Pasaje a la India (III). Los leopardos devoradores de hombres.

Querida hija:

En esta serie en la que exploro la peculiar relación histórica y cultural entre la sociedad india y su fauna silvestre, tras los capítulos dedicados al tigre de Bengala y al elefante asiático, dedicaré esta tercera entrega a los leopardos. No existe ningún lugar en el mundo con más ataques de leopardos a humanos que en el subcontinente indio. Pero no sólo leopardos. Te hablaré sobre el leopardo indio, los más notables leopardos devoradores de hombres y trataré de explicarte el por qué sucede esto en India con tanta frecuencia.

El Leopardo de Gunsore, con 20 víctimas, abatido el 27 de abril de 1901 cuando atacaba a su última víctima

Pero, antes de entrar en materia, me gustaría decirte algo que me hace especial ilusión: ¡me han hecho una entrevista!. El Blog "Pasa en Madrid" ha tenido la amabilidad de contactar conmigo para preguntarme sobre mi Blog. La entrevista está en este enlace: https://madrid.thesocialpost.org/entrevista-a-eugenio-fernandez-de-cronicas-de-fauna/, y tienes que saber que este Blog está relacionado con una de las mejores páginas de anuncios que puedes encontrar en Internet: Tablondeanuncios.com

Introducción: el leopardo

El leopardo (Panthera pardus) es popularmente conocido como uno de los "cinco grandes gatos": león, tigre, leopardo, guepardo y jaguar. Es inconfundible con su capa que varía desde el amarillo pajizo al amarillo oscuro, moteado por todo el cuerpo. Podría confundirse con el jaguar, pero éste es más grande, el patrón de manchas es diferente y, sobre todo, el jaguar es exclusivamente americano mientras el leopardo es exclusivamente del Viejo Mundo.

El leopardo es bello, pero letal

Si bien los felinos en general, y los grandes gatos en particular son depredadores casi perfectos, puedo destacar al leopardo como el más perfecto de entre los más perfectos depredadores. ¿Por qué?. En primer lugar, su tamaño medio/pequeño entre los grandes felinos (60 - 70 cm de altura, 90 - 196 cm de longitud, según subespecies, y entre 37 y 90 kg de peso) le confiere una particular agilidad: de entre los grandes gatos es el único que trepa a los árboles con regularidad. Incluso es muy frecuente que el leopardo, tras capturar y matar una presa, lo transporte a un árbol para devorarlo allí lo que indica su gran fuerza, es un animal muy atlético.

En segundo lugar, el leopardo es muy flexible en cuanto a sus requerimientos ecológicos: vive en una gran variedad de hábitats: bosques tropicales húmedos y secos, sabanas, roquedales, áreas desérticas, montañas, y bosques templados. 

En tercer lugar, su flexibilidad trófica, que hace que sus presas objetivo sean tanto animales de tamaño medio/grande como animales de tamaño medio/pequeño. Y, como verás más adelante, el ser humano puede formar parte de su menú en determinadas circunstancias. Se trata de un cazador crepuscular y nocturno, que se guía por su fino oído y su excelente vista.

Distribución de las subespecies de leopardo

Por esta combinación de factores, el leopardo es un depredador peligroso, perfecto y flexible, lo que se traduce en una amplia distribución geográfica. Originariamente se distribuía por toda el África subsahariana, el Magreb, Oriente Medio, Asia meridional, Asia oriental, Insulindia y el Extremo Oriente ruso. Como siempre sucede, la persecución humana y su caza por su apreciada piel ha diezmado sus poblaciones a nivel mundial, y ha sido exterminado del Magreb, de la mayor parte del Oriente Medio, y de amplias áreas de Asia oriental e Insulindia.

Su amplia distribución geográfica ha inducido la aparición de 6 subespecies, de las cuales nos interesa aquí hablar de la subespecie india.

El leopardo indio

La subespecie india, P. pardus fusca se encuentra distribuida en el subcontinente indio, detrás de barreras geográficas bien definidas que han favorecido su aislamiento genético: el Himalaya en el Norte, el Indo en el Oeste, (que lo separa de la subespecie persa) el Océano Índico al Sur y el Delta del Ganges y el curso bajo del Brahmaputra al Este (que lo separa de la subespecie indochina).

Leopardo indio en el Parque Nacional Satpura

Se calcula que hay una población de entre 12.000 y 14.000 leopardos indios, que le vale una clasificación de "Vulnerable" según la IUCN. Dentro de su área, el leopardo ha sido registrado en todo el piedemonte himalayo desde Cachemira hasta Assam pasando por Nepal y Bután, por toda la costa occidental peninsular desde Gujarat hasta los Ghates Occidentales, y una treintena de poblaciones aisladas por la India Central, Oriental y Meridional. Las mayores poblaciones de leopardo indio se encuentran en los Estados de Madhya Pradesh (Centro) y Karnataka (Sur).

En India, el leopardo ocupa todo tipo de hábitats boscosos: bosques tropicales húmedos y secos, bosques templados y bosques de coníferas.

Leopardo indio. Póster de Roger Hall

El leopardo indio se reproduce durante todo el año. Es un animal solitario y fuertemente territorial que sólo se junta con otros leopardos en la reproducción. Tras una gestación de 90 a 105 días, la hembra pare una camada de entre 2 y 4 cachorros, que permanecerán con la madre hasta que cumplan los 18-24 meses de edad.

Tal como te expliqué para el leopardo en general, el leopardo indio es un depredador formidable y peligroso: su gran versatilidad y oportunismo, junto con su físico fuerte, ágil y atlético, lo convierten en mucho más peligroso que el tigre o el lobo. Y por eso, en la superpoblada India, el humano es una opción alimentaria más. Vamos a conocer a los leopardos devoradores de hombres.

Los leopardos devoradores de hombres

Cada año en India se producen varias decenas de ataques de leopardos, con resultado de heridas y, en ocasiones, de muertos. El conflicto humano-leopardo es un tema de actualidad en el subcontiente. Si bien en estos momentos el nivel de ataques no parece demasiado numeroso, a finales del siglo XIX y comienzos del siglo XX hubo un pico importante: nada menos que 11.909 víctimas humanas entre 1875 y 1912 en todo el subcontinente.

Estado actual del leopardo indio

Existen estadísticas por distritos y por Estados, que nos dan idea de la magnitud del problema, que no ha llegado a desaparecer nunca. Así, por ejemplo, hubo 350 muertos en sólo tres años (1959 - 1962) en el Distrito de Bhagalpur, Bihar, o 140 muertos en el distrito de Pauri Garhwal, Uttarakhand, entre 1988 y 2000.

O más recientemente, en noviembre de 2019 se capturó en el Norte de Pakistán un leopardo hembra que había matado a 12 personas en sólo una semana. Pero voy a repasar aquí para ti una pequeña lista con los "devoradores de hombres" más notables de los que se tiene noticia.

Leopardo de Panar

Con unas 400 víctimas en su haber, este leopardo se "clasifica" en el segundo lugar de los más terribles "devoradores de hombres" que en India han sido, tras la tigresa de Champawat, que devoró a 436 personas hasta 1907, cuando fue abatida por el legendario cazador y luego conservacionista Jim Corbett (1875 - 1955), que se hizo famoso por dar caza a muchos de estos depredadores antropófagos.

La región de Panar se ubica en el distrito de Kumaon, del Estado de Uttarakhand, en la parte Norte de India, en zona de influencia himalaya. Esta región es, históricamente, una de las más castigadas por este tipo de depredadores. Allí Corbett abatió a la Tigresa de Champawhat y, mientras la perseguía, oyó hablar del leopardo que estaba asolando Panar.  Este leopardo había conseguido eludir todos los intentos por capturarlo y reconocía todas las trampas que se le ponían.

Leopardo de Panar

Corbett se interesó por el caso y decidió eliminarlo. Tras un primer intento en abril de 1910, en septiembre un segundo intento tras usar dos cabras como cebo y poder dispararle, consiguió matarlo.

En 1944, Corbett escribió su obra más célebre: "Los devoradores de hombres de Kumaon", en la que narra su experiencia matando a los tigres de Champawhat, de Chowghar, de Mohan y de Thak, todos en esa zona, pero curiosamente no incluyó en el libro su experiencia con el Leopardo de Panar.

Leopardo de Rudraprayag

Este leopardo se cobró 125 vidas entre 1918 y 1926 en torno a la ruta de peregrinaje que unía los santuarios hinduistas de Kedarnath y Badrinath, una vez más en el Estado de Uttarakhand.


Debido a la gran habilidad de los leopardos en general para cazar de noche, llegó un momento en que los aterrorizados habitantes de la zona se encerraban en las casas por la noche y no se atrevían a salir para nada. Si bien empezó en 1918 con una sóla víctima, el leopardo fue ganando en seguridad y cada año aumentaba el número de "muescas" en su revólver, llegando a su cénit entre 1921 y 1924, con 23, 24, 26 y 20 víctimas respectivamente cada uno de dichos años.

Jim Corbett posando con el Leopardo de Rudraprayag

Como suele suceder en estos casos, ni trampas y persecuciones surtían efecto. Se enviaron renombrados cazadores para intentar matarlos, e incluso el Ejército británico envió a la flor y nata de sus tropas de élite, los temidos Gurjas nepalíes para rastrearlo, sin éxito.

Finalmente en otoño de 1925 se recurre al ya legendario y experto Jim Corbett quien somete al leopardo a una intensa y paciente persecución. El 14 de abril de 1926 el leopardo se cobra su última víctima y el 2 de mayo Corbett consigue abatirlo, acrecentando su leyenda. Si bien el leopardo de Rudraprayag no se cobró tantas víctimas como el de Panar, sí se convirtió en el más famoso de los leopardos devoradores de hombres porque su presencia en los medios de comunicación fue más intensa que aquél.

Hito conmemorativo de la caza del Leopardo de Rudraprayag

Leopardo de Gummalapur

Este leopardo se cobró 42 víctimas en la zona de Gummalapur, Estado de Karnataka, al Sur de la Península. Era tan atrevido que, cuando la gente se encerraba en sus casas para no exponerse a los ataques, intentaba por todos los medios colarse dentro de las casas a través de los tejados. De esta manera logró matar en una ocasión a los cuatro ocupantes de una casa. Se ganó el apodo de "Diablo moteado".

Tras ser avisado por el Juez del Distrito, el cazador Kenneth Anderson (1910 - 1974), el más prolífico "cazador de antropófagos" en India tras Corbett, se hizo cargo del caso y después de tres intentos de cazarlo, consiguió abatirlo junto a la cercana villa de Devarabetta, donde consiguió abatirlo.

Jim Corbett narró sus experiencias en el libro "Los devoradores de hombres de Kumaon"

Curiosamente, Anderson narra estos acontecimientos en su obra de 1954 "Nine maneaters and one Rogue", sin especificar ninguna fecha relacionada con estos supuestos ataques. Como no he podido encontrar ninguna referencia a fechas ni a registros, debo mantener en cuarentena este supuesto devorador de hombres.

Ha habido, por supuesto, muchos más casos. Como el Leopardo de Kahani, responsable de la muerte de unas cien personas entre 1857 y 1860, según recogieron posteriores investigadores británicos, en el Distrito de Seoni (Madhya Pradesh), cuya captura se vio dificultada por el estallido de la Rebelión de los Cipayos que terminó oficialmente con el Imperio Mogol e inauguró el periodo del Raj británico, o el Leopardo del Mulher Valley, que entre 1901 y 1902 mató a unas 30 personas en Maharashtra, y que fue finalmente abatido por L. S. Osmaston, empleado del Servicio Forestal Imperial.

Indudablemente, siendo cierto todo lo que te he contado, toda esta "épica" de la persecución del Gran-Cazador-Blanco-que-vence-al-Demonio-Indígena fue explotada propagandísticamente en las obras en las que estos cazadores contaban sus "aventuras". Cuando te hablé de la Guerra contra los Rinocerontes, te hablé de la figura mítica del Cazador Blanco: epítome del Hombre Blanco que domina y protege al indígena atrasado y que, mediante la caza de los principales animales de esa Naturaleza indómita, simboliza el Dominio Imperial sobre los atrasados nativos que son incapaces de resolver sus propios problemas con la fauna local. Toda esta épica imperial ha sido abundantemente estudiada.

Bien, basta ya de batallitas de cazadores que veo que te estás durmiendo de aburrimiento. Para terminar esta crónica, vamos a tratar de discutir las razones de esta escabechina de indios.

¿Por qué la antropofagia de los leopardos indios?

Como ya te dije antes, India es el país del mundo con mayor incidencia de depredadores que le cogen afición a devorar humanos. No sólo se trata de los leopardos o de los tigres (más los primeros que los segundos, en general), sino que hubo más casos...si sólo atendemos a la carrera de Kenneth Anderson, nos encontramos que este cazador abatió al Oso de Mysore y al Elefante de Panapatti, recuerda cuando te hablé del elefante indio y te expliqué el conflicto entre humanos y elefantes, aunque éstos no devoren a los humanos (excepto un sólo caso), y también se han reportado casos de lobos y hienas que han devorado humanos, si bien en muchísima menor medida que tigres y leopardos.

Existen dos causas principales. Una, más general que afecta a toda la fauna india y otra más particular que afecta a los leopardos.

Afueras de Bombay. La urbanización invade la Naturaleza e incrementa los conflictos con la fauna

La causa general está en la expansión urbana, agrícola y de infraestructuras de un país superpoblado en el que aún subsiste una naturaleza salvaje del mismo tipo que la naturaleza africana. El pico de ataques de leopardos que sufrió India entre 1875 y 1912 se asocia a un primer impulso urbanizador de la India bajo la autoridad británica, que se encontraba en pleno proceso "modernizador" de su colonia modelo: ciudades, explotaciones agrarias, ferrocarriles, pusieron en contacto con esa naturaleza a millones de personas, incrementándose los conflictos entre ambos mundos.

No olvides que India sigue siendo un país rural, y un país rural superpoblado. Según el Censo de 2011, el 31% de la población india era urbana, o sea que estamos hablando de que el 69% de los 1.300 millones de indios está en contacto directo con esa naturaleza salvaje a la que le va comiendo el terreno año a año. Miles de aldeas están dispersas por todo el territorio indio, dejando poblaciones de leopardos completamente aisladas entre ciudades, pueblos, cultivos e infraestructuras. Por otro lado, las presas naturales de los leopardos están desapareciendo en favor del ganado humano, cada vez más numeroso.

Leopardo acosado por una multitud
No podemos pasar por alto otro hecho que acerca mucho a los leopardos a los asentamientos humanos indios: los perros. Tanto si son perros domésticos como asilvestrados (una plaga en el país), el perro es una parte fundamental de la dieta del leopardo en India.

Por ejemplo, se han comparado dos áreas en India donde ha habido habitualmente ataques de leopardo sobre humanos. Por un lado, el tristemente famoso distrito de Pauri Garhwal, en Uttarakhand (donde por ejemplo estuvo el leopardo de Rudraprayag), y el distrito de North Bengal, en el extremo norte del Estado de Bengala Occidental. En el primer caso, los ataques son más continuos y frecuentes porque se trata de un distrito donde los asentamientos humanos están inextricablemente mezclados con áreas naturales. Por eso, la percepción social del leopardo por parte de la población es muy negativa.

Por su lado, North Bengal es un área remota del Himalaya Oriental, fundamentalmente utilizada para plantaciones de té, y los ataques de leopardo en esa zona han afectado mayoritariamente a trabajadores de las plantaciones de té, mientras que el grueso de la población de la zona es ajena al conflicto, al estar más alejada de la zona de contacto y por eso la percepción del leopardo es más positiva.

El leopardo depredaba sobre los primeros homínidos. Science Photo Library

Centrándonos ya en las causas de la antropofagia en leopardos indios, en primer lugar has de tener en cuenta que, de los cinco grandes gatos, el leopardo es el que más depreda sobre Primates. Posiblemente el leopardo es nuestro depredador más antiguo: en 1970 se descubrió en el yacimiento paleontológico de Swartkrans un cráneo de Paranthropus robustus que mostraba perforaciones que casaban perfectamente con las medidas de los caninos de un leopardo. Ya en tiempos actuales, se ha documentado predación de leopardo sobre gorila de tierras bajas occidental en la República Centroafricana y, en algunas zonas de India los monos constituyen el 80% de la dieta del leopardo. También son bien conocidos y épicos los enfrentamientos en África entre leopardos y babuinos.

De modo que, en un leopardo, la "idea" de predar sobre humanos no es del todo descabellada. Pero esto no es suficiente. Tiene que haber "algo" que empuje a un leopardo a cazar un humano en algún momento.

Seguramente la clave nos la dio Jim Corbett. Aparte de un cazador experimentado era un gran conocedor de la fauna de India, lo que mas tarde le llevó a iniciar una carrera como conservacionista. A diferencia, por cierto, de esos sujetos que, en España, se autodenominan "cazadores", y que entienden de fauna tanto como un adoquín. Pero ya ajustaré cuentas con esos individuos. Corbett tenía muy claro cuál era el papel de los grandes carnívoros en el ecosistema:

"La función de un tigre en el esquema universal es contribuir a mantener el equilibrio en la naturaleza, y sólo en raras ocasiones mata al hombre. Sólo cuando es impulsado por la necesidad o cuando su alimento natural ha sido cruelmente exterminado por el hombre. Contra lo que se exagera, el tigre da muerte sólo al dos por ciento del ganado cuya matanza se le atribuye. No es justo entonces que toda una especie sea calificada de ‘cruel’ y ‘sedienta de sangre'.

Un leopardo, según Corbett, llega a la antropofagia por caminos distintos a un tigre. El tigre puede convertirse en antropófago cuando es viejo y/o tiene problemas de salud que le impiden capturar a sus presas habituales, al igual que sucede con los leones antropófagos. En este contexto, el humano es una presa "fácil" de capturar y matar, y muy abundante. Sin embargo, según el gran cazador, el leopardo puede aficionarse a la carne humana al carroñear (cosa que el tigre no hace) en momentos de escasez sobre cadáveres humanos abandonados. Algo que, a pesar de la costumbre hinduista de quemar los cadáveres, era frecuente durante las epidemias que asolaban la India británica.

El leopardo es un consumado cazador de Primates desde los primeros tiempos

Cuando Corbett examinó el cadáver del leopardo de Rudraprayag y estimó su edad, dedujo que cuando empezó a consumir carne humana era un leopardo joven y vigoroso, y nunca dejó de serlo. Asoció la afición de este leopardo por la carne humana con los cadáveres que, en 1918, dejó en India la llamada "gripe española". Y no tardó en asociar también la siniestra carrera del Leopardo de Panar con una reciente epidemia de cólera en la región, que dejó la zona sembrada de cadáveres humanos.

Por su parte, L. S. Osmaston asoció al Leopardo de Mulher Valley con la reciente hambruna que asoló India entre 1899 y 1901. No puede ser casualidad que en estos tres casos surgieran grandes leopardos antropófagos de las ruinas de desastres demográficos humanos contemporáneos en tiempo y espacio.

Si asociamos todo lo anterior, vemos que, en efecto, India es el caldo de cultivo perfecto para este tipo de incidentes. Hoy día existen formas de evitar este conflicto y las autoridades indias insisten en la necesidad de implementar barreras protectoras para el ganado y para las personas. Por otro lado, también las autoridades estatales disponen de protocolos de actuación ante leopardos peligrosos, que incluyen su captura y traslocación a otros lugares donde no puedan causar daños. El leopardo goza en India de protección estricta, y sólo se permite abatir a un leopardo ante daños continuados sobre seres humanos. Pero, claro, la caza furtiva existe y seguirá existiendo.

MÚSICA RECOMENDADA: John Williams - Indiana Jones y el Templo Maldito


Comentarios

  1. As claimed by Stanford Medical, It's really the ONLY reason this country's women live 10 years more and weigh 42 lbs lighter than we do.

    (Just so you know, it really has NOTHING to do with genetics or some secret diet and really, EVERYTHING to related to "how" they eat.)

    P.S, I said "HOW", and not "what"...

    TAP on this link to find out if this little quiz can help you decipher your true weight loss possibilities

    ResponderEliminar
  2. Sería estupendo un post extendido sobre el jaguar, su habitat, sus costumbres según su localización, los ejemplares en USA, su depredación sobre ganado y/o humanos......... etc

    ResponderEliminar
  3. sabes si existen leyendas o mitos asociados en la india sobre el leopardo, por ejemplo que distorsionen su fisionomía dotándole de poderes o facultades especiales?

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

En alas de las águilas. Las 7 águilas más poderosas del mundo.

Tiburones: lo que los documentales no nos cuentan.

La gallina doméstica: características, origen y domesticación