Siete vidas (II). Los gatos salvajes africanos.

Querida hija: 

Cuando se habla de los felinos salvajes que viven en África, inmediatamente pensamos en los “grandes gatos”: el poderoso león, el ágil leopardo y el veloz guepardo. Es más, estos tres grandes felinos acaparan prácticamente todo el espacio disponible sobre la materia en cualquier documental de fauna africana. Pero hay más gatos salvajes en África. Algunos son más conocidos, otros completamente desconocidos. Por eso, al igual que te hablé de los pequeños gatos salvajes de Asia, hoy le toca el turno a los africanos. Conocer es amar y proteger. 

El caracal es uno de los más destacados felinos salvajes de África

Introducción. Los pequeños felinos africanos 

La familia Felidae, que es la que aglutina a los “gatos” se subdivide en dos subfamilias. Por un lado, están los panterinos, que engloba a dos géneros: Panthera y Neofelis. Por otro lado, está la subfamilia de los felinos, que engloba al resto de gatos salvajes. En el caso que nos ocupa, voy a hablarte de seis gatos salvajes, todos ellos pertenecientes a la subfamilia Felinae. Dentro de ella, se distinguen varios linajes genéticos, y los gatos de los que te voy a hablar pertenecen a estos dos: 

Linaje 3 (o linaje del caracal) 
Linaje 8 (o linaje del gato doméstico) 

De estos seis gatos salvajes, tres son exclusivamente africanos mientras que los otros tres se extienden también fuera de África, en Asia Occidental y en Europa. Pero los he considerado “africanos” porque el grueso de su distribución se encuentra en el Continente Negro. Por otro lado, he considerado África en el sentido geográfico, no en el zoogeográfico. Siguiendo éste último criterio, si sólo consideramos la Región Afrotropical, verías que todos sus pequeños gatos son endémicos, y sólo aquellos que viven en la parte Paleártica de África comparten su área de distribución con otras partes del Paleártico. 

Filogenia de la familia Felidae

Estos pequeños y medianos felinos tienen muchas cosas en común. Como buenos félidos suelen tener todos una actividad predominantemente nocturna y viven en solitario excepto en la época de la reproducción. Ecológicamente hablando, todos ellos desempeñan el papel de “consumidores secundarios”, depredando sobre pequeños vertebrados, sobre todo pequeños mamíferos. Vamos a conocerlos. 

Caracal (Caracal caracal

El caracal es uno de los felinos más atléticos y bellos que hay. Fue descrito por primera vez por Johann von Schreber en 1776 y su nombre deriva de las palabras turcas kara kulak, que significa “orejas negras”, aludiendo al color oscuro que presentan sus pabellones auditivos en su parte exterior. Es un felino afro-asiático del que se reconocen actualmente tres subespecies: 

-Caracal meridional (C.c.caracal): África meridional y oriental 
-Caracal septentrional (C.c.nubicus): África septentrional y occidental 
-Caracal asiático (C.c.schnitzi): Arabia, Asia Occidental 

Caracal

Es un robusto felino de tamaño mediano, con una altura de 40-50 cm, longitud de 78 cm y una cola de entre 26 y 34 cm, y un peso de entre 12 y 18 kg. Tiene las orejas grandes y coronadas por sendos pinceles de pelo (como los linces). Su color es arenoso dorado, en capa lisa (esto es, sin manchas ni bandas de color), y el vientre de color claro. Tiene marcas negras faciales desde la frente a la nariz. 

Es activo de noche y con temperaturas de menos de 20ºC. Es solitario y, al ser territorial, marca sus límites con orina y posiblemente también con excrementos. Estos territorios, más grandes en los machos que en las hembras, tienen una extensión de entre 270 y 1.100 km2, y se solapan ampliamente. Se ha determinado que los pinceles de sus orejas, junto con sus marcas faciales, sirven como medio de comunicación visual mediante ciertos movimientos de la cabeza. 

Distribución del caracal

Depreda sobre pequeños mamíferos y aves, y también puede hacerlo sobre crías de antílopes. Reptiles e insectos son infrecuentes en su dieta. Su hábitat incluye sabanas, semidesiertos y áreas de matorral, prefiriendo un bajo nivel de lluvias. Tras dos-tres meses de gestación, la hembra da a luz los cachorros, predominantemente entre Octubre y Febrero. 

Gato dorado africano (Caracal aurata

Es un felino bastante desconocido debido a sus hábitos elusivos y retraídos, en un hábitat de bosque lluvioso tropical en África Central y Occidental. Fue inicialmente descrito bajo los géneros Felis y Profelis, pero tras los análisis genéticos realizados se ha determinado que pertenece al linaje del caracal, y es adscrito a su mismo género. Se han determinado dos subespecies: al Este del Cross River C.a.aurata, y al Oeste de este río C.a.celidogaster

Gato dorado africano (David Mills)

Es un gato que dobla aproximadamente el tamaño de un gato doméstico: una longitud de entre 61 y 101 cm, con una cola de entre 16 y 46 cm, y una altura de entre 38 y 55 cm. Su peso oscila entre los 5,5 y los 16 kg. A diferencia del caracal, no tiene pinceles en sus orejas. Su color es avellanado/marrón rojizo a marrón grisáceo, y se han descrito ejemplares melánicos. Son frecuentes las manchas, que varían de color tostado a negro. De hecho, el gato dorado presenta dos fases de coloración: roja y gris que, en su día, provocó cierta confusión taxonómica pues se creía que ambas fases correspondían a especies distintas. 

Distribución gato dorado africano

Vive en bosques densos y húmedos con abundante sotobosque, y en la cercanía de ríos. Se ha descrito también en bosques nublados y de bambú. Es solitario y crepuscular. Caza en el suelo roedores, pájaros, pequeños monos y antílopes enanos como el duiker. Tras 75 días de gestación, da a luz 1-2 cachorros. 

Serval (Leptailurus serval) 

Este bellísimo felino africano tiene reconocidas tres subespecies: L.s.serval, en África austral, L.s.constantina en África Central y Occidental, y L.s.liposticus en África oriental. 

Serval

Tiene una altura de entre 54 y 62 cm, una longitud de 67 – 100 cm y un peso que oscila entre los 8 y 18 kg. Su aspecto es inconfundible, con un color amarillo pajizo salpicado de manchas negras que, en el cuello y hombros se convierten en bandas. Sus orejas son grandes y juntas, con un reverso negro con unas conspicuas manchas blancas, que recuerdan a ojos traseros. El rostro es corto. 

En el Norte de África sólo se conoce en Marruecos. También se ha adaptado al Sahel pero en general puede vivir en zonas de cubierta vegetal y cerca de agua, también en llanuras de inundación y bosques galería. Es simpátrico con el caracal, pero existe entre ellos una segregación espacial, ya que el serval es menos especializado en su elección de hábitat que el caracal, y también una cierta segregación trófica, ya que el serval, además de comer roedores y pájaros, incluye en su dieta ranas, insectos y reptiles, que son despreciados por su primo mayor, si bien los roedores ocupan entre el 80% y el 97% de su dieta, lo que le hace más especializado que el caracal. Ambas especies, así, reducen su competencia por los recursos y pueden compartir cierto grado de sus territorios. 

Distribución del serval

Es también territorial y de hábitos nocturnos, y puede ser depredado por hienas y por licaones. Para cazar se apoya sobre todo en su desarrolladísimo sentido del oído, esencial para detectar roedores. Tras dos o tres meses de gestación, la hembra da a luz entre uno y cuatro cachorros. 

Gato de las arenas (Felis margarita

Este gato adaptado a ambientes semiáridos y desérticos (arenosos y pedregosos) tiene una distribución de lo más curiosa: tres áreas geográficas afro-asiáticas separadas entre sí, y que han definido dos subespecies: 

Gato de las arenas

F.m.margarita: Dos poblaciones en el Norte de África. La primera, Norte de Argelia, Marruecos y Sahara Occidental, y la segunda, un área situada entre el Sur de Argelia y el Norte de Níger. 

F.m.thinobia: Situado también en dos áreas geográficamente separadas: la Península Arábiga (zonas dispersas) y Asia Central. 

Seguramente este patrón de distribución obedece a la insuficiencia de datos de su presencia en zonas desérticas de muy difícil acceso. Es de suponer que las sucesivas investigaciones ampliarán su rango de distribución. Es un gato de color arena pálido, que puede tener también manchas o bandas, variables para cada individuo. Su rasgo distintivo es una gran cabeza plana y ancha, y con patas cortas. 

Es un gato de pequeño tamaño: altura entre 24 y 36 cm, longitud entre 39 y 52 cm y un peso entre 1,5 y 3,4 kg. En su hábitat desértico es capaz de resistir un rango de temperaturas entre -5ºC y 52ºC. Es solitario excepto en época de cría, y usan marcas de orina y rascaduras para comunicarse en las vastas soledades saharianas. Activo de noche, puede recorrer fácilmente entre 5 y 10 km en una noche. Se ha comprobado que, en su territorio, disponen de varias madrigueras excavadas a metro y medio de profundidad, que pueden ser madrigueras abandonadas de zorros o puercoespines. Come roedores y reptiles del desierto. 

Distribución gato de las arenas

El estro de las hembras dura entre 5 y 6 días, dando a luz entre 2 y 3 cachorros tras 59-66 días de gestación. 

Gato patinegro (Felis nigripes) 

Este gato, el más pequeño de los gatos salvajes africanos y uno de los más pequeños del mundo, es endémico de África Austral, estando presente en Namibia, Botswana y Sudáfrica, con dos subespecies reconocidas: 

Gato patinegro

F.n.nigripes, en Namibia, Botswana y en las provincias sudafricanas de Mpumalanga, Gauteng, Provincia del Noroeste, Cabo Norte. 

F.n.thomasi, únicamente conocida por pieles recolectadas en los años 1930 en Griqualand Oeste (Botswana). 

Mide sólo entre 36 y 43 cm, más 16 – 19 cm de cola y 25 cm de altura, con un peso de 1,9 kg. Su piel varía entre el color canela y el leonado, con puntos y bandas negras gruesas y muy marcadas, incluyendo anillos en cola, pecho y cuello. 

Son nocturnos y se refugian en madrigueras de liebres, puercoespines, oricteropos o incluso en termiteros. Prefiere hábitats abiertos y secos con cierto grado de cobertura vegetal. Si hay agua disponible beben, y si no, son capaces de extraer la humedad necesaria de sus presas. Es un mal escalador, puesto que su cuerpo macizo y cola corta no le faculta especialmente para ello. 

Distribución gato patinegro

Los territorios oscilan entre 10 y 22 km2, solapándose el territorio de un macho con el de una a cuatro hembras. Realiza marcaje por orina, y en una noche puede recorrer unos ocho kilómetros. Se alimenta de pequeñas aves, y también de roedores y lagomorfos. Se dice que es el depredador más letal y voraz, pues puede abatir hasta 14 presas por noche, debido a sus elevados requerimientos energéticos. La hembra entra en estro dos días cada vez, y es receptiva sólo durante unas horas. Dará a luz dos cachorros tras una gestación de 63 – 68 días. 

Gato salvaje africano (Felis sylvestris lybica) 

Desde su descripción en 1780, el gato salvaje africano fue considerado como una especie independiente, Felis lybica. Pero tras los trabajos de Driscoll et. al. (2007) y Macdonald et.al (2010) se ha sugerido que el gato salvaje africano es una de las cinco subespecies del gato montés: 

Gato salvaje africano

F.s.lybica: Toda África excepto el Sahara y las selvas lluviosas del Centro y el Oeste 

F.s.ornata: Gato montés asiático 

F.s.sylvestris: Gato montés europeo 

F.s.cafra: Gato salvaje de África Austral 

F.s.bieti: Gato chino de la estepa 

El gato montés se nos presenta, pues, como una especie a caballo del Paleártico y el Afrotropical. Centrándonos ya en la subespecie africana, su color es arenoso/amarillo grisáceo con rayas negras en lo alto de la cola. Su pelo es más corto que el gato montés europeo y también es más pequeño: 45 – 75 cm de longitud con una cola de entre 20 y 38 cm, y un peso de entre 3 y 6,5 kg. 

Vive en una amplia variedad de hábitats. En su momento se pensaba que el gato salvaje africano también tenía una población en la isla mediterránea de Cerdeña, pero estudios genéticos han determinado que esta población desciende de gatos domésticos ferales provenientes de Oriente Medio en el Primer Milenio de nuestra era. Caza ratas, ratones, pájaros, reptiles e insectos. Las hembras paren entre uno y tres gatitos en la estación lluviosa, usando madrigueras u agujeros en el suelo, tras 56 – 69 días de gestación. 

Distribución gato salvaje africano

El gato salvaje africano es importante por otro motivo: se trata del agriotipo a partir del cual se obtuvo el gato doméstico, hará unos 9.000 / 10.000 años en el Creciente Fértil, coincidiendo con el auge de los cultivos de cereal, para los cuales era útil un depredador que mantuviera a raya a los ratones, que podrían consumir el grano

MÚSICA RECOMENDADA

John Barry: Zulu

Comentarios

  1. Mi madre tuvo un gato que parecia salvaje! por suerte consegui unos buenos racadores para gatos En este sitio

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

En alas de las águilas. Las 7 águilas más poderosas del mundo.

Tiburones: lo que los documentales no nos cuentan.

La gallina doméstica: características, origen y domesticación