios é aposentos en  ella,  donde tinie  ropa  y otras cosas, é en esta casa, en algunos patios della, tenía en jaulas grandes leones é tigres é onzas/carnicero  semejante  al jaguar/é lobos é raposos/zorros/,en cantidad cada uno por sí; é en otros patios tenía en otra manera de jaulas  halcones  de muchas maneras é águilas  é  gavilanes é todo género de aves  de  rapiña. é era cosa de ver cuán abundantemente daban  carne  á comer  á todas estas aves é fieras, é la mucha gente  que habie para el servicio destas; é habié en esta casa en tinajas grandes é en cántaros culebras é víboras asaz  bastante; é  todo  esto era  no mas  que por manera de grandeza. …, é tenía otra  casa  donde tinie  todas las aves  de  agua que  se pueden pensar, é de toda otra manera de aves, cada género de aves por sí; y es ansí sin falta, que en el servicio destas aves se ocupaban mas de seiscientos hombres,  é  habie en la  misma  casa  donde  apartaban las aves que enfermaban é las curaban…"


Y finalmente, la carta del Licenciado Zuazo, un civil que acompañaba a Cortés, que escribió en 1521-1522:


"Tenía Monteuzuma por grandeza una  casa  en que  tenía mucha diversidad de sierpes é animalias bravas, en que había tigres, osos, leones,  puercos  monteses, víboras, culebras,  sapos,  ranas é otra mucha diversidad de serpientes y  de  aves, hasta  gusanos;  é cada cosa de estas en su lugar, é jaulas como era menester"


Hay, además, otras fuentes secundarias, de personajes que dejaron testimonio escrito apoyándose en testigos oculares, que los historiadores han certificado como fuentes fiables, y que citaré cuando sea necesario. Esta casa, se llamaba Totocalli, que puede traducirse indistintamente como "Casa de Animales" o "Casa de Aves", y se encontraba anexa al Palacio de Moctezuma, que se encontraba a su vez más o menos en lo que hoy es el lado Sur de la Plaza del Zócalo de Ciudad de México. Se ha calculado que los estanques llegaban hasta donde hoy está la Iglesia de San Francisco. Curiosamente, al recinto donde se encontraban los mamíferos le daban un nombre separado: Tecuancalli, que se traduce como "Casa de Fieras".


De la lectura de los testimonios de estos testigos directos, podemos resumir algunos puntos clave:


- Que Moctezuma tenía una Casa de Animales donde albergaba aves, mamíferos, reptiles e invertebrados

- Que había un numeroso personal específicamente dedicado a cuidar y alimentar estos animales

- Que había veterinarios, esto es, personal dedicado a curar a los animales cuando se necesitaba


El Jardín de Iztapalapa nos da una idea de cómo pudo ser el estanque de aves acuáticas del Totocalli. Códice Florentino


Todo lo cual nos habla, una vez más, de cuán sofisticado y avanzado era el Imperio Mexica. Es interesante hacerte notar cómo en la Casa de Animales éstos estaban claramente diferenciados por Clases de vertebrados, lo que nos hace pensar en que los mexicas habían llegado a un sistema de clasificación. Por otro lado, los cronistas nos indican cómo a cada animal se le daba la alimentación que requería, lo que también nos indica el grado de conocimiento y observación que ellos tenían con respecto de su fauna silvestre y cuidados en cautividad. 

Ahora bien, los cronistas nos han hablado de nombres genéricos de animales. ¿Podemos identificar las especies?. En su gran mayoría sí, porque se trata de animales corrientes de la fauna mexicana. Vamos a hacer ahora el ejercicio:

Las aves

En la Casa de las Aves había nada menos que veinte estanques de agua, diez de agua dulce y otros diez de agua salada, que periódicamente se vaciaban para su limpieza y mantenimiento, y se volvían a llenar. En cada tipo de agua había aves acuáticas de aguas dulces y de agua salada respectivamente. Por lo que dicen los cronistas y testigos, parece claro que había flamencos comunes (Phoenicopterus ruber), única especie en México y única que responde a la descripción de ave zancuda de color colorado, si bien como no se hace referencia a la forma del pico, también podría haber espátulas rosadas (Platalea ajaja), o incluso ambas especies.

Flamenco común


Se establece con claridad que había anátidas en los estanques, pero al no haber ninguna otra descripción de especies, podría ser una representación de una parte de las más de 130 especies de anátidas que viven en México.

En cuanto a las otras aves, las que se encontraban en las jaulas, está claramente establecida la presencia de águila real (Aquila chrysaetos),  que está presente en territorio mexicano y además dio origen al mito fundacional de Tenochtitlán al posarse sobre un nopal en el Lago, motivo que aparece en el escudo mexicano actual. También se nombra claramente al quetzal (Pharomachrus mocinno). Todos los cronistas mencionan inequívocamente la presencia de "halcones, gavilanes, azores, milanos y buitres", con lo que nos están diciendo que había representación de varios tipos de aves rapaces, muy probablemente representación de busardos (género Buteo, varias especies en México) y de águilas del género Spizaetus.

Quetzal en vuelo


Había también una amplia representación de loros, de los que hay en México 21 especies, y casi con toda seguridad estaban las dos especies de guacamayos presentes en su territorio: el rojo (Ara macao) y el verde (A. militaris). Bernal Díaz del Castillo alude a un pajarito con plumaje "Verde, rojo, amarillo, blanco y azul", y que podría ser el azulillo sietecolores (Passerina ciris), un ave que inverna en México y cría en los EEUU. Sin embargo, llama la atención el silencio sobre la presencia de colibríes, cuyo extraordinario vuelo habría llamado la atención de los cronistas.

Azulillo sietecolores


Los mamíferos

También los cronistas aluden a la presencia del pavo (Meleagris gallopavo), que se echaba como alimento a las "fieras", por lo que infiero que podría tratarse del pavo doméstico y no el salvaje. Y hablando de fieras. Entre los mamíferos se alude al "venado", que como alimento se daba también a las fieras, muy probablemente el ciervo de cola blanca (Odocoileus virginianus), por ser el único de los cuatro ciervos mexicanos presentes en la zona del Altiplano donde lo cazarían los mexicas.

En cuanto a las "fieras" en sí, queda clara la presencia del lobo mexicano (Canis lupus baileyi), del coyote  (Canis latrans), si bien éste último debió ser traído desde tierras más norteñas ya que en la época de la Conquista no había coyotes en el área central de México, también la onza o jaguar (Panthera onca) y el puma (Puma concolor), que todos los cronistas denominan unánimemente como "león", al igual que al jaguar también se le llama "tigre".

Lobo mexicano


También se constata la presencia del lince rojo mexicano (probablemente la subespecie occidental, Lynx rufus fasciatus), del pecarí de collar (Pecari tajacu). Hay también cronistas que hablan claramente de la presencia de osos en la Casa de Fieras, pero es difícil de dilucidar si era oso negro u oso pardo. También se menciona la presencia de "otras alimañas chicas" con lo que seguramente habría félidos pequeños como el ocelote (Leopardus pardalis), zorrillos o comadrejas.

Los reptiles

En el reptiliario, que llamó mucho la atención a los españoles, se habla claramente de la presencia de crótalos o serpientes de cascabel, de las que en México hay nada menos que 37 especies. Probablemente habría una selección de varias especies, lo que indica una gran habilidad para capturarlas, guardarlas, transportarlas y aclimatarlas en el reptiliario. Juan de Torquemada, que escribió sobre el Zoo de Moctezuma a partir de testimonios anteriores, nombra la presencia de iguanas y también cocodrilos, de los que en México hay dos especies (el americano y el de pantano) y un caimán, por lo que no podemos saber exactamente si había una, dos o las tres especies en la Casa. También una buena selección de culebras y lagartos.

Cascabel verde mexicana (Crotalus basiliscus)


Un zoo, ¿para qué?

A pesar de su denominación popular de "zoo", la Casa de Animales no era tal cosa, puesto que no estaba abierto al público. Los animales eran únicamente para el solaz de Moctezuma, sus allegados y sus invitados. Diríamos que tenía una función política al mostrar a sus invitados el poder y la grandeza del Estado Mexica, capaz de concebir, implementar y mantener semejante maravilla. Y así se lo enseñó a Cortés, quien sin duda quedó admirado ante lo que vio, aunque no hasta el punto de abandonar el plan que siempre tuvo: aplastar al Imperio Mexica y eliminarlo como obstáculo para la expansión castellana en América.

Pero además de esta motivación "política", la Casa de Animales tenía otros cometidos. Los cronistas son claros al afirmar que en la Casa de Aves trabajaban artesanos plumarios que se proveían de plumas de las aves para realizar sus obras artísticas, de las que el arte plumario mesoamericano alcanzaría verdaderas cumbres, probablemente para suministrar al entorno del tlatoani.

Tocado de plumas de Moctezuma II. Museo Nacional de Antropología e Historia, México


Los especialistas piensan que la Casa de Animales podría servir también para suministrar animales para sacrificarlos en el cercano Templo Mayor. En efecto, las excavaciones arqueológicas en el Templo han encontrado numerosos restos de animales pertenecientes a especies que se encontraban en la Casa de Animales, y las circunstancias y el contexto arqueológicos sugieren que habían sido sacrificados allí. incluso es posible que también se criasen animales para investigar y elaborar medicamentos, aunque este punto no está documentado. Este tipo de casas de animales se han documentado también en otras culturas mesoamericanas como por ejemplo en Teotihuacán.

En cualquier caso, el Totocalli de Tenochtitlán fue uno de los exponentes culturales más notables de aquella refinada cultura mexica, y duele mucho que finalmente fue destruido sin contemplaciones en el asalto a Tenochtitlán en agosto de 1521. En palabras de Cortés: 

"…Y porque lo sintiesen más, este día hice poner  fuego a estas casas grandes de la plaza … y otras que estaban junto a ellas, que aunque algo menores eran muy más frescas y gentiles, y tenía en ellas Mutezuma todos los linajes de aves que en estas partes había; y aunque a mí me pesó mucho de ello, porque a ellos les pesaba mucho más, determiné de las quemar …"

Claramente Cortés estaba poniendo en práctica la guerra psicológica: mediante el terror de la acción inconcebible de quemar vivos a los animales de la Totocalli estaba mandando a Moctezuma el mensaje de una voluntad inquebrantable de destruir Tenochtitlán sin ningún miramiento. Pedro Mártir de Anglería, en su Crónica incluye el testimonio de Juan de Ribera, que fue enviado a España con presentes para el Rey Carlos I:

"Asimismo ha hecho referencia a los alaridos quejumbrosos de los leones, tigres, osos y lobos cuando se quemaban con las mismas casas, y del lastimoso pillaje de todo aquello"

Triste final para aquellos pobres animales que nada sabían y en nada entendían de los eternos conflictos por la ambición y la avaricia de los humanos.
 
 Epílogo: una reflexión histórica
 
Cuando seas mayor y oigas hablar de la Conquista de América, vas a escuchar alabanzas desmedidas y críticas igualmente desmedidas hacia este hecho histórico. Y es normal que así sea porque todos tenemos una opinión sobre lo que ha sucedido antes de nuestro nacimiento pero ¡atención! tratándose de Historia hay que contextualizar porque los códigos morales, políticos y sociales que rigen hoy, eran distintos hace 500 o 1.000 años y serán distintos a los que habrá dentro de otros 500 años.
 
En otras palabras: cosas que hoy nos parecen abominables como la esclavitud, hace siglos era considerado algo normal y como formando parte del orden de las cosas. Por eso no debes considerar la Historia como algo entre "buenos" y "malos" sino situar un hecho histórico en su época y en su contexto, no en el mundo de hoy.
 
En el devenir humano, los pueblos más fuertes se han impuesto a los menos fuertes. El Imperio Romano se impuso a los aborígenes hispanos y borró su cultura. La Corona de Castilla se impuso al Imperio Mexica y borró también su cultura. El Imperio Mexica se impuso, a su vez, a los zoques o a los mixtecos entre otros muchos pueblos. Es una verdad histórica que los mexicas sacrificaban a sus prisioneros y comían su carne.

Sobre las ruinas del Imperio Mexica se edificó la actual República mexicana. Alegoría de la República mexicana, siglo XIX. Museo de Historia Mexicana

¿Fueron "malos" los españoles por imponerse a los mexicas? pues en la misma medida en que los romanos fueron "malos" al imponerse a los celtíberos y a los astures o los mexicas al imponerse a los mixtecos. Ya te dije que en la Historia muy rara vez podemos hablar de "buenos" o "malos". El pueblo sometido ayer pudo ser un pueblo conquistador anteayer.
 
Ahora bien. Es comprensible que los descendientes de los aborígenes que fueron perjudicados por la Conquista y después excluidos socialmente por las Repúblicas independientes hagan sus críticas y esperen recibir algún tipo de justicia o compensación. Su desgracia de hoy tiene su origen en la Conquista de ayer. Hay verdad en ello. 
 
Pero no es tan comprensible que los descendientes de los conquistadores de ayer se rasguen las vestiduras y critiquen la Conquista, muchas veces desde su privilegio blanco y criollo y su buena vida occidental, que tuvo su origen en la Conquista. A menos, por supuesto, que renuncien a usar la lengua española y su estilo de vida occidental, originado todo ello en la Conquista que dicen repudiar. Sólo así sus críticas serán sinceras y podrían ser tenidas en cuenta. No prestes atención a semejantes personas, pues sus críticas son insinceras.

A quien hay que pedir siempre cuentas es a los políticos de hoy, a los que les viene muy bien que miremos 500 años atrás para no prestar atención a los desmanes que cometen aquí y ahora, y que perjudican a personas de hoy. Somos lo que somos porque fuimos lo que fuimos, para bien y para mal y no podemos cambiar eso. Pero sí podemos remediar lo que pasa hoy, porque tendrá consecuencias en el mañana.

MÚSICA RECOMENDADA: Antonio Zepeda . Templo Mayor

SI TE GUSTA MI TRABAJO DIVULGADOR, ¡APÓYAME! Patreon.com/cronicasdefauna
muy hermoso jardín con ciertos
miradores que salían sobre él
tenía diez estanques de agua,
donde tenía todos los linajes de
aves de agua que en estas partes
se hallan, domésticas; y para
las aves que se crían en la mar,
eran los estanques de agua sala-
da y a cada género de aves se
daba aquel mantenimiento que era
propio a su natural y con que
ellas en el campo se mantenían.
 Había para tener cargo de es-
tas aves trescientos hombres, que
en ninguna otra cosa entendían.
Había otros hombres que sola-
mente entendían en curar las aves
que adolecían Tenía otra casa
Tenía una casa donde tenía un
muy hermoso jardín con ciertos
miradores que salían sobre él
tenía diez estanques de agua,
donde tenía todos los linajes de
aves de agua que en estas partes
se hallan, domésticas; y para
las aves que se crían en la mar,
eran los estanques de agua sala-
da y a cada género de aves se
daba aquel mantenimiento que era
propio a su natural y con que
ellas en el campo se mantenían.
 Había para tener cargo de es-
tas aves trescientos hombres, que
en ninguna otra cosa entendían.
Había otros hombres que sola-
mente entendían en curar las aves
que adolecían Tenía otra casa

Comentarios

  1. Buenas , perdón por el comentario random que voy a tirar pero...me gustaría saber xq me bloqueaste se tw?💔 Re leo tus blogs, pero no me llega la notificaciones al mail y ahora por tw ,nada...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ramiro, por alguna razón Twitter hace esto de vez en cuando, y es un verdadero trastorno. Dime tu nombre de Twitter y te reviso. ¡Un saludo!

      Eliminar
    2. Rama_fullo es mi usuario, muchísima gracias por el favor .

      Eliminar
  2. Hola, excelente texto. Ignoro si es mi navegador (Google Chrome) pero al final aparece un texto superpuesto.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

En alas de las águilas. Las 7 águilas más poderosas del mundo.

Tiburones: lo que los documentales no nos cuentan.

La gallina doméstica: características, origen y domesticación