La fauna del Yangtsé, crónica de un desastre silencioso

Querida hija:

La fauna de los grandes ríos es, curiosamente, una de las más desconocidas de nuestro planeta como ya te puse de manifiesto al hablarte de las faunas del Volga y del Congo. En China, este desconocimiento ha ayudado a que la desaparición de la fauna Del Río Yangtsé, el más largo de Asia, esté pasando desapercibida en nuestro Occidente siempre confundido por las anteojeras ideológicas. China ha avanzado a pasos agigantados, pero ha cometido los mismos errores que cometió Occidente en su día, y la fauna del Yangtsé lo está pagando muy caro. Voy a hablarte de ella.

Vista del Río Yangtsé

El "río largo" de China.

Precisamente es lo que significa el nombre "Yangtsé": el "río largo". Y lo es: con sus 6.380 km de longitud, es el río más largo de Asia y el tercero del mundo tras el Nilo y el Amazonas y también el tercero por su caudal medio anual (30.000 m3/s). Además, es el río más largo que transcurre íntegramente dentro de un solo país. Su cuenca drena 1/5 del territorio chino, que alberga 430 millones de habitantes. Son cifras que marean, ¿verdad?

El Río Yangtsé nace a 5.170 metros de altitud en la parte oriental de la Meseta del Tibet, en la Región Autónoma de Qinghai. Concretamente en el glaciar del Monte Geladandong, en los Montes Tanggula. Nace aquí el río Tuotuo, que es considerado el tributario más lejano de su cuenca. Después de llevar una dirección Norte-Sur, pasado Likang tuerce hacia el Este penetrando en la primera de sus dos zonas encajonadas, donde transcurre entre elevados acantilados, hasta entrar en la Cuenca de Sichuan. Una vez pasado Chongqing (una de las principales ciudades de su curso, y de China), penetra en una segunda zona encajonada, en la que el río alcanza anchuras de entre 100 y 200 metros, y se suceden 85 rápidos.

Mapa de situación del Yangtsé

A partir de aquí, el curso medio y bajo presenta el verdadero poder del dragón: pasa de 800 m de anchura en Yichang hasta 2.000 y 3.000 metros más abajo. El caudal pasa de 16.000 m3/s en Yichang a 23.500 en Wuhan y 30.000 en Nankín. El coloso fluvial desemboca en el Mar de China Oriental, en Shanghai, donde forma un anchuroso estuario.

Históricamente, el Yangtsé ha sido un río de enormes crecidas. Su régimen es monzónico y eso quiere decir que recibe el mayor aporte de agua de lluvia entre mayo y octubre, y las aguas bajan de nuevo en invierno. Las inundaciones que ha provocado el Yangtsé han sido catastróficas: en agosto de 1931 fueron las más catastróficas, con una horquilla de víctimas entre 145.000 y 4 millones de víctimas, contando las enfermedades producidas a posteriori. En 1935 de nuevo se desborda el río, y en agosto de 1954 vuelve la catástrofe con 30.000 muertos y veinte millones de damnificados. Las últimas grandes inundaciones del Yangtsé fueron en 1998, con más de 4.100 muertos.

La cuenca del Yangtsé se caracteriza por tener, en los cursos medio y bajo, una gran red de lagos y humedales conectados entre sí y con los tributarios del Yangtsé en una verdadera maraña hidrográfica. Con las crecidas, la comunicación entre estos lagos se facilitaba, y es uno de los factores de la distribución de su fauna.

El Yangtsé ha sido para China una barrera geográfica y cultural: suele considerarse que el curso del Yangtsé divide China en dos mitades, la China del Norte reseca y basada en el trigo, y la China del Sur, tropical y basada en el arroz. La avanzada civilización china no fue capaz de construir nunca un puente sobre semejante coloso, y las líneas férreas tenían que detenerse ante el Yangtsé y cruzar mediante transbordadores para continuar al otro lado. Pero en 1949 se proclama la República Popular China y el líder del pueblo chino, el "Gran Timonel" Mao Zedong proclama (al igual que todos los dictadores que en el mundo han sido) que la Nueva China doblegará a la Naturaleza.

Cartel propagandístico de la construcción del Puente de Nankín

Se construye, así, el primer puente sobre el Yangtsé en 1957 en Wuhan, seguido del segundo en 1959 en Chongqing, ambos dos puentes tanto ferroviarios como viarios. Pero Mao no estaba aún satisfecho, ya que ambos puentes fueron posibles gracias a la ayuda de ingenieros soviéticos. Por eso no paró hasta poder construir el primer puente con tecnología íntegramente china, inaugurándose en 1968 el Puente de Nankín, con más de 1.500 metros de longitud en ese punto. Estamos en plena Revolución Cultural y los ideólogos propagandísticos del régimen lo publicitan hasta la náusea.

China se transforma. Desde 1950 los sucesivos programas de industrialización se saldan con millones de personas muertas de hambre, y poco a poco el Yangtsé lo va pagando...en 1978, una vez fallecido Mao, el capitalismo salvaje se adueña de China y el Yangtsé se convierte en la mayor arteria fluvial del mundo: riega una de las mayores zonas industriales, y los barcos de carga remontan el río hasta 1.600 kilómetros río arriba. El mayor desarrollo industrial y demográfico redunda en un crecimiento de la contaminación y los vertidos en el cauce. El río se eutrofiza merced a los fertilizantes y restos orgánicos que van a parar al río. En 2019 está considerado como el 11º río más contaminado del mundo.

Como golpe de gracia, en 2007 se inaugura la mayor central hidroeléctrica del mundo: la Presa de las Tres Gargantas, que divide la cuenca del Yangtsé en dos partes casi iguales, incomunicándolas entre sí.

Como consecuencia, se ha desatado un proceso de pérdida de la biodiversidad y extinción de especies, algunas de ellas absolutamente únicas. Vamos a conocer esta fauna que, tal vez, esté poco tiempo con nosotros en nuestro planeta ante la indiferencia general.

Visión general de la ictiofauna del Yangtsé

Se han contabilizado en el Yangtsé 416 especies de peces, de las cuales 178 son endémicas de su cuenca. El Yangtsé ocupa, por sí solo, tres ecorregiones de agua dulce, correspondientes al curso alto, al medio y al bajo. Los principales órdenes presentes en el río son:

Cipriniformes (280 especies)
Siluriformes (40)
Perciformes (50)
Tetraodontiformes (12)
Osmeiformes (8)

El 80% de las especies autóctonas del Yangtsé se encuentran aguas arriba de la Presa de las Tres Gargantas. En cuanto a las familias representadas, destacamos:

Cyprinidae (51%)
Cobitidae (6,9%)
Bagridae(6,9%)
Homalopteridae (5,5%)
Otras (24,9%)

Dos especies se han extinguido ya: Anabarilius liui y Atrilinea macrolepis, y otras dos están extinguidas en estado natural pero se conservan en cautividad: Anabarilius polylepis y Schizothorax parvus. Por otro lado, y como peces de interés económico, existen en el Yangtsé seis especies de carpas, siluros y también una anguila: Anguilla japonica. Sólo cuatro de sus 178 especies endémicas habitan en todos los tramos de la cuenca: Squalidus niteus, Saurogobio gymnocheilus, Parabotia bimaculata y Pelteobagrus eupogon.

Anabarillius liui, pez ya extinguido

La actividad pesquera fue siempre importante en el Yangtsé. Un verdadero mar interior rodeado por una elevada población siempre vio los peces como un recurso económico. Pero con el aumento incesante de la población, la sobrepesca apareció y, con ella, la biodiversidad ictiológica ha caído bruscamente según el desarrollo industrial aumentaba: 1954 fue el año en el que se alcanzó el pico de capturas pesqueras en el Yangtsé: 450.000 toneladas. Entre 1950 y 1970 la cifra de capturas caería un 50%, y en 2000 se capturaron sólo 130.000 toneladas.

Mercado de pescados de río en Wuhan

En cuanto al sistema lacustre conectado con el Yangtsé, entre 1950 y 1970 se aíslan los lagos con compuertas, impidiendo el libre intercambio de especies entre los diferentes tributarios de la cuenca, como desde hace millones de años, a excepción de los Lagos Dongting y Poyang, que son dos de los principales lagos de esta cuenca. Esta zona lacustre es también de gran importancia para la invernada de especies de aves norteñas, que también se han visto afectadas por la progresiva intervención humana: el 95% de las grullas siberianas (Grus leucogeranus) invernan aquí. En 1960 se contabilizaron en esta zona 36 especies invernantes, por 28 en 1990.

Empiezas a ver por dónde van los tiros. El acelerado desarrollo industrial de China ha afectado ampliamente a la cuenca del Yangtsé, provocando un aumento de la contaminación y la eutrofización, y un aumento del tráfico fluvial que se ha traducido en más colisiones de barcos con animales emblemáticos de este río, así como una sobrepesca brutal. Las consecuencias están siendo catastróficas. Vamos a ver algunas de estas especies amenazadas o, directamente, desaparecidas.

Esturión chino (Acipenser sinensis)

Al igual que el oso panda, el esturión chino tiene la consideración de "tesoro nacional", y está estrictamente protegido. Este gran esturión puede medir entre los 2 y 5 metros y pesar entre 200 y 500 kg. Es un pez que pasa parte de su ciclo en el mar, y remonta el río para desovar. A este respecto, presas como la de las Tres Gargantas han supuesto la interrupción de sus rutas migratorias, ya que la migración del esturión chino es la mayor de los esturiones: 3.200 km. Si en 1970 se estimaba que había unos 2.000, hoy sólo unos centenares. Existe un programa estatal para la repoblación del río.

Esturión chino

Esturión del Yangtsé (Acipenser dabryanus)

Es endémico de este río. Puede alcanzar los 2,5 m de longitud pero normalmente es más pequeño. Actualmente sólo vive en el curso medio del Yangtsé en Sichuan. En 1996 fue ya declarado "En Peligro Crítico", prohibiéndose su pesca en 1980.

Esturión del Yangtsé

Pez espátula chino (Psephurus gladius)

Llamado así por su curiosa "nariz" o morro con forma de espátula. Junto con su pariente el pez espátula americano (Polyodon spatula), forma parte de la familia Polylepidae. Vive en el curso bajo y en el estuario, emigrando río arriba para desovar. Se trata de otro de los gigantes del Yangtsé, con unos 2 metros de longitud pero se acepta una longitud máxima de 3 metros. Su cabeza y cuerpo son grises y el vientre blanco. Víctima de la sobrepesca, en 1983 fue protegido y prohibida su pesca que, no obstante, sigue haciéndose ilegalmente. La Presa de las Tres Gargantas ha fraccionado su población y su declive ha sido máximo: una investigación entre 2006 y 2008 no encontró ni un sólo ejemplar. Sólo hay dos avistamientos recientes confirmados: en 2003 y en 2007, ejemplar este último pescado ilegalmente y que midió nada menos que 3,6 m.

Pez espátula chino

Marsopa sin aletas del Yangtsé (Neophocaena asiaeorientalis asiaeorientalis)

La marsopa sin aletas (Neophocaena phocaenoides) es un curioso cetáceo que vive en la costa asiática del Índico y en el Mar de China Meridional, y era considerada como una especie monolítica. Una población de esta marsopa penetró y se estableció en el Yangtsé y áreas adyacentes a su desembocadura y recientemente se ha reconocido como una especie propia, dividida en dos subespecies: la del Yangtsé/Mar de China Oriental, y la otra subespecie en el Mar Amarillo. Alcanza los 2,27 m de longitud y 72 kg de peso, es de un color gris ligero uniforme, y se caracteriza por su ausencia de aleta dorsal. Está considerada "En Peligro", y las autoridades chinas están llevando a cabo programas de conservación y cría en cautividad. En 2014 se contabilizaron unas 505 marsopas del Yangtsé en su curso principal.

Marsopa sin aletas del Yangtsé

Delfín del Yangtsé (Lipotes vexillifer)

Este animal, conocido en China como baiji, es a la vez un símbolo de la fauna del Yangtsé y también un símbolo del desastre ecológico provocado por el desarrollismo chino. Aunque actualmente está clasificado como "En Peligro Crítico", probablemente en breve será declarado extinguido y seguramente lo está desde hace tiempo.

El baiji, probablemente ya extinguido

Existe un grupo de especies de delfines fluviales: la superfamilia Platanistoidea, que engloba aparte del baiji, el delfín del Ganges, el del Indo, y en Sudamérica el boto y el delfín del Plata. El Baiji era endémico de la cuenca del Yangtsé, y se encontraba tanto en el río como en los principales lagos de la región. Los machos alcanzaban 2,3 m de longitud y entre 135 y 230 kg de peso. Como todos los delfines de río, tenía una cabeza globosa, un morro largo y fino adaptado para capturar peces, y una visión pobre debido a la naturaleza turbia de las aguas. El sentido principal para su orientación era el sonar para la navegación.

Sus antepasados emigraron Río Yangtsé arriba desde el Pacífico hace 20 millones de años. Históricamente estaba presente en los cursos medio y bajo Del Río, así como en los lagos Dongting y Poyang. Se estima que en 1950 había unos 6.000 delfines para bajar a unos cientos en 1970. En 1980 eran 400 y en 1997 saltaron las alarmas con una estimación de sólo 13 ejemplares. El último avistamiento demostrable se verificó en 2004, y una investigación en 2006 no encontró ni un solo ejemplar. La IUCN no lo ha declarado aún oficialmente extinto porque se tienen noticias de avistamientos no confirmados, desde 2007. Será, desgraciadamente, la primera especie de delfín exterminado por los humanos. El baiji fue víctima de la contaminación del Yangtsé, de la disminución de la diversidad de los peces de los que se alimentaba, y por la colisión con los cada vez más numerosos barcos que surcan el río.

Aligator chino (Alligator sinensis)

En el Río Yangtsé se encuentra la otra especie de aligator que hay en el mundo, aparte del norteamericano, y fue descrito para la ciencia occidental en 1879. Se trata de uno de los crocodilianos más pequeños con una longitud de entre 1,5 y 2,4 m y un peso entre 36 y 45 kg. Es de color negro o gris oscuro, con un característico hocico corto y ancho. Entre octubre y abril, cuando llega el invierno, el aligator chino hiberna refugiándose en madrigueras excavadas, y cría con el comienzo del verano con una puesta de entre 20 y 30 huevos. Es un depredador oportunista que consume invertebrados, crustáceos, insectos, caracoles y, cuando tiene ocasión, roedores y aves acuáticas.

Aligátor chino

Al igual que ha sucedido con tantas otras especies de la fauna del Yangtsé, la población y área de distribución del aligator chino no ha hecho más que disminuir, y desde 2015 ocupa sólo un área restringida de seis condados de la provincia de Anhui, en el curso bajo, donde se estima una población de entre 68 y 86 adultos de una población total de entre 136 y 173 individuos. Pero en cautividad hay unos 20.000 en 2016.

Tortuga gigante de caparazón blando (Rafetus swinhoei)

Se trata de la mayor tortuga fluvial del mundo, con unas dimensiones de 100 x 70 cm y un peso de entre 70 y 100 kg. Tiene una nariz como la del cerdo y sus ojos están situados dorsalmente. Vive tanto en el Yangtsé como en el Lago Tai. Esta especie se encuentra también en Vietnam, y en conjunto está clasificada como "En Peligro Crítico". El último ejemplar capturado en estado salvaje data de 1998. Actualmente sólo se conocen cuatro ejemplares: dos en el Zoo de Suzhou y otros dos en Vietnam.

Tortuga gigante del Yangtsé

EPÍLOGO

Indudablemente, China ha recuperado el estatus de gran potencia económica y política que históricamente siempre tuvo. Desgraciadamente, este gran desarrollo ha ido de la mano de los peores errores que el capitalismo occidental cometió en su día: codicia, insostenibilidad, intensividad. Este desarrollo, además, sólo ha beneficiado a una parte de la inmensa población china, mayormente la situada en las ciudades. En la cuenca del Yangtsé se encuentran algunas de las mayores ciudades de China: Shanghai, Nankín, Wuhan o Chongqing que, en conjunto, suponen todo un eje industrial vertebrado precisamente por el Río Yangtsé.

El Yangtsé es uno de los ríos más contaminados del mundo

Se ha convertido, así, en una contaminada y atestada arteria de comunicación. Y las transformaciones operadas en él han exterminado, y seguirán exterminando, especies únicas en el mundo.

Víctimas del Made in China.

MÚSICA RECOMENDADA

Jerry Goldsmith: El Yang-Tsé en llamas.

Comentarios

Entradas populares de este blog

En alas de las águilas. Las 7 águilas más poderosas del mundo.

Tiburones: lo que los documentales no nos cuentan.

La gallina doméstica: características, origen y domesticación