Los armadillos, reliquias acorazadas

Querida hija:

Los armadillos son, junto con los pangolines, los únicos mamíferos acorazados que existen en la actualidad lo que los hace inconfundibles y reconocibles fácilmente. Son exclusivamente sudamericanos (con un par de excepciones) y se han convertido en iconos de la fauna de América del Sur junto con sus parientes los osos hormigueros y los perezosos. Son animales simpáticos, rápidos, adaptables y que presentan relación cultural con los humanos. En la crónica de hoy voy a contarte cosas sobre ellos.

Algunas especies de armadillos - Handbook mammals of the World


Generalidades

Los armadillos tienen un nombre auto-descriptivo de su principal característica: están "armados" mediante una coraza. Esta coraza está formada por placas óseas que están, a su vez, recubiertas por unas "teselas" llamadas osteodermos, que forman entre sí una especie de rompecabezas. Si miras cada osteodermo muy de cerca, verás que presenta un diseño que varía entre las distintas especies, y sirve para identificarlas (entre otros criterios).

Esta coraza se estructura en tres partes: un escudete cefálico que cubre la cabeza a modo de casco, una coraza dorsal que cubre la espalda y los costados del animal y que constituye la parte más grande de toda la estructura, y un estuche caudal que recubre la cola. A su vez, la coraza dorsal está formada por dos escudos fijos, uno escapular (que cubre los hombros y la nuca) y otro pélvico (en la zona de la pelvis), que se articulan entre sí mediante una serie de bandas transversales elásticas que permiten el movimiento del animal, a modo del "fuelle" de un acordeón. Finalmente, la coraza del armadillo está recubierta por una combinación de escamas córneas, pelos y glándulas sudoríparas/sebáceas.

Estructura de la armadura de un armadillo


Se tiene la idea general de que esta coraza que, evidentemente, tiene propósitos defensivos, permite al armadillo enrollarse formando una bola cuando se siente amenazado. En realidad, sólo hay dos especies de armadillo que pueden formar una bola, el mataco bola (Tolypeutes mataco) y el armadillo de tres bandas (T. tricinctus). Los demás armadillos no pueden hacerlo.

En general los armadillos tienen muy poca pilosidad (veremos alguna excepción) y por eso son muy sensibles a temperaturas bajas al no acumular tampoco grasa bajo la piel. Tienen una temperatura interna algo más baja que otros mamíferos y un metabolismo lento.

Mataco bola hecho una ídem


Aparte de la coraza, los otros rasgos distintivos de los armadillos son: una cabeza alargada y aplastada con morro largo, suelen tener la lengua larga, la cola también larga y las patas cortas y dotadas con fuertes garras para excavar madrigueras y túneles en el suelo. Su dentición también es muy característica: no tienen esmalte, tampoco tienen dientes de leche sino una única dentición a lo largo de su vida y no presentan la característica división dentaria de la mayoría de los mamíferos en incisivos, caninos, premolares y molares sino que todos sus dientes son iguales: cilíndricos y coronados por pequeñas puntas.

El tamaño medio de un armadillo es como una liebre, pero existe amplia variación de tamaño entre el más pequeño, que es el pichiciego (Chlamyphorus truncatus), con una longitud de 13-15 cm y el más grande que es el armadillo gigante (Priodontes maximus) que alcanza el metro y medio de longitud y los 50 kg de peso.

Los armadillos son considerados omnívoros pues pueden consumir tanto materia vegetal como animal, pero consumen muy mayoritariamente materia animal, fundamentalmente insectos, seguido de pequeños vertebrados e incluso algunas especies pueden ser carroñeras. Tienen buen olfato y es el sentido en el que se apoyan para localizar la comida, puesto que su vista es pobre.

El pichiciego es el armadillo más pequeño


Son animales solitarios que sólo se emparejan en la época de reproducción, siendo el periodo de gestación entre 60 y 120 días. El armadillo de nueve bandas (Dasypus novemcinctus) presenta implantación diferida del huevo fecundado, y también la mayoría de sus parientes dasipódidos presentan una característica reproductiva que los hace únicos: todos sus cachorros son gemelos idénticos ya que el huevo fecundado no da lugar a un solo embrión, sino a cuatro, ocho o incluso doce divisiones que dan lugar a sendos embriones. Este fenómeno se denomina poliembrionía.

Taxonomía y origen

Los armadillos pertenecen al Superorden Xenarthra, que les agrupa con los osos hormigueros y los perezosos. Como ya te he explicado en alguna otra ocasión, los xenartros son mamíferos endémicos de América del Sur y que forman parte del grupo "fundador" de la fauna originaria sudamericana durante la época en que Sudamérica se convirtió en una Isla-Continente. Los restos más antiguos de armadillos datan de hace 50 millones de años en Patagonia y Brasil, en el periodo Eoceno. Desde entonces, el plan general de organización corporal de los armadillos prácticamente no ha cambiado nada, indicando una forma de vida exitosa desde el punto de vista evolutivo.

Filogenia y cronología de algunos armadillos fósiles

Posteriormente, tras el Gran Intercambio Americano, algunas especies de armadillos saldrían de Sudamérica para extenderse más allá: actualmente sólo dos especies viven fuera de Sudamérica: el armadillo de nueve bandas que llega hasta los EEUU y el armadillo de cola desnuda (Cabassous centralis), que vive en Centroamérica. Por otro lado, el "peludo" (Chaetophractus villosus) ha sido introducido en Tierra del Fuego, y el armadillo de nueve bandas se cree que ha sido introducido también en las islas caribeñas de Margarita, Trinidad y Grenada, aunque no hay pruebas de ello.

Se conocen más de 160 especies fósiles de armadillos lo que nos dice mucho de su éxito evolutivo. Durante toda la Era Cenozoica y el Cuaternario en Sudamérica se experimentaron muchos cambios climáticos, geológicos y ecológicos, y es normal que en cada momento especies mejor adaptadas a los ambientes cambiantes surgieran y sustituyeran a otras que no se adaptaron a los cambios. Los armadillos fósiles más conocidos son los gigantescos gliptodontes, verdaderos carros de combate acorazados dotados de una maza en la cola, que formaron parte de la Megafauna pleistocena que conoció el ser humano. Hoy día se clasifica a los gliptodontes en una subfamilia de la actual familia Chlamiphoridae.

Macroeuphractus fue un enorme armadillo carnívoro y depredador

Pero junto a armadillos de pequeño y mediano tamaño, puedo destacarte otro notable armadillo fósil: Macroeuphractus outesi, el mayor armadillo no gliptodonte que, con sus dos metros y medio y sus cien kilos de peso fue un armadillo carnívoro y depredador, (tenía caninos en su dentición) existiendo además otras tres especies de este notable género fósil.

Dentro del superorden Xenarthra, los armadillos forman el Orden Cingulata, y en dos familias: Dasypodidae y Chlamiphoridae, con un total de 21 especies. Vamos a ver cómo se integran estas dos familias:

Filogenia de los armadillos actuales

Familia Dasypodidae. Esta familia está considerada como la más basal dentro de los armadillos, es decir, que la otra familia sería más reciente. Actualmente consta de siete especies y, aunque la mayoría de los miembros de esta familia están extinguidos (unas 100 especies), constituyen el grupo de armadillos con un mayor número de especies, todas ellas asignadas al género Dasypus. También se trata de la familia más ampliamente distribuida, pues alcanza desde los 40º de latitud Norte hasta los 40º de latitud Sur, es decir, penetra ampliamente en la América templada.

-Armadillo de nariz grande (D. kappleri). Con sus 57 cm de longitud máxima, es el mayor armadillo de su género. Es habitante de bosques húmedos de tierras bajas en la Amazonia y la Orinoquia. Se reconocen dos subespecies.

-Armadillo de siete bandas (D. septemcinctus). Habita en el Cerrado y en bosques secos de Brasil, Bolivia y Paraguay.

-Armadillo de nariz grande del Sur o mulita (D. hybridus). Vive en pastos templados del área de influencia del Plata: Brasil meridional, Paraguay meridional, Uruguay y Argentina nororiental. Evita las áreas cultivadas pero no los ranchos ganaderos.

-Mulita de Yepes o yungueña (D. yepesi). Uno de los armadillos más raros y desconocidos, pues sólo habita entre los 450 y 1.800 m de altitud en las provincias argentinas de Salta y Jujuy, desde el hábitat desértico al bosque subtropical de montaña. Se conocen nueve poblaciones y se cree que podría haber más.

Armadillo sabanero

-Armadillo sabanero (D. sabanicola). Vive en los Llanos inundables de Colombia y Venezuela

-Armadillo de nueve bandas (D. novemcinctus). Es el más exitoso y extendido de los armadillos. Como ya te dije anteriormente, es el único que ha alcanzado los EEUU y allí se encuentra todavía en un proceso de expansión (ha alcanzado el Estado de Nebraska por el Norte). Por el Sur llega hasta el Nordeste de Argentina y Uruguay. Es un animal tremendamente adaptable, pues vive en todos los biomas posibles excepto la Alta Montaña y el Desierto.

-Quirquincho peludo (D. pilosus). Es el otro dasipódido raro. Vive exclusivamente en bosques montañosos tropicales y subtropicales de la cara Este de los Andes peruanos, y para soportar el frío de la altitud tiene su caparazón cubierto por un espeso pelo, caso único entre los armadillos. Si bien su hábitat más común son los Yungas, también ha sido citado en tierras bajas amazónicas.

Familia Chlamiphoridae. Se divide en tres subfamilias:

Subfamilia Euphractinae. Tres géneros y cinco especies:

Armadillo de seis bandas

-Armadillo de seis bandas (Euphractus sexcinctus). Habita ambientes de sabana, cerrado y matorral pero también bosques secos de Brasil al Nordeste de Argentina. Es el tercer mayor armadillo actual por su tamaño. Se le reconocen cinco subespecies.

-Pichi o armadillo enano (Zaedyius pichiy). Con sus 27 cm de longitud, es uno de los armadillos más pequeños. Vive exclusivamente en Patagonia, donde se le reconocen dos subespecies.

-Tatú peludo o "peludo" (Chaetophractus villosus). Inconfundible por la gran cantidad de pelo que sale de todo su caparazón, vive en un amplio rango de ecosistemas desde el Chaco hasta Tierra del Fuego hasta una altitud de 3.000 m. Hasta 1930 sólo llegaba hasta el río Chubut pero las infraestructuras humanas han ayudado a su expansión hacia el Estrecho de Magallanes.

-Armadillo peludo andino (C. nationi). Vive exclusivamente en la parte Norte del Altiplano boliviano y el sur del peruano, llegando hasta el Norte de Chile y Argentina.

Armadillo peludo andino

-Pichi peludo (C. vellerosus). Al igual que los otros dos armadillos del género Chaetophractus, tiene una conspicua pelambrera que crece sobre su caparazón. Se le encuentra desde el Chaco hasta la Pampa.

Subfamilia Chlamiphorinae. Dos géneros y dos especies

-Pichiciego menor (Chlamyphorus truncatus). Es el más pequeño de los armadillos con sus 15 cm. de longitud. Vamos, que cabe en la palma de la mano. No tiene cola y su coraza es de una sola pieza desde la cabeza hasta la inexistente cola, con unas bandas que articulan la nuca con el tronco. Se encuentra exclusivamente en llanuras y pastizales secos de Argentina central, siempre en suelos arenosos.

-Pichiciego mayor (Calyptophractus retusus). Es sólo algo mayor que el pichiciego menor y, al igual que su pariente clamiforino, tiene una coraza con la misma estructura continua que aquel. Vive también en suelos arenosos pero confinado a la región del Chaco Boreal.

Subfamilia Tolypeutinae. Tres géneros y siete especies

Armadillo gigante (Foto: Jeffrey Thomson)

-Armadillo gigante (Priodontes maximus). Es el coloso de los armadillos actuales. Imponente con su metro y medio de longitud máxima y sus dos fortísimas y grandes garras en las manos para destrozar hormigueros y termiteros, vive en Sudamérica al Este de los Andes y al Oeste de la Caatinga, llegando al Sur hasta el Chaco Boreal.

-Armadillo de tres bandas (Tolypeutes tricinctus). Junto con su congénere el armadillo de tres bandas meridional, es el único armadillo que puede hacerse una bola completa al sentirse amenazado. Vive exclusivamente en el rincón nordeste de Brasil.

-Armadillo de tres bandas meridional (T. matacus). Vive en el Chaco seco, desde Brasil hasta Argentina.

-Cabasú grande (Cabassous tatouay). Vive en la mitad sur de Brasil, Este de Paraguay y un poco en Uruguay.

-Cabasú chaqueño (C. chacoensis). Se encuentra en la región chaqueña de Paraguay y Argentina.

Cabasú chaqueño

-Armadillo centroamericano (C. centralis). Es la otra especie de armadillo que ha logrado salir fuera de Sudamérica. Vive desde el Chocó colombiano hasta Chiapas, en México.

-Armadillo de cola desnuda meridional (C. unicinctus). Ampliamente distribuido por toda la región amazónica y orinóquica de Sudamérica.

Ecología de los armadillos

Como habrás podido darte cuenta cuando te he hablado de la distribución de las diferentes especies de armadillo, estos se extienden por todo tipo de hábitats excepto los desiertos. Incluso una misma especie puede vivir en biomas diferentes (que suele ser el caso más extendido). Para comprender esto tienes que entender que no es la cobertura vegetal de cada lugar lo que determina la distribución de las especies de armadillos, sino el tipo de suelo.

Los armadillos necesitan suelo excavable con facilidad, y prefieren suelos húmedos aunque toleran suelos secos si pueden cavarlos sin dificultad. También llama la atención la concentración de especies en la zona del Chaco (Paraguay, 11 especies; Bolivia, 11 especies), que casi se puede considerar como un foco de diversidad de estos animales.

 Armadillo de nueve bandas en un pastizal

Como suele suceder en el Reino Animal, las diversas especies de armadillos logran convivir con otras mediante los mecanismos de segregación espacial y segregación trófica, si bien el conflicto también existe como en el caso del armadillo de siete bandas y alguna otra especie en el Cerrado. Por ejemplo, en la Provincia argentina de Buenos Aires, C. vellerosus se relaciona fuertemente con suelos calcáreo-arenosos, D. hybridus prefiere los pastizales y rechaza las tierras agrícolas, mientras que C. villosus es más generalista.

Por su parte, en los Llanos colombianos inundables de Arauca se estudió esta misma cuestión y se encontró que D. sabanicola se detectaba en sabana abierta y en mata de monte mientras que D. novemcinctus se avistó en bosques de galería (donde no se halló al armadillo sabanero). Se encontró también que el armadillo sabanero excavaba sus galerías en las zonas del terreno que quedaban libres de agua durante la temporada de inundaciones.

Mapa de distribución del armadillo de nueve bandas

En cuanto a los hábitos alimenticios, un ejemplo de lo que comen exactamente lo extraemos de un estudio que se hizo para D. novemcinctus en Veracruz, México. Se encontró que la dieta estaba compuesta por Coleópteros en un 78%, Himenópteros (hormigas) en un 13% y Lepidópteros (mariposas) en un 6%, con materia vegetal en un 2% y otros invertebrados 1%. Los armadillos son fuertemente insectívoros y esto es un gran servicio ecosistémico.

Los armadillos y los humanos

Desde tiempos inmemoriales los humanos han cazado y consumido la carne de armadillo por ser ésta muy apreciada. Los aztecas lo llamaban ayotochtli, que significa "conejo-tortuga" y los mayas huetch. Los pueblos originarios que vivían en Argentina distinguían perfectamente entre las distintas especies, así, el mataco era huonec, el peludo napam, el armadillo gigante pamalo, y la muleta tapinec, Los mapuches llamaban kofür a la mulita, y los tehuelches en su lengua aónikenk denominaban mano al piche y chakel al peludo. Por su parte, los aimaras lo llamaban khirkhinchu, de donde ha derivado "quirquincho", palabra con la que se denomina al armadillo en muchos lugares de América.

Vasija de armadillo. Colima, México, Preclásico Final

El armadillo es un animal bien representado en el arte de los pueblos precolombinos.

El armadillo se sigue consumiendo hoy día sobre todo en las zonas rurales y se le caza para el autoconsumo. No es normal que haya una comercialización de su carne salvo en puntos muy locales. El problema es que el armadillo puede ser reservorio de diversos patógenos como la bacteria de la lepra o el de la enfermedad de Chagas, pero también la salmonela o la leishmania, con lo que no es demasiado aconsejable consumirlo directamente del estado natural. Incluso algunas partes de su cuerpo se usan en medicinas tradicionales.

Precisamente el armadillo es un animal de importancia médica ya que sirve en investigaciones científicas relacionadas con la lepra, puesto que es uno de los pocos mamíferos aparte de los Primates capaces de contraer esta enfermedad.

Guiso de armadillo en Juchitlán, México

Su caparazón se ha usado desde los tiempos precolombinos para fabricar diversos utensilios, y hoy destaca por ejemplo el charango, que es un instrumento de cinco cuerdas de origen andino. La caja de resonancia de este instrumento se fabrica frecuentemente con el caparazón de armadillo.

Pero en muchos lugares el armadillo es considerado una plaga por los daños que causa a los cultivos agrícolas por su costumbre de cavar madrigueras y desenterrar tubérculos. Por otro lado, la posibilidad de consumir carroña de algunas especies ha hecho malinterpretar su comportamiento y considerarlos una amenaza para corderos y terneros. También pueden consumir huevos de aves de corral.

MÚSICA RECOMENDADA: Atahualpa Yupanqui - Grandes éxitos




Comentarios

  1. Gracias por compartir tu artículo. No sabía nada de estos animales. Mi única referencia de los pichiciegos era la novela de Fogwill.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

En alas de las águilas. Las 7 águilas más poderosas del mundo.

Tiburones: lo que los documentales no nos cuentan.

La gallina doméstica: características, origen y domesticación