¿Por qué un manual para naturalistas principiantes?

Querida hija:

Como ya sabes, esta semana he lanzado mi primer eBook: "Manual breve para el naturalista principiante". La acogida ha sido fantástica y ha despertado mucho interés entre mis lectores y seguidores, y confío en que siga así claro está. En esta Crónica de hoy quiero hablarte un poco más del Manual, ¿qué aporta hoy día una publicación como esta? ¿Por qué es necesaria?.


Introducción

Hace ya mucho tiempo, publiqué en Twitter un hilo en el que ofrecía consejos prácticos para organizar una salida al campo en plan naturalista. Me sorprendió la acogida y el éxito que tuvo y, sobre todo, muchas personas me comentaron que eran aficionadas a la observación y disfrute de la Naturaleza pero que no sabían cómo organizarse para salir al campo y que no lo habían hecho nunca. Eso me hizo darme cuenta de que existía un amplio grupo de naturalistas que no practican su afición porque, sencillamente, no saben cómo hacerlo.

¿Sabes qué pasa?, que salir al campo no es como ir a Museo de tu ciudad. La Naturaleza es muy grande, y hay lugares que a uno le gustaría visitar pero son remotos o de difícil acceso, e incluso estando cerca de tu casa a veces uno no sabe cómo empezar ni dónde hay que fijarse porque, a primera vista, en medio del campo no hay mucho que ver. Y estas dificultades echan para atrás a muchas personas, que al final acaban perdiendo el interés ante algo que no pueden hacer.


Por tanto, el proyecto de redactar una sencilla guía para explicar a los naturalistas principiantes cómo hay que organizar una salida al campo y realizar las observaciones más importantes empezó a pergeñarse en mi mente inquieta. Y antes de lanzarme a ello, puse en mi Twitter una encuesta preguntando a mis seguidores qué tipo de experiencia tenían en la Naturaleza.

Los resultados fueron muy reveladores: el 85,6% de los encuestados tenían poca o ninguna experiencia de campo, y deseaban adquirir más.

Y por eso está aquí mi Manual, que confío será de utilidad a todas estas personas. Ahora bien, cabe preguntarnos: ¿Por qué en España hay tal porcentaje elevadísimo de naturalistas que no salen al campo o que salen poco?


Alguna pista ofrezco en mi Manual. Nadie nace sabiendo cómo organizar una salida naturalista al campo, y si nadie te lo explica o no puedes salir con alguien experimentado de quien aprender la verdad es que se hace muy complicado. Y en España, no existe cultura naturalista aficionada al menos si lo comparamos con los países anglosajones, donde la figura del naturalista amateur está muy extendida, y además es una figura muy conocida socialmente y muy influyente, a través de cientos de Sociedades de Historia Natural que existen a nivel local.

En nuestro país, en cambio, por diversas razones, eso no es así. El "campo" está monopolizado escandalosamente por los cazadores, que mantienen el 80% del territorio como coto de caza, algo absurdo en pleno siglo XXI, y también por los académicos y especialistas que salen mucho al campo para realizar sus estudios científicos. Pero lo más triste es que tanto para cazadores como para académicos, el naturalista aficionado es percibido como un estorbo incómodo, y por otro lado la Sociedad en general lo percibe como un "friqui" o como un ecologista radical, cosa que no tiene nada que ver.

¿Empiezas a entender ahora por qué en España hay tan pocos naturalistas aficionados que salgan al campo a realizar cosas tan inocentes como examinar la fauna de una charca de agua u observar pájaros?

La preparación de la ruta es clave

En este Manual, he puesto mucho hincapié en el proceso de preparación de una ruta naturalista. Creo que los aspectos logísticos son tal vez los más difíciles y complejos para una persona que no tiene experiencia, y definitivamente es la principal razón que "echa para atrás" a muchos naturalistas entusiastas pero que no saben o no tienen claro cómo empezar.

Por eso explico qué criterios hay que seguir para elegir una zona que deseamos prospectar y recorrer, cómo leer un mapa y cómo elegirlos para preparar con ellos la ruta que debemos seguir, tanto en papel como con los recursos electrónicos que están hoy día a nuestro alcance.

Porque tienes que tener claro que no podemos dejar al azar algo como una excursión naturalista. Es verdad que podemos simplemente dar un paseo y estar a lo que salga, que también es bonito, ojo. Pero yo creo que para que un naturalista aficionado sin experiencia pueda adquirir esa experiencia que necesita, es fundamental que exprima cada salida al campo al máximo para sacarle todo el jugo. Para ello, hay que elegir un lugar, realizar investigaciones previas sobre él, su fauna y su flora, localizarlo en un mapa y, con él, trazar una ruta a seguir.

Desgraciadamente, la logística del transporte también es un problema pues a veces se tiene la idea de que los lugares naturales son remotos y de difícil acceso. Doy en el Manual algunos consejos para llegar bien al lugar donde queremos prospectar. Pueden parecerte obvios...pero si fueran tan obvios, ¿cómo es que hay tantos naturalistas aficionados que no pueden ni siquiera salir físicamente al campo? Mejor no dar nada por supuesto y dar todas las explicaciones y consejos.

Qué y cómo observar

El naturalista tiene interés por todo lo que le rodea en el medio natural: plantas, animales, paisaje, etc...y por eso dedico los siguientes apartados de mi Manual a explicar cómo hay que observar y en qué debemos fijarnos. Para un naturalista, igual de excitante es observar un caracol en letargo como una planta o un gran ciervo. Todo ello nos habla de la belleza de la Vida, aunque luego cada uno tenga sus gustos y preferencias y cuando adquiere experiencia se pueda especializar, o no, en determinados aspectos o especies.


Me parece fundamental empezar entendiendo el paisaje en el que nos encontramos tanto si es natural como si es antrópico o mixto. Entender cómo se formó, por qué es como es, qué grandes unidades morfológicas o qué biomas alberga. Créeme: esa primera mirada es fundamental para poder luego entender lo que nos vamos a encontrar a una escala más pequeña.

Luego, es fundamental observar, localizar e identificar los indicios de la presencia de aves, de mamíferos o de pequeños invertebrados. Explico dónde tenemos que buscarlos, cómo reconocerlos y qué hacer con ellos. Y para eso explico qué es el Cuaderno de Campo, para qué sirve y por qué es una herramienta fundamental para todo naturalista, sea experto o inexperto.

Las Aves son, seguramente, los Vertebrados más conspicuos y más fáciles de detectar y observar. Por eso el llamado birdwatching ("observación de aves") es, tal vez, la modalidad naturalista más popular en todo el mundo. En el Manual explico qué tienes que tener en cuenta para observar aves, cómo tienes que hacerlo y qué señales deberemos buscar y reconocer.


Los Mamíferos, por el contrario, son esquivos y difíciles de observar aunque, por supuesto, hay excepciones y todo naturalista experimentado tiene un montón de anécdotas de encuentros inesperados que contar. Por eso, en el Manual hago hincapié en los Rastros e Indicios de la presencia de los mamíferos: cuáles son, dónde buscarlos y cómo reconocerlos.

No podemos olvidar a los Invertebrados. Pequeños, humildes pero importantísimos en cualquier ecosistema, son tras las plantas, los organismos más fácilmente detectables por su gran abundancia pero hay que saber dónde buscarlos y cuándo, pues son animales muy estacionales.

Cómo no, las plantas son un Universo inagotable en sí mismas. Un excelente ejercicio para cualquier naturalista es identificar la estructura vegetal de un lugar dado. No sólo inventariar e identificar especies, sino también entenderlas: dónde crecen y por qué, qué frutos y flores presentan, o qué relaciones se pueden observar o deducir con otros organismos. 

Como ves, hija mía, una sola mañana en un bonito lugar del campo nos da para muchísimo, mucho que observar y mucho que entender. Imagínate pasar un día entero o incluso elegir un sitio para alojarnos y explorar una zona durante días, lo que constituye la base del "turismo de naturaleza", que está llamado a convertirse en una pieza fundamental de la economía de tantas regiones.

Cómo debe comportarse un naturalista.

Finalmente, dedico un espacio del Manual a recomendar un código de conducta. Un naturalista que se precie debe extremar el cuidado y el respeto por el lugar que está recorriendo y a las criaturas que viven en él. Por eso no recomiendo llevar especímenes a casa como sí hacen las guías del naturalista más comunes del mercado. Tienes que entender que sólo el personal técnico y científico debidamente autorizado puede llevarse especímenes, porque ellos estudian y determinan cómo y dónde pueden hacerlo sin causar problemas ni desequilibrios ecológicos al hacerlo.


Es el sentido común el que ha de guiar tu comportamiento en el campo, y se resume en una única frase:

No des a nadie motivos para que lamente tu visita.

En conclusión

Puedo decirte sin temor a equivocarme que mi "Manual breve para el naturalista principiante" es una obra única que no existía en lengua castellana. Sí, existen muchas "Guías del Naturalista" y "Guías Prácticas del Naturalista), pero todas ellas están dirigidas a personas que ya tienen una cierta experiencia. Ninguna de ellas explica desde cero cómo hay que preparar una ruta naturalista, y empiezan ya directamente con las observaciones. 

He preferido darle al Manual un enfoque general para darle al naturalista que empieza unas líneas generales para adquirir experiencia. Una vez esta experiencia se haya adquirido, puede pasar si lo desea a las guías ordinarias que hay en el mercado, que en mi opinión, están más enfocadas en profundizar en la experiencia adquirida.

Enhorabuena a los que la han adquirido mi Manual hasta el momento, y confío en que les resultará de utilidad.




Comentarios

  1. Hola

    Unos detalles.

    En vez de poner una imagen con el mail, quizás estaría mejor
    poner el final de texto así bastaría con clickar en él para poder hacer el pedido

    También indicar el precio y poner unas páginas de ejemplo.

    Un saludo

    Santi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. HOla: muchas gracias por tus amables sugerencias. En el texto he puesto dos páginas de ejemplo para que se pueda ver, y al final del texto el anuncio oficial con mi contacto para que las personas interesadas puedan preguntarme en privado. Muy amable de nuevo por tus sugerencias. Un saludo

      Eliminar
    2. Vale, no me había dado cuenta que era un página del libro.

      Pero en lo del mail es para darle inmediatez, lo pulsas y ya se te abre el correo.

      Al ser una imagen ni siquiera puedes copiar y pegar.

      En cuanto al precio, considero que es un detalle saber ya r el precio
      y forma de pago por adelantado.

      Gracias.

      Eliminar
  2. Quería decir ponerlo al final del texto.

    ResponderEliminar
  3. Estupendo, me hace recordar al naturalista Humbold y a Félix Rodríguez de La Fuente.

    ResponderEliminar
  4. Si se pretende dar un enfoque más general para ver los seres vivos que tenemos por nuestros campos y montes, ¿no se citará solo animales y plantas?

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

En alas de las águilas. Las 7 águilas más poderosas del mundo.

Tiburones: lo que los documentales no nos cuentan.

La gallina doméstica: características, origen y domesticación